lunes, 3 de abril de 2017

RUBÉN IWAKI ORDÓÑEZ: ALUCINANTE NARRACIÓN MITOLÓGICA - POR LUIS ALBITRES MENDO

 
 
RUBÉN IWAKI ORDÓÑEZ

ALUCINANTE NARRACIÓN MITOLÓGICA

Ideas y extractos captados en forma libre sobre una ficción basada en los mitos incaicos

Por Luis Albitres Mendo


EL MENSAJE DE LOS APUS 
 
(Una perspectiva andina de los orígenes y destinos de la humanidad).

“Entrelaza la historia, la novela y el mito. (…) Nos serán develados sacratísimos rituales iniciáticos, usos de elíxeres que nos restituyen facultades ignotas, posibilidades físicas que la mente no alcanza a comprender, y sobre todo, enseñanzas místicas, caminos espirituales en el largo recorrido del mundo interior. (…) Y en este mundo mitológico no podía dejar de estar Cusco: El Ombligo del Mundo, el Nuevo Centro Cósmico. Ni podía no estar la genealogía de los Incas…(…) Y es en el Cusco, la inmortal ciudad, donde fulgura la llama “Maxn” frente al portentoso disco áureo, elementos de poder originarios del sumergido continente “Mu”. “Los Apus”; seres humanos con excepcional nivel de sabiduría que conservan incólume su raza desde los tiempos más remotos…(…) El encuentro con los hermanos mayores, seres de extraordinaria longevidad, descendientes directos de los más ancestrales moradores de este continente hoy llamado América. (…) Es desde ese momento que estaremos comprometidos como el autor en proclamar el verbo que nos dará la luz, nos brindará la paz y nos dejará el reino del Amor”  Carlos Candia Muriel.


ENTRE LA HISTORIA, LA NOVELA Y EL MITO


Desde el inicio, en el primer capítulo El Príncipe del Sol, Rubén Iwaki Ordóñez , el autor, sugiere claramente que Manco Cápac y Mama Ollo provenían de Japón (el imperio del “Sol Naciente”), a juzgar por las explicaciones del visitante que apareció en el Lago Sagrado, en el Altiplano.

La procedencia de términos como Aramu, Lemuria, Maxn, Wanajccwaren, Ccosco, Sacsayhuma, Umay y otros, esparcidos a lo largo de la obra, tienen un sustento real de la nomenclatura geográfica local o pertenecen al imaginario creado por el autor.

En cuanto leemos “edificaciones líticas, de forma cilíndrica de doce metros de altura, como gigantescos vasos formados con enormes bloques de granito primorosamente tallados”, inmediatamente nos damos cuenta que se está refiriendo a las famosas chulpas cuyos restos aún se pueden ver a lo largo de las orillas del legendario lago Titikaka, en el departamento de Puno , tanto en Perú como en Bolivia, hermano país con quien compartimos el famoso lago.

El fulgor y la penetración de la mirada de los ancianos, influye mucho en la connotación narrativa específica del libro (Barbado anciano, cabellos blancos, cónclave de ancianos). De hecho tiene connotaciones en la propia vida del autor, acaso disfrutó de la presencia y cariño de abuelos o tíos, la notable influencia de maestros sabios o la sagaz compañía de personas adultas que lucían una perspicacia e inteligencia extraordinarias.

Aunque no es difícil tampoco imaginar el derrotero que le dio la importancia que concedían los incas a las personas mayores y cómo, en contraste con lo que sucede hoy en día,  aprovechaban al máximo la sabiduría y experiencia acumuladas con los años, el prestigio de los Amautas en pleno.


LA LUZ INFINITA A LA CUAL ASPIRAMOS


Brilla radiante y magnética , la magnífica Simbología de la Luz, la que mora en nosotros en diferente y variada oscilación y la Infinita, a la cual aspiramos en toda nuestra existencia.
Los rituales de iniciación, pueden tener sus raíces o inspiración  en las liturgias cristianas o en las experiencias sufíes, rosacruces o masónicas. No estamos lejos tampoco del influjo del ceremonial incaico tan andino y telúrico.

Retornamos a las aulas de nuestra niñez con la leyenda de Manco Ccápaj  (Honestidad, Trabajo y Verdad). La leyenda de los hermanos Ayar, el autor lo convierte en la Leyenda de los Hermanos Araj. Nos enteramos, de acuerdo a los textos del libro, que Lloque Yupanqui murió llevándose empuñado el símbolo de poder que legara Manco Ccäpaj.

Todo un mágico repaso por la historia de los Inkas: Ccosco y los 4 Suyos del Tawantinsuyu: Chinchaysuyu (Oeste), Cuntisuyu (Norte) con los quitus, Ccollasuyu (Sur) con los ccollas y Antisuyu (Este) con los yungas.

Inspirado en la isla Umay de Sillustani (cerca a Puno), inventa Lemuria y Mu. Nos ilustra que el Ccorik’anchaj, el Ccorisara y el cacto, les permitía “una altísima frecuencia en la vibración de su ser integral”.  Aparecen términos y nombres que nos son familiares por los estudios: YáwarWáccaj, el inca que lloró sangre; Wiraccocha, Pachacútij, Coya, Ajllahuasi, Willajhuma, Wajaypata, el maskaypacha, etc.

Apu-ecawaj ñawi ( El ojo que mira al Apu ), Intij Raymi, Aija, Aijanajcu ( Donde se bebe aija ).
Nótese una fascinante sensibilidad frente a la naturaleza, cultivada desde su niñez en la selva de Cusco, al lograr un fabuloso trozo literario en que narra la aparición del sol. Salta a la vista su experiencia personal. Necesariamente ha tenido que presenciar este espectáculo que caló tan hondo en su espíritu. Fascina su intrínseco amor al runa simi, el quechua entrañable.


ESPECTÁCULO SIDERAL MAGNÁNIMO


El final del capítulo El Último Emperador: Maxn de la luz blanca y el áureo disco del sol están bajo la custodia de los Apus en los interiores de la montaña-templo-morada y allí esperan los últimos tiempos del mundo.


Segundo Libro: LA MORADA DE LOS APUS


El misterioso estilo que empleó en los primeros capítulos, al referirse a los miembros más conspícuos, vuelve a imprimir su huella en este segundo libro y ya en primera persona, como relator.   La narración de una experiencia con ayawasca en Shepagua los años ochenta, a orillas del río Urubamba, podría ser verdad o ficción literaria, marca con fuego muchas de las experiencias alucinarias que va describiendo con sensaciones diversas y reveladoras.

Veamos: ”Cuando volví la cabeza para mirar a Crisólogo me encontré con dos ojos, de los que rebalsaba  serenamente un diáfano resplandor que entró en mí, produciéndome un estremecimiento en todo el cuerpo, que hizo entrar un flujo eléctrico por mis médulas”.

La narración, en la deslumbrante travesía, va reiterando  nombres de lugares que van visitando como Calca, Paucartambo, Quillabamba, Pongo de Mainique del río Urubamba , Ccaccamarca, Ccorik’anchay, K’osñipata, Yanatile, Piturisay, Tunupa, Umay (Sillustani).
Y términos como ayahuasca, lacco, pijcho, jallpa y q’intu.

Crisólogo, el providencial acompañante del narrador,  en realidad era Ccorik’anchaj: Resplandor de Oro, dentro de la sociedad o institución de los Apus. Tenía un cargo importante. No obstante, este personaje singularísimo, no solamente es producto de su invención. Parece que tuviera un par en la realidad. O por lo menos se asemeja en gran medida, con gran verosimilitud a alguien muy cercano al autor.

Llega a afirmar incluso, refiriéndose a nuestro planeta, “Si allá la vida fuera de paz, amor y sabiduría”, se quedaría a vivir el resto de su vida. Todo un esquema, todo un programa de vida evolucionada. Como esto aún no existe, vino solo a cumplir una misión.

    
FUERZA, LUZ Y ARMONÍA: TRES ESENCIAS UNIVERSALES


Tres esencias en el Universo: Fuego, Luz y Armonía (Amor), tales asertos son señalados por Crisólogo, quien los justifica aduciendo que son para equilibrar el proceso de la evolución de la vida“señalándonos modelos de vida en común unión”.

Los siguientes son puntos o lugares que van avizorando o arribando en esta alucinante travesía: “APU-KA-TIK (El Padre de los Apus). Junto al balcón de Tres Cruces en Paucartambo,

 Apuccañajway: “APU-CCAWAJ-ÑAWI” (El Ojo que mira al Apu),  Quebrada de Machacancha en Calca. Algunos nombres en runa simi de plantas, alimentos y otros: willoj (leche de la montaña, arbusto), p’ycho (jallpa), Sach’acuca (coca silvestre), Ayahuasca (soga de la muerte), Ñampaj (Para el camino), Wijusun (Comamos),  Ujiasunchis (Bebamos), chicway (pájaro cantor), jacho (algo chacchado), Hayk’awatayoj Kanqui (¿Cuántos años tienes?), Tawachunca iscaniyoj (42), Waynallan (joven aún).

Su condición de cusqueño, hace que el autor mencione con exactitud, nombres, gentilicios y algunas frases en quechua o runa simi que cree aportunas e indispensables.

Los ojos y el intercambio de miradas son de importancia crucial para el autor: “Cruzamos miradas y en ellas un saludo de alma entre alma, a través de los ojos brillantes que me miraban dulces, confundiéndose con los míos en un éxtasis de paz y armonía”. Este texto en particular delata la profunda importancia que le concede a los ojos y el poder penetrante de una mirada, como si en ella se concentrara el gran poder de la mente humana, “para mirarme con la sublime dulzura con que acostumbraba hacerlo”.

Su travesía hacia la Morada de los Apus tiene mucho de vasos comunicantes con lo que aconteció a Yawar Huacca cuando retornó de Sillustani trasladando el Disco de Oro y el Maxn.
Rubén Iwaki Ordóñez se luce, en cuanto a magnificencia literaria, cuando describe ya sean ocasos y amaneceres del sol o noches plateadas por una luna rielando en alguna laguna encantada.

La descripción de celajes, alboradas, atardeceres y auroras reticentes cobran en su pluma un especial acento. Cuán vigorosos y ascendentes son los sentimientos que le embargan ante la salida y ocultamiento del sol, la luna y las estrellas. Parece que estuviera en trance hacia el éxtasis no solo estético, también espiritual.

Cabe señalar que llegando a la morada de los Apus, uno se encuentra con un maravilloso entorno. Flora y fauna paradisíacos de un mundo primigenio e intocado donde reina el respeto mutuo y una armonía integral. El autor describe un gigantesco jardín de ensueños, donde crecen y perfuman el ambiente amapolas, tulipanes, orquídeas y flores silvestres.

Árboles de diferentes tamaños y distintos verdes comparten la vida y alojan aves multicolores como azulejos, petirrojos, colibríes, torcazas y alondras, gallitos de las rocas, etc.

Los habitantes de estos preciosos lugares, dedicados al cultivo de los valores más excelsos del espíritu tienen una alimentación eminentemente vegetariana.


OLEAJES DE SENTIMIENTOS: UN BAÑO DE PAZ Y ARMONÍA, UNA SOLA VIBRACIÓN


Señales vívidas de la existencia de la telepatía:  “…y acercándose sin hablar me transmitió su saludo de amor en su semblante, sobre todo en el cristalino brillo de sus ojos. (…)En mi frente, como en la de cualquier humano, existe una ventana hacia otra dimensión de vida. (…) también a través de su procesador, su mente, lo recibe y lo entiende. No se tiene que leer nada, porque no está escrito con letras ni símbolos, solamente está condensado en un oleaje de sentimiento, y su presencia es un baño de paz y armonía.”

“Una cálida fuerza extraña nos envolvió tras la mirada al saludarnos sin pronunciar palabra”
“Al centro de dos expertos en los misteriosos campos de la perfección humana, mi ser formaba parte del bloque de tres personas en una sola vibración”.


LA ESPIRITUALIDAD, GENERADORA DE ASCENCIÓN EVOLUTIVA


Presencia inequívoca de la fuerza de la espiritualidad como generadora de ascensión evolutiva. Ascetismo y misticismo, influjos ascendentes,  motores potentísimos para logros portentosos y sobrecogedores en el campo de esta vida.

“Sentí la conocida fluidez con que se manifiestan las energías ultrasensoriales; logrando ver que todos y cada uno de los personajes allí presentes, se inundaban de una luz que les cubría por entero sus cuerpos, haciendo que se les pudiera ver claramente. Progresivamente esta luminiscencia fue encendiéndose en todos al contorno de cada quien, para luego iluminarse con mayor fulgor en aquel a quien no lo podía antes percibir por la penumbra”

“De pronto Crisólogo tomó la palabra usando el lenguaje del quechua, en cuya alocución informaba en detalles el discurrir de mi vida en esta última encarnación”

“Al momento, como si hubieran encendido luminarias, todos en el interior del recinto iluminábamos; sintiendo yo entonces ser invadido por un baño fresco de tranquilidad en su máxima expresión, paz”
“…entonces del conjunto de esas tres personas empezó a emanar una luz de color verde esmeralda. Una luminiscencia que parecía ser fosforescente, brillante. Recordé que era la luz de la humildad. Se me apoderó una sensación de regocijo, diría de gozo. Esta luz luego se diluyó dando paso a otra, esta vez violeta. En esos momentos sentí en mi ombligo un calor focalizado. Sabía que algo grandioso estaba ocurriendo, entonces me ofrecí íntegro a la circunstancia”

“Del centro de éstas vi nacer un finísimo rayo de luz plateada que fue proyectándose hacia mi, hasta posarse en el centro de mi triángulo frontal. En ese instante desapareció todo lo que me rodeaba, todo mi ser se encontraba viajando por dentro de un túnel iluminado de colores. Luces de diferentes y variados matices flameaban como tules al viento en torno de mi. Eran las luces que emanaban de los cuerpos de todos los asistentes en el recinto aquel”


VIAJE SIDERAL Y LA EVOLUCIÓN EN MARCHA


“Una vez también desaparecida el alma, evaporada, desintegrada, finalmente va quedando únicamente un punto de luz. El espíritu solo. Un brillante punto de luz. La chispa de la vida que somos todos los que  existimos en el universo. La chispa del hombre. La pequeña pero grandiosa parte del hombre universal”

“(…) Esta corrección tiene lugar en la siguiente y próxima encarnación. …el cuerpo que reúne las condiciones más convenientes para tan divino propósito, y que permitan buscar la compensación que equilibre el movimiento que genera la evolución”

“La expansión ostentaba una luz morado-lila, que de momentos se tornasolaba a un matiz morado-violeta. Unos cambios de tonalidad dentro de un solo color, el morado. Las tonalidades cada vez más nítidas, que iban irradiando progresiva y lentamente desde el centro para sus cantos, llegó a invadir por completo a la esfera azul y roja, donde mantenía mi atención, la tierra.”


BELLÍSIMA PLEGARIA A LA PACHAMAMA


Frente al desaliento y depresión que le causa la desidia, indiferencia y desdén de los seres humanos empujados por la codicia, que aún no toman consciencia de la trascendencia, responsabilidad y comprensión que significa cuidar a nuestro planeta.

El calentamiento global continúa, sigue la contaminación industrial y ¿quién detiene la ambición desmedida, la mezquindad y el egoísmo del hombre?

Frente a todo esto surge esta bellísima plegaria:

“Allí donde la quietud del infinito comienza a manifestarse. A poca distancia de nosotros un inmenso globo azul purpura, jaspeado de blanco, verde y marrón; brillando como una gema sobre el manto infinito del firmamento, ¡Oh grandiosa Madre Tierra! Pachamama, casa mía. Oh anciana moribunda en tu esplendor, fue mi pensamiento cargado de fervor”. 
 



 
Fuente:
 
Blogspot ENTRAÑABLE PERÚ, del escritor Luis Albitres Mendo
 
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián