viernes, 20 de octubre de 2017

ESTAMPA DEL MES DE OCTUBRE: LAS PIEDRAS ENCANTADAS POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

 

Construcción y forja de la utopía andina
 
2017 AÑO
DE LA IDENTIDAD Y DEL PATRIMONIO
INALIENABLE DE NUESTROS PUEBLOS
 
OCTUBRE, MES DE LA SALUD,
LA ALIMENTACIÓN, LA GESTA
DE ANGAMOS; VIDA Y EJEMPLO
DE MARIO FLORÍAN Y LUIS
DE LA PUENTE UCEDA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL


 
*****
HOY 20 DE OCTUBRE DE 1578
SE FUNDA LA VILLA DE CERRO DE PASCO


SALUDO Y PROCLAMA
DESDE CERRO DE PASCO
Es sumamente honroso para mí estar presente en las Bodas de Oro de la “Institución Educativa Integrada 34037, César Vallejo” de Cerro de Pasco, por lo que agradezco a los organizadores en la persona de su director, el profesor Fernando Luquillas Rodríguez, por su gentil invitación ya que permite que a través de mi persona se haga presente Capulí, Vallejo y su Tierra.
¿Qué es Capulí? Es una movilización y un voluntariado que ha levantado la antorcha de la valorización de César Vallejo en el Perú y el mundo, no olvidando que fue aquí, en Cerro de Pasco, donde él publicó su primer poema, en el boletín El Minero Ilustrado, en noviembre del año 1911, cuando él apenas tenía 19 años, como un signo indeleble de su identidad andina, mineral, transparente, como de intensidad y de altura; poema que dice así.
SONETO
El día toca a su fin. De la cumbre
de un enorme risco baja el rebaño
pastor garrido, que con pesadumbre
toca en su quena un yaraví de antaño.
El sol que lento cae, con su lumbre
da un tinte de misterio y de tristeza
a un campo de solemne soledumbre.
La aura pasa suave. La noche empieza.
La choza pastoral está a la orilla
de un río de corriente silenciosa;
hila en la puerta una india candorosa.
Después los labradores de una cuadrilla
rendidos se recogen a la choza.
Da las seis un reloj de la capilla...
Por eso, niños, desde este lugar de altura, donde la tierra limita ya solo con las estrellas y las constelaciones del firmamento, propongámonos entonces ser los voluntarios del alba que reclamaba Vallejo, dejando atrás derrotas, pesares y desgracias. Y seamos forjadores de la utopía andina que él avizoró en Enereida y Telúrica y magnética.
Porque cumplir 50 años de vida continua e ininterrumpida es un capital inmenso que hay que saberlo apreciar y proyectar, dándole su justo valor y convirtiéndolo en medalla de triunfo, en laurel de victoria para avanzar por el mundo con mayor firmeza e integridad, para no fallarle a la vida, ni a nosotros mismos, ni a los demás.
¡Niños y jóvenes de Cerro de Pasco! Seamos esforzados, valientes y heroicos como lo fue Vallejo. Seamos fraternos, solidarios y virtuosos. Que a partir de nosotros no se siga hablando ya de corrupción, ni de asaltos ni de crímenes. Seamos sensatos con nosotros mismos, con nuestros seres queridos y el Perú milenario. Y forjemos la patria que nos merecemos, en coherencia con el sueño de nuestros maestros, nuestros próceres y nuestros héroes.
* Palabras de saludo previas a la conferencia “Valoración de César Vallejo”, desarrollada en el auditorio de la “Institución Educativa Integrada 34037, César Vallejo” de Cerro de Pasco, el día 20 de julio del año 2015.
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN


*****
 
20 DE OCTUBRE

 
ESTAMPA
DEL MES
DE OCTUBRE

FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
LAS
PIEDRAS
ENCANTADAS

 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. El campanario
y las calles
 
– Y tú, ¿qué harías si esta noche al regresar la piedra encantada que tienes ahora abrazada se presenta convertida en gallina de oro y la coges?
– Compraría la hacienda de Llaray con sus ríos, sus bosques y sus puentes.
– Yo construiría una casa con muchos corredores, patios y huertos.
– Yo traería a las mejores bandas de músicos para la Fiesta del Patrón Santiago.
– Yo reventaría todos los cohetes y encendería todos los castillos.
– Yo iluminaría las noches con globos que estarían en el cielo como mecheros.
– Yo empedraría de azulejos el campanario y las calles.
– Yo haría aterrizar un avión en las pampas de Chaichugo.
– Yo tendría un barco en Salaverry
– Yo tendría una agencia de camiones que viajen hasta Trujillo.
 
2. Ya
es tarde
 
– ¿Como don Mardonio?
– Claro, como él, que es rico desde que cogió la cría de un venado de oro en sus chacras de Pichunchuco. Por eso tiene tanta plata. Pero hasta ahora solo ha gastado una parte del cuerno de su venadito para comprar todo lo que tiene.
– Y tú, ¿qué harías? –Me preguntan.
– Yo lo que quisiera ver es a la gallina y a sus pollitos. –Digo.
– Si la miras sin intentar cogerla te morirás de encanto. Si intentas atraparla, una de dos: será para que mueras o para ser un hombre rico.
– ¡Pollitos, pollitos! ¡Salgan por aquí!, Coco rococó, coco rococó. –Digo, cacareando como gallina
– ¡No los llames así! –Grita Rosita tapándome la boca! –¡Le voy a decir a mi mamá que te portas mal!
– Ya es tarde.
– Mejor vayámonos –indica casi enojada Amelia.
 
3. De ladera
a ladera
 
– A ver, ¡quién llega primero a Urupamba!
Ganamos el lomo del cerro y a toda carrera después bajamos, cayéndonos y levantándonos por el camino hasta entrar por la cerca donde hay un saúco.
Chapoteamos el agua que se desborda de la poza a la vera del huerto de manzanos y limoneros; atrapamos al vuelo mariposas que revolotean entre las madreselvas que invaden el sendero. Y nos arrojamos sobre los perros que han salido a nuestro encuentro y que baten la cola de contentos.
– ¡Al bosque! ¡Vamos al bosque!
Pedro, el al partidario, aparece con su lampa detrás de la casa.
Leoncio desde lejos le grita:
– Mi mamá Carmen dice que... –atropelladamente le da los encargos, mientras nosotros ya estamos llegando al puente de la acequia–. ...llenes las alforjas con verduras! –Le grita ya desde la otra banda tratando de alcanzarnos.
Como no puede cogernos de ladera a ladera nos reta:
 
4. Ya
en la loma
 
– ¡Quién llega primero a la toma de agua! –Y se lanza en esa dirección.
– ¡Va hacia la toma de agua! ¡Corramos por la quebrada! Tenemos que alcanzarlo.
Desde lejos vemos que desaparece por un sembrío de alfalfa.
Amelia y Rosita trepan veloces por un declive, con las mejillas encendidas.
– Cortemos camino por las chacras de don Pancho –aconseja, excitada, Amelia.
Casi de noche estamos cargando las alforjas llenas de cebollas, lechuga, toronjil, hierbabuena y haciendo el camino de regreso a Santiago.
Es noche oscura y caminamos lentamente. Yo cogido de la mano de Rosita, diciéndole:
– ¡Si lloras, nunca más te traigo!
Ya en la loma, desde donde se divisan las luces de Santiago, nos animamos.
 
5. Tanteando
la tierra
 
Tenemos que correr.
– ¡Quién gana hasta las piedras encantadas!
Y sin soltarnos de la mano nos lanzamos cuesta abajo, hasta llegar cansados.
– ¡Dónde están! ¿Dónde están?
Nos preguntamos entre risas. Ríe Amelia abriendo los brazos y tanteando las piedras en la noche.
– No hay. No están
– ¡Qué raro, no están las piedras por ningún lado!
– ¡Por aquí tienen que estar! –Rastreamos con Leoncio.
Yo trato de ubicarme en relación a la subida y a la bajada de la loma. Y escudriño.  Pero, no están.
– ¡No las encuentro! –Grito–. ¡Qué raro! ¡No hay nada!
– ¡Tampoco están las piedras chiquitas! –se queja Rosita
 
6. Mejor
corramos
 
– ¡Sigamos buscando!
Pero al rato sentimos a nuestro alrededor un silencio extraño. Y empezamos a tener miedo.
– Mejor vayámonos.
– Sí, vayámonos.
En eso escuchamos el cacareo nítido de una gallina. Y el piar cristalino en las tinieblas de unos pollitos.
– ¿Oyeron? –Dice Amelia, bajito.
– ¡Si! –digo, volteando la mirada y explorando por el cerro.
– ¡No mires! –Me gritan fuera de sí.
– ¡Encójanse y hundan la cabeza sin levantar los ojos!
– ¡Están subiendo por la cuesta de atrás! ¡Tápense los oídos y caminen ligero!
– Mejor corramos.
 
7. Luz
de candiles
 
– No. ¡Cuidado con caerse!
– ¡Cuidado con los perros!
Cubiertos por el rebozo de Amelia que nos hemos echado encima como si fuera un toldo, caminamos lentamente con un frío helado en los huesos, escuchando nítidamente el cacareo diáfano de la gallina y el piar níveo de los pollitos
– No lloren –trato de consolarlas, a Amelia y a Rosita que, con un llanto delgado como la noche sin luceros ni luciérnagas, van abrazadas a nosotros por el camino pedregoso.
Y así avanzamos, escondidas las miradas debajo del pañolón de mi prima, hasta las primeras casas donde hay luz de candiles y sale el humo de leña de una cocina.
Y en donde los perros apagan el ruido del cacareo de la gallina y el piar de los pollitos encantados, que no quisimos ver ni arriesgarnos a coger y por lo cual ninguno de nosotros somos ricos, aunque estemos vivos, todavía.
 
 
*****
PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
PRESENTACIÓN DEL LIBRO
“EL NIÑO Y SUS DERECHOS”
DE DANILO SÁNCHEZ LIHÓN


PANEL DE PRESENTADORES
PROFESORES:
MIGUEL INGA
ANA MARÍA VILCHEZ
ESTHER VELARDE
 
MARTES 24 DE OCTUBRE
6:30 PM.
AUDITORIO
FACULTAD DE EDUCACIÓN
UNIVERSIDAD NACIONAL
MAYOR DE SAN MARCOS
CIUDAD UNIVERSITARIA
 
*****
 
X ENCUENTRO POR EL COMPROMISO
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
EN EL DÍA DE LA FUNDACIÓN
POLÍTICA DE LA PROVINCIA
DE SANTIAGO DE CHUCO
PRESENTACIÓN
DEL LIBRO:
“LUCERO DEL ALBA,
MEMORIA Y ESPERANZA
DE SANTIAGO DE CHUCO
DE
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
PANEL
DE PRESENTACIÓN:
CARLOS CABALLERO *
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
VIERNES 3 DE NOVIEMBRE,
5 PM. EN SANTIAGO DE CHUCO,
TIERRA DE CÉSAR VALLEJO
SEDE DE CAPULÍ,
VALLEJO Y SU TIERRA
EN SANTIAGO DE CHUCO
(* Por confirmar)
*****
 
CONVOCATORIA


XIX ENCUENTRO INTERNACIONAL ITINERANTE
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2018
LIMA:
VIERNES 25
TRUJILLO:
SÁBADO 26
GUADALUPE
DOMINGO 27
CHEPÉN
DOMINGO 27
CAJAMARCA
LUNES 28
CAJABAMBA
MARTES 29
HUAMACHUCO
MIÉRCOLES 30
QUIRUVILCA
JUEVES 31
SANTIAGO DE CHUCO
JUEVES 31
VIERNES 1 (JUNIO)
CALIPUY
SÁBADO 2
SANTIAGO DE CHUCO
SÁBADO 2 (JUNIO)
DOMINGO 3 (JUNIO)
EL XIX CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
ABARCA DEL 26 DE MAYO AL 3 DE JUNIO
DEL AÑO 2018
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
  *****
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.



 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián