miércoles, 1 de febrero de 2017

ASOLAPO INTERNACIONAL, FESTEJA 33 AÑOS DE VIDA CULTURAL - POR LUZ SAMANEZ PAZ



ASOLAPO INTERNACIONAL, FESTEJA 33 AÑOS DE VIDA CULTURAL

LUZ SAMANEZ PAZ, Presidenta de ASOLAPO Internacional

Aquella tibia tarde de 1984, en la Ciudad Imperial, nuestro círculo había crecido. Sin duda a causa del sol primaveral, que hace renacer el verdor en los ramajes i el entusiasmo en las almas.

El viejo Parque se encontraba en todo su esplendor. Los cipreses desplegaban lujosamente sus follajes lustrosos i apretados, como recortados en seda aúrea. Las fuentes o paqch´as rebosantes de cielo, se adormecían al rubor nostálgico de los surtidores. Los árboles se alzaban deslumbrantes, envueltos en un tul rojizo. Cubría la tierra como una polvareda de oro, en que las sombras se destacaban violetas. Por el aire henchido de almas, de flores, cruzaban bulliciosas parvadas de palomas tornasoladas i parejas de gorriones.

De ordinario nuestro grupo contaba con poetas i artistas latinoamericanos. Aquella tarde pasarían de las 3. Había artistas distinguidos, pintores, músicos, poetas, escritores i escultores, representantes de los países hermanos de Argentina, Chile, Ecuador, México, Brasil, Uruguay, Bolivia, Venezuela, El Salvador, Colombia i Perú. En las bancas del Parque influenciados por la belleza del ambiente i la dulzura de la hora, charlábamos con gran animación. Nos hacíamos toda clase de confidencias. 

  -  Con emoción i cariño les dije  -

  -  Somos el Arte i el Arte, es el símbolo viviente i persistente del alma de los pueblos, él fija todo en sus moldes eternos, sus sentimientos i sus aspiraciones. Por eso, es que es que todo pueblo culto honra a sus artistas. Ya sabemos, lo que ocurría antiguamente en Grecia, allí la gloria de un poeta, era tan brillante como la de un sabio  -

  -  ¡Oh, qué comparación! exclamaron todos...   -

  -  No exageremos, en Europa existe un ambiente formado por la tradición de muchos siglos, en América, no hay aún ese ambiente. Somos nosotros los destinados a formarlo, exclamó el Dr. Julio César Mastay, Director de la Casa del Poeta de Argentina  -

   -  Yo les dije , llena de emoción  -

-  Somos ASOLAPO, somos los llamados a esa hazaña i como las avanzadas de un ejército en batalla, como los iniciadores de una nueva religión, debemos ser unidos. Nuestra misión es grande, tenemos que tener el valor. Tal vez comprendan todo lo que hay de noble en nuestra actitud de Amor por la Cultura  -

Se hizo un silencio. Todos poco antes radiantes de placidez, se inclinaban meditabundos, acaso sentían gravitar sobre ellos, como las lenguas de fuego que recibieron los Discípulos de Jesús, por la grandeza de su Misión Suprema. Ha nuestro alrededor el tranquilo Parque, era mudo testigo. La lozanía de sus flores bajo la caricia del sol. Por entre la especie de enrejado rústico que formaban los troncos i ramajes, ofrecían a nuestra mirada las más hermosas i variadas vistas.

Por las avenidas azulosas de sombras, se veían cruzar parejas juveniles, enlazadas de las manos. En torno a los jardines se encontraban desbordantes los geranios purpúreos, que vibraban sobre el fondo verde esmeralda de sus prados, simétricos de rosas, de margaritas, de claveles i coros de niños frescos i risueños, que retozaban alegremente como bandadas de pájaros que empiezan a ensayar el vuelo. Junto a la fuente, un hombre pálido de largos cabellos, vestido míseramente, se divertía en arrojar migajas a las palomas, que en su loco afán, las cogían al vuelo formando en rededor como un nimbo vivo de arrullos i alas vibrantes.

Avanzando en pasos menudos i sujetando la sombrilla plegada en la punta de mis dedos, con una sonrisa fresca, nuevamente retorné al grupo i acercándome al pintor de la barba rubia, Luis Pereira del Brasil , con un gracioso gesto le dije:

  -  I tu cuadro. ¿Has encontrado el efecto que te faltaba, lo has terminado? muéstranos  -

   -  Sí, sí, corearon varias voces  -

Con mi llegada, la charla i la alegría, habían vuelto a prender en el círculo, diversas voces i entre éstas, como un hilo de cristal se escuchaba mi acento.

  -  Muéstranos insistieron  -

Por toda respuesta el pintor, tomó una pequeña tela que había dejado afirmada contra el árbol, junto a su caja de pinturas i parándose para colocarla a cierta distancia, la ofreció a la expectación e indicó:

  -  Es un trozo del Valle Sagrado de los Incas  -

En primer término, los troncos violáceos de los eucaliptos. Al fondo la campiña con diversos matices de verde esmeralda i junto al Willkamayu o Río Sagrado de los Incas, estaba Luz Samanez  Paz, vestida de blanco, leyendo uno de sus libros.

  -  Espléndido, exclamamos todos  -

  -  ¿I a mí, cómo me hallan?  pregunté  -

  -  Deliciosa, me respondió el pintor adolescente, Salvador Garrido del Ecuador, con una cómica galantería  -

  -  I a usted, qué nos dice de sus estudios al aire libre, muéstrenos alguna cosa, le indiqué  -

  -  No tengo aquí, más que esta pintura   -

E inclinándose, cogió un lienzo que expuso a las miradas. Era un desnudo de mujer joven i bonita sobre un tapiz de hierba loca. Las rosas delicadas a las que se juntaban frescos  blancos i lánguidos ocres, vibraban triunfalmente sobre el fondo verdoso azuloso i amarillento. La cara resplandecía de luz, encuadrada en la cabellera rubia i vaporosa. 

  -  ¡Qué fresco, qué bonito i verdadero! mis felicitaciones, dijimos al artista, alargándole la mano  -

  -  Muchas gracias, nos respondió, dándonos la suya  -

  -  I usted. por qué no nos lee algún poema. Varias voces apoyaron  - 

  -  Eso es, léanos algunos de sus versos  -

  -  Está bien, por complacerlos, leeré mi último poema  -

BAJO LAS ESTRELLAS IMPÍAS

Bajo las estrella impías,
vibra en la noche tibia y calma
el jardín de las alegrías,
así bajo el deseo de un alma.

Los árboles de hojas inquietas,
se alzan vagos y soñadores
envolviendo en sombras discretas,
la belleza de las flores...

Era el gran poeta mexicano, Félix del Carpio.

  -  Ahora le toca a Luz Samanez Paz, dijeron todos  -

  -  ¡Oh, yo no! exclamé! encogiéndome de hombros  -

  -  ¿Cómo que no? me interrumpió un escritor boliviano, era Jaime Choque Mata. Y el poema que me ha dicho, que acaba de terminar?  -

  -  Entonces, con un gesto sencillo, comencé a declamar mi poema  -

A LA AMÉRICA I AL MUNDO

En la tierra de América
i en la Ciudad Puma,
ondea un canto de luz
sin palabras...

Desde el Qosqo,
Capital del Tawantinsuyo,
se despliega un puente
de incaica armonía,
a las estrellas del porvenir.

I en la Ciudad del Sol,
por consecuencia de la Historia
germinará,
un nuevo canto al trabajo,
un canto de supervivencia
para la América i el Mundo.

I cantando a nuestra tierra,
en el yunque de la vida
se forjará,
alma i contextura
de todo un Continente.

Sí, un nuevo himno
de esperanza,
para toda
la América i el Mundo.

Mis versos fueron recibidos con entusiasmo. El lánguido poeta había entrecerrado sus ojos. Sus cejas negras, me parecían que constituían una continuación de su luto. No era otro que Elías Sepúlveda de Chile. Fue el primero en hablar. 

  -  Es un mensaje sencillo y vibrante. Es un canto altivo y hermoso  -

El poeta de más edad, José Domingo Guerrero de Venezuela, agregó:

  -  Me da la impresión de una inspiración divina  -

  -  Agradecí sus expresiones elogiosas. Pienso que ha sido maravilloso el Encuentro Latinoamericano de Poetas, Escritores i Artistas de ASOLAPO. Veo que mis versos, han abierto una nueva puerta i se ha abierto también, mi corazón. Veo que mis versos han encontrado otro camino de inspiración. Como un suspiro...quisiera dormirme abanicada, por los dulces recuerdos, de los instantes en que me sentí transportada a lo infinito, porque así, somos los poetas  -

Recordemos siempre, que grandes colosos de la Literatura i distinguidos intelectuales, integraron nuestra Institución como ASESORES: Gabriel García Márquez (Colombia), José Saramago (Portugal) i actualmente Mario Vargas Llosa (Perú), Premios Nobel. De la misma manera,  David I. Samanez, Germán Alatrista Bustamante (Perú), Rodolfo Leiro (Argentina) i actualmente Luis Pla Benito  (España), Marcelo Martinelli (Italia), Gustav De La Fontaine (Francia), Jorge Amado (Brasil), Armando Alvarado Balarezo, Aguilar Bailón De la Cruz, Ricardo Calderón Gutierrez, Armando Azcuña Niño de Guzmán, Miguel Ángel Sevillano (Perú), Omira Bellizzio Poyer (Venezuela), Edmundo Torrejón Jurado (Bolivia), Enrique González Arias (Uruguay), Carlos Rodolfo Ascencio Barillas (El Salvador) i Félix del Carpio (México).

Al cumplir ASOLAPO INTERNACIONAL,  33 años de vida cultural, entregamos nuestro corazón i lo hacemos sabiendo que unión,  fraternidad i progreso, son sinónimos de cultura i con la convicción de que cuanto más trabajemos por la superación de esos anhelos, más grande haremos nuestras acciones en todo el mundo.    


 




















 



 



 





WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián