miércoles, 1 de marzo de 2017

AMÉRICA LATINA: CON ALTÍSIMA POESÍA EN RISTRE - POR LUIS ALBITRES MENDO

 
 
AMÉRICA LATINA:

CON ALTÍSIMA POESÍA EN RISTRE


(Registro de una predilección por algunos poemas)

Por Luis Albitres Mendo



CIELO DERRAMADO SOBRE ESTANCADO AZUL

Imaginativo y sensible vuelo descriptivo, soberbia pictografía poética, de brillante especulación estética: LAGO SAGRADO de MARCELO ARDUZ ( BOLIVIA ): “desde la rumorosa orilla del Compi/ solo a la brisa se le ocurre lanzarse a navegar sobre tu abismo de agua// al borde de tu rumorosa ribera/ se detienen/ los árboles en fila porque/ no saben nadar/ encendidos los motores del alba/ distiendes lentamente los cielos/ para sostener el vuelo de las aves// de ti sale el sol/ montado a caballo/ levantando/ polvareda de leves nubecillas/ rosas// a lo lejos los caseríos navegan/ a la deriva y arrastrando olas/ se acercan o alejan según sopla el viento de la tarde// una solitaria barca/ levanta vuelo/ internándose en cielos/ que desconoce/ y cual sombras arrastra/ el oleaje de los cielos// al sol le cuesta/ desprenderse de ti/ pero abierta la herida/ el crepúsculo cae/ (…) cielo derramado/ sobre estancado azul/ cielo caído también tú/ por querer ser más azul/ caes gota a gota/ caes y sigues cayendo…(para ascender en lluvias algún día de nuevo/ al detenido azul)”.

EL ARTE DE ANDAR Y EQUIVALENCIAS de MIRIAM CALORETTI ( PERÚ ): “Cuando alguien ama/ inventa, recrea su infinitud/ sosiega los instantes/ de sus arrebatos// cuando se develan las intenciones/ la plática sobra/ los húmeros se abren/ a los besos castos// cuando el deseo ansioso/ con su vara tímida explora el sacrosanto/ fugan los rayos de la luna ignota/ mágicos destellos se descorchan// cuando se fermenta la matriz/ al sumo exacto, se desentraña el cenáculo/ bulle el mar a lo ancho/ substrae su madroño y epicarpios// cuando se espurrean los dones/ grafenos cristalinos se atizan// Insignes en la contienda/ gozan en el ocaso”

Poesía erótica de una extraña sutileza, que evade la morbidez de las metáforas explícitas y florece en calidades de altísima raigambre lingüística y poética.

UN ABRAZO, ES SABERNOS VIVOS UN INSTANTE

ES LO QUE ES…de JUAN CARRIZO ( ARGENTINA ): “Un abrazo es la extensión/ de un sentimiento mutuo/ es dividir entre dos/ el peso del camino/ y un hasta pronto…// Es sentirnos,/ es mirarnos con el pecho/ y con los brazos/ y es un brindis/ y un castigo/ y el perfume de un abismo/ y un anillo…// Un abrazo es un pacto/ entre clavículas,/ un horizonte,/ es la palabra sin sonido/ pero con eco interminable.// Un abrazo es la brisa/ que no sabe de distancias,/ es el miedo protegido/ un ahora con sabor a mañana,/ un cardo azul marino.// Es latirnos,/ es sabernos vivos un instante/ y es el tacto/ y la huella/ y el fastidio/ y es un muro/ y un pez amarillo…// Un abrazo/ es y tiene nombre/ pero si es bajo la lluvia,/ entonces se llama:/ Tunombrejuntoalmío.”

Original punto de vista frente a un elemento humano de crucial importancia emotiva.

INMORTAL  RECUERDO: AQUEL FURTIVO Y PRIMIGENIO VIAJE

ALADO SUEÑO de GRACIELA CERVANTES ( MÉXICO ): “Te escribo: para escampar el cielo/ y la mirada lluviosa del enlutado invierno./ Escribana de ti, de tu inmortal recuerdo/ tiembla mi mano de placer imaginando/ diestras caricias latiendo en mi lenguaje./ Mi palabra jamás superará al silencio/ pero consta a bandadas que: te amo…/ Que mis signos de luz, oscuros pájaros/ lleguen a tiempo a posarse en tu regazo./ Qué designios revelarán que no conozcas/ de aquel furtivo y primigenio viaje/ alado sueño, de rosa y vientos/ que anidaron tus puntos cardinales?/ De buena tinta tal vez te contarán:/ que cuando escribo tu nombre/ estrellas nacen…/ y en el añil del cielo brillan astros/ augurando equinoccios en los parques/ de este mundo anegado en que me guardo/ un gigantesco sol para tu templo./ Fugaz estrella es pronunciar/ tu nombre/ en la creciente indiferencia de tu pecho/ ¿Por qué será que a ríos de distancia/ cada gota de lluvia, evoca al mar?/ Y a la intemperie de tu alma/ de sal y azúcar son mis ansias/ que advierten la humedad y la nostalgia/ nubes que exhala mi ardiente corazón.// A contraviento, te escribo: Amor/ y contra todo presagio/ en una rosa de cuatro puntos lanzo/ oscuros pájaros, a constelar el cielo.”

Finísima poeta, la autora de estos refinados versos, alada alondra, que hace del amor y el amado, el signo vital de su existencia con vibraciones cósmicas que abarcan la totalidad de nuestro entorno.

TRÁEME TU AGUERRIDA ESPERANZA: TE ESTÁN ESPERANDO PARA AMAR TU  RISA

AGÜITA de SONIA CONDORI GUTIERREZ ( PERÚ ). Con la sencillez de una preceptora de niños, pues se inspira en ellos y en sus sueños, los esplendores poéticos alcanzan la maestría y la intensidad de un César Vallejo: “Agüita charquito ingenuo de calladas canciones/ acompáñame unos días, unas horas,/ para  mirar en ti, la vida/ la vida que sueña, la vida que llora/ la vida que vende desayunos náufragos/ que alimentan mis pies cada mañana.// Agüita, te están esperando arriba, en el cerro, en la última casita/ en una taza de ternura calentita con sabor a manzana/ te están esperando para amar tu risa invadiendo los días,/ humedeciendo el pan solitario,/ Agüita, delinea de sombra la luz clara de tus pasos/ para que descanses sobre la arena/ caminando espíritu de colores/ Agüita cúrame las penas; que nadie sabe, cuando te rezo a oscuras/ Agüita, vamos, aspira…gira…canta…camina…sigue…/ que el sol tiene pasos de niños felices/ sentaditos en la puerta de mi casa/ apoyados en la pared sin pulidos, ni mármoles./ ¡Agüita, este día no te vayas y tráeme tu aguerrida esperanza!”

Sostenidos por la alegría de su canto, sus tres poemas exorcizan a las penas y combaten las penurias pues “siempre esperan y aman/ Les doy mi abrazo y recibo su sonrisa”. El efectivo trazo lírico de una maestra que ama lo que hace.

UNIVERSOS PARALELOS de ALBERTO DESTÉPHES ( HONDURAS ): “Yo era un número finito,/ al interior de una noche, cuando te conocí.// Desembocaba en tantas orillas,/ recorriendo épocas y tiempos inmemorables,/ mucho antes que la nebulosa fuera.// Reinventaba al dios Apolo/ quien no perdía de vista/ los anaranjados limbos del otoño.// Existía dentro de esta esfera hacía miles de soles,/ al otro lado de la formación del agua;/ alrededor  del libro de la existencia y las curvas del tropiezo.// Subsistía en el lineal tiempo de la desesperación,/ en la distorsión de la angustia por tu cuerpo.// Tú estabas en el universo paralelo de mis pretensiones,/ donde respirabas mi angustia, / mi luz, mis partículas, mis moléculas…/ lejana, a la otra orilla de mi caos;/ a la orilla de mi inconvexidad delirante.// Yo sofocaba las ambiciones recorriendo galaxias para conseguir los espacios de tus piélagos// Descubrí las fuentes que germinaban de tus costillas/ el secreto del tiempo; el padecimiento amarillo,/ el árbol de la vida…el vino que consume/ eternamente la desolación.”

Poesía caudalosa, perfilada de audiciones profundas, enfundada en un sutil erotismo descubriendo universos en detalles inéditos de una originalidad prodigiosa.

Su poema “Hijo de una Diosa y un Mortal”, sintetizado en el cuarteto siguiente: “Balanceándote en la cuerda floja del instante,/ caminas el sentido contrario de los besos,/ desapareces en los espirales de los deseos;/ fugitivo, tu cuerpo surca los muros de las neuronas”, marca un lenguaje lírico de alta potencialidad poética, dilatando el placer de leer poesía auténtica.

RECOGIENDO PAÑUELOS de ANDRÉS DÍAZ NÚÑEZ ( PERÚ ), resuelve su estilo acudiendo a los cantares otoñales de una poesía nostálgica (Crepúsculo, Divina luz, Soneto de la ausencia). He aquí unos versos de su pluma: “Aquí estoy recogiendo pañuelos/ de los débiles cordeles del tiempo,/ los recojo entre penas y desvelos/ mientras algunos vuelan con el viento.// Son los pañuelos que alegres bordamos/ con los hilos de nuestras ilusiones/ aquellos días que despiertos soñamos/ entre sonrisas, besos y canciones"

LA CALAVERA/ A las mujeres asesinadas por sus amantes, de BÁRBARA DURÁN CRUZ ( MÉXICO ), es un descarnado alegato y un sesudo batallar contra los feminicidios criminales que se ven, desgraciadamente a diario, publicados en los medios de comunicación. Versos que no necesitan presentación: “¿Dónde están las Catrinas?/ mujeres cenizas/ mujeres malva_hadas/ mal amadas/ las malqueridas…// (…) Con las palmas astilladas por sus propias uñas/ con las escrituras permanentes de la impotencia/ Con las cuencas astilladas por sus propias lágrimas/ Sin acuse de recibo por los años compartidos.”

CADENA DE LUJURIA DIARIA de WILLIAM GONZALES PÉREZ ( PERÚ ), la palabra que bulle impenitente a borbotones, sones que avasallan con mensajes al cerebro y a la emoción. Poesía en prosa, versos continuados: “un puñal que te condena una miseria que no perdona una lujuria que te atrapa un puente del que cruzas y el arma en las esquinas con una voz reconocida van las letras dibujando la sentencia de tu vista unos párpados volubles al antojo de tu boca y esa mano que acaricia el pecado de la furia todo escrito para ti para tu afán de discutir la misma interrogante de la estrella por ver tanta pena sumergida en la misma causa del inicio de este viernes por la noche se va consumiendo la vela se van arrojando los focos y el cigarrillo que no es mío y se pisa con las ganas de cenar junto a esta margarita que irradia sus brazos como deseando consumirnos con su encanto”

CARGA DE OBSTINADA LANZA de ELENA HERRERA NISHIOKA ( PERÚ ), es un muestrario palpitante de excelente poesía erótica. Vuela su imaginación eludiendo situaciones explícitas. Evanescente y trémula no teme convertirnos en confidentes de su incendiaria elucubración: “Tomas por asalto/ el control final de mis dominios/ embestida esgrimiendo decisiva/ carga de obstinada lanza/ que acomete penetrando mis fronteras/ arrasando con el último vestigio/ el volcán ancestral de mi existencia// En silueta de subyugante fragua/ eres cómplice incendiario, ávido rapaz/ agotando mis venas.// Con precisión certera me aprisionas/ y a fuego devorante me extravías/ absorbiendo mi sombra de movediza arena/ y arremetes con ritmo electrizante/  rompiendo el límite total/ de mi defensa.// Tu lanza de vidrio esmerilado/ ostenta el mapa astral de mis estrellas”

EL POETA, HECHO UN ROMPECABEZAS de CÉSAR GONZALO MEJÍA LOZANO ( PERÚ ): “El poeta, hecho un rompecabezas,/ incompleto y suicida/ busca reunir sus huesos/ en torno a la oscilante luz de una antorcha// Busca sus manos/ Y encuentra bandadas de palomas grises.// Busca sus pies/ Y encuentra caminos viejos y olvidados.// Busca sus ojos/ y encuentra horizontes prohibidos./ Busca su tórax/ Y encuentra un muro golpeado.// Busca su corazón/ Y solo encuentra a un niño sin madre,/ en cuyas manos anida la luz de todas las antorchas.”

Buceador de la travesía definitiva, original modo de expresar las interrogantes expresadas por todo mortal pero que el poeta hace suyas, trascendiendo con ellas, la incertidumbre y precariedad de su acento.

LA TRAMA INTANGIBLE DE LA PALABRA NUEVA

COMO VIENTO DESATADO EN MEDIO DEL ESPACIO , soliloquio del asombro frente al cosmos; EN EL MUNDO LÍQUIDO DE LA PALABRA, hidropoesía esencial en un personalísimo juego e intercambio que finaliza en un electrizante trueque con el rayo y el trueno, del mar a la pradera celeste y todo lo que significan los vasos comunicantes e intercambios con la naturaleza.

DESCRUZANDO EL SILENCIO EN UNOS VERSOS, de GRACIELA PAOLI ( ARGENTINA ),tres poemas escritos con una maestría poco común, realmente admirable: “y he callado de sincero asombro/ de mudez de pájaro encantado/ por la silente reverberación germinativa/ que encierra tu boca clausurada de poemas./ “De este lado del vientos”/ tu pluma quieta dejó auroras inconclusas/ a las que llego por la hondura inmanente de los versos/ buscando la luz sin retorno que en tu viaje te llevaste./ Mi avidez de verbo deambuló por los zaguanes de tu casa/ descifrando en la esencia de tu voz dormida/ la trama intangible de la palabra nueva”. Diálogo de recóndita admiración a Dora, poeta ausente, y de un palpitar lírico fuera de serie, propiciado ante su evocación y recuerdo. Tres poemas de Graciela Paoli, de relevante jerarquía estética que la sindican poseedora de un prodigioso talento poético.

CENTAURO de DENISSE QUISPE OCAMPO ( PERÚ ): “Indomable centauro,/ raudo, curtido por el tiempo, las penas,/ los deseos sin saciar/ tu rudeza me hiere y encandila,/ tu seductora fiereza exacerba mis entrañas/ tu esencia indómita se transmuta con la noche,/ tu fragancia desnuda me sumerge en salvajes delicias, te despojas de tus cortezas,/ sienas y sombrías penetrando los secretos de mi bosque.// Devoras mi fruto, caldoso, carnoso,/ bebes de mi arroyo voluptuoso,/ dejas huella, haciéndote paso a mi espesura lúbrica,/ hacia el claro donde me encuentras.// Bestia exquisita, alazán de crines fuertes,/ de pecho amplio, de abisal mirada,/ de alma ancestral, arcana como la mía.// Renunciaré a mi piel de loba,/ a mi destructora sed vampira,/ a mi caprichoso deseo felino de atraparte,/ llévame por la senda extasiada de placer,/ cabalgándote, como aquella noche,/ en la que fui tu amazona.”

Frenético discurrir de una poesía erótica infatigable y abierta, con el poder y la fuerza que conceden el esplendor de la juventud y la asombrosa capacidad alucinante del afán de descubrir, de la aventura y la curiosidad, expuestos también en los poemas Anárquica y I want you, en forma intensa y fogosa, con el fragor de una altísima calidad literaria.

TITICACA de LUZ ELENA SEPÚLVEDA JIMÉNEZ ( COLOMBIA ), poema que corona los tres seleccionados , todos envueltos en joyeles poéticos, donde la sensualidad de la palabra enamora los sentidos. Homenaje a Rubén Darío, surrealista y onírico, posee un encanto especial.
             
LÍNEAS, entre dunas y atardeceres zigzagueante inspiración enfocada en  las líneas de la mítica Nazca peruana. Luz Elena, viajera impenitente, poderosa con la palabra, se apropia de paisajes y espacios iluminando pampas y cordilleras andinas, haciendo refulgir la Historia.

En TITICACA reverbera su incontrastable estro poético intenso y pleno: “Ojos de tigre en cuerpo cerrado/ esquiva/ cobijo de aves/ cortejo/ de albores en concierto del totoral/ sobre pantanos de savia/ Las flores se aíslan/ vibrando a refugios pajizos/ mercados/ en el refriegue de peces salatarines/ Totora/ trepa en el limbo de enigmas chamánicos// Quechuas, Aimaras, Uros/ en sopa de anfibios/ batiéndose/ en chispas sosegadas// meciéndose/ Isla de sol a brincos/ en el ardor de arterias atinadas// Puno/ por un lado y Copacabana por el otro// Perú y Bolivia/ se cortejan al reflejo del sol.
                                                                                                                               
Todo un himno a la fraternidad latinoamericana.

BRONCA RESONANCIA, FUERZA Y ENERGÍA ENRAIZADAS EN LA ARAUCANIA

CEREMONIAL DE LA LLUVIA de OLGA TORO MUÑOZ, nos deja con el deseo de leer más, como si el poema abarcase una perspectiva muy amplia trocándose en un reportaje nutrido de anatemas y potentes reclamos.

VIAJE AL PAÍS DEL AGUA, en cambio, insinúa noches y recuerdos gratificantes, nutridos de eróticas reminiscencias e imágenes lúbricas que retrotraen experiencias amatorias impactantes: “Danza demencial de la lluvia/ sobre el piano de la noche./ Una ofrenda lúdica/ gotea quimeras en la memoria./ En mi boca florece una sonrisa,/ no es lícito que te recuerde:/ me vigilan las ventanas./ Diluída y constante,/ esclava anónima del deseo,/ bautizas la infinitud/ de este minuto que se revela./ Mi estirpe de fuego/ exilia los miedos,/ cicatriza las manos/ en el misterio del agua./ Lujuria adentro te trae,/ se electrifica la tormenta;/ apocalíptica, humedeces mis pecados/ en el orgasmo del tiempo.” 
                                                                                                                                                
Se luce la poeta Olga Toro Muñoz, consciente de sus genes libertarios, indómita, gestora de su audacia.

YA NO TENGO A QUIÉN LE ESCRIBA de JOSÉ GUILLERMO VARGAS RODRÍGUEZ ( PERÚ ), poeta peruano, conocido a nivel latinoamericano, autor de la antología VOCES ENCANTADAS, nacido en Bambamarca, Cajamarca (1938), respira un aire de sofocada nostalgia al comprobar la ausencia de verdadera amistad. Surgen las saudades y tristezas propias de un poeta que se nutre de las dulces notas de un Sarasate y los vinos tintos jerezanos de añoradas estancias.

En “Las verdaderas cartas de amor…no se escriben”, poesía en prosa, refleja una certera reflexión que tiene que ver con incertidumbres y dubitaiones del amor y la afirmación de cuán difícil o arbitrario es encontrar un auténtico amor.

"Las más grandes epístolas, no se escriben. Se hacen o se las desnuda en un canto de palabras, rodando por las murrias del crepúsculo de una espera. (…) Las verdaderas cartas de amor no son las que se escriben con el fondo de un bolero sensiblero, cuando las cuerdas de su laúd existencial se desafinan por el abandono, sino las que se hacen con el actuar del día a día, las que se transfiguran a través del cordel de una mirada, en el que en ellas, se cuelgan todos los recuerdos… del día o de los años."

Inflamada por un amor posesivo, en MÍO QUE TE QUIERO MÍO de BELLA CLARA VENTURA (COLOMBIA), la poeta asciende su entrega hasta el infinito, al pretender con ansia humana, no como los griegos, quienes hicieron dioses de sus vicios, sino pidiendo perdón por su atrevimiento, intenta elucubrar cómo podría alcanzar la luz del Creador.

Si su sensualidad no fuera tan humana, en EL LLAMADO DE LA ENTREGA podría haber emulado las alturas místicas de una Santa Teresa de Ávila o el ascetismo poético de la célebre mexicana Sor Juana de la Cruz.
                                                                                                                               
En ROCAS DE AUSENCIA, Bella Clara hace patente su pasión poética aferrada al calor de su intenso deseo de amar y su inspiración: “Recordé que aún anhelo/ la presencia/ de un fantasma/ hecho al encanto de mis medidas/ con el manto/ a mis pies/ y el rugir del primer león/ que me hizo mujer/ sobre rocas de ausencia.”

LA LONGITUD DEL JÚBILO

En NO QUIERO SER, JAVIER VILLEGAS FERNÁNDEZ ( CAJAMARCA-PERÚ ), exorcisa las veleidades tortuosas de la vida y de los humanos, con un torrente de optimismo: “atestiguo mi pensamiento ante la vida/ y brindo sonrisas a la lluvia.”

TEMPESTUOSA REALIDAD revela los choques y encontrones, la terrible pampa existencial en la cual luchamos y certifica que el combate es desigual. En medio de tamaña tempestad, sin embargo, surgen truenos y relámpagos que el poeta sabe asignarles buenos augurios, rescatando el fogonazo del trueno que anuncia tiempos mejores y la esplendorosa luz del relámpago que rasga los cielos con su momentánea pero eficaz luminosidad. El poeta lo asume en coraje y valentía: “ansiosos de sol, rocío y azúcar”. Una mirada panorámica al suceder de su propia existencia, jalonada de sucesivos obstáculos y avatares.

Tres poemas que se conectan y trascienden. En DIMENSIÓN DE LOS PÁJAROS, Javier Villegas se erige con la grandiosidad de su fastuoso talento poético: “Los pájaros no tienen dimensión de nada/ solo son pájaros y con esa condición se mueren.// Llevan la luz intrínseca en las alas;/ en cada trino, la longitud del júbilo,/ en cada vuelo las piruetas de la vida/ los pájaros tienen la memoria en trinos;/ viven hermanados con el hervor y el cielo,/ no tienen evocación de su historia;/ predicen el huracán y el aguacero,/ las maldiciones que profetizó el búho.// Yo perseguí a los pájaros en mi infancia;/ ellos tienen adivinación de brújulas/ la libertad envidiada, la agilidad de un sueño./ Se remontan sin penarse del pasado./ En las noches, ven ojos de alborada:/ le cantan con tesón a la luz/ cuando la muerte pasea disfrazada.”

ATRAPADO POR EL ETERNO HECHIZO FEMENINO

SEGUÍA LLOVIENDO de JOAN VIVA (PERÚ ), crónica al paso de un viandante, en este caso el poeta se imagina a Vallejo en su estancia limeña, en una noche de garúa infinita, preñada de dolorosas incertidumbres pero nutrida de célebres creaciones poéticas que se perdían conforme llegaban.  
                                    
En otra veta creativa, su poema VAMP, de un sorpresivo erotismo. Cualquiera diría que es un poema con una óptica sadomasoquista. Si bien lo aparenta, la intencionalidad del aeda es, precisamente el comentario crítico de la personalidad de una vampiresa, que estuvo de moda ,la mujer fatal, sobre todo de esas devoradoras de hombres que aparecieron en el celuloide y que el cine ha querido imponer de algún modo en el magin popular de una época.

El poema revela la aparición, en la vida sentimental del referente, de una mujer excepcional, a quien odia y desea con igual fuerza. Por un lado rechaza sus métodos desenfrenados, por otro se aferra con fuerza inusitada a esa pasión que una mujer de ese calibre le impone. Atrapado por el eterno hechizo femenino: “(…)// Deseo desaparecer de este inicuo/ latigazo que me lacera día a día/ desgarrando mis carnes doloridas/ abrazándome con tu fuego asfixiante/ de tu dominación insana/ corruptora de almas núbiles/ manipuladoramente exitosa/ en tu malévola lascivia/ vil mensajera del demonio.// No te temo pero sí te odio/ con el más fiero de los desprecios/ aún así te deseo porque sin ti/ soy el más insignificante de los mortales./ Mi destino está marcado por las tinieblas/ tenues y opacas de tus cruentos labios/ y las ensombrecidas ojeras de tu mirar.// Debajo de tu amplia capa/ siento aquella malla negra de tus sueños/ envolviéndome sin cesar/ como viuda negra esperando/ devorar las juveniles carnes de mi ser.// Vampira mía sáciate con mi sangre/ y devora mi muerte/ para que sigas viviendo/ mil años más.”

ESENCIA POÉTICA DE UNA VIDA PLENA

EL VALS DEL VIEJO de LUIS YÁÑEZ PACHECO, explora imperiosas remembranzas que se imponen con el paso del tiempo: “De ocasos y nostalgias/ las huellas prendidas en mi alma/ dejó este vals/ casi al final del tiempo.”

AMOR y VALOR PARA BUSCARTE, poemas que seducen. Búsqueda y logros requeridos para convocar la palabra precisa, el susurro intenso, la fascinación del caso: “Llega la noche/ y tomo el talle leve,/ desnudo, de mi sierva;/ me derribo tras ella/ y voy como un relámpago/ en pos de su silencio.// Busco atajos que llevan/ a colinas secretas,/ la amo en plena hora/ del placer y los besos;/ Y cuando ya se aquieta mi alborozo,/ mido otra vez la sed/ irrenunciable/ de mis viejas tristezas.”
 
Sosegado recuento de un gozo, en un par de poemas que sintetizan la esencia poética de una vida plena.
 
(En orden de lectura, ha sido el registro personal de una predilección por algunos poemas de la antología VOCES ENCANTADAS de JOSÉ GUILLERMO VARGAS RODRÍGUEZ ( Cajamarca, PERÚ ).
 






Fuente:

Blogspot de Luis Albitres Mendo

http://luchoalbitres.blogspot.com/2017/02/america-latina-con-altisima-poesia-en.html



 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián