jueves, 16 de febrero de 2017

16 DE FEBRERO: VALLEJO EN EL ALMA - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
 

SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 

GLOBOS ILUMINADOS
EN LA PLAZA DE ARMAS
DE SANTIAGO DE CHUCO
EN EL XVIII CAPULÍ
 VALLEJO
EN
EL ALMA

 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
¡VIBAN!,
CON LA BE
DEL BUITRE
 
 

Danilo Sánchez Lihón
 
 
Dr. Carlos Benites Sánchez

Muy apreciado Carlos:
Agradezco la deferencia de solicitarme la interpretación de por qué César Vallejo escribe “viban” con b labial, cuando lo correcto es escribir las dos sílabas con uve.
 
1. Dentro
de mí
 
Este hecho ocurre en el poema III del libro “España, aparta de mí este cáliz”, donde se expresa:
Solía escribir con su dedo grande en el aire:
“¡Viban los compañeros! Pedro Rojas”
Haciendo primero hincapié en que Pedro Rojas escribe esa arenga ¡en el aire! Y, siendo así, desde el principio el postulado es de universalidad, porque el aire no es plano ni unidireccional sino redondo. Además: miremos con qué escribe: es con su dedo grande. No es con tiza, plumón ni brocha; con lo que se quiere dar énfasis en lo personal e intransferible, en lo que es para uno mismo y nuestras propias certezas.
No escribe en un muro, pared o soporte sino en el aire, lo cual supone una convicción total, porque es trazar en lo más dentro de mí, que es próximo y lejano, en la total y absoluta transparencia. Y que los demás quizá no pueden ver sino solo yo con mis creencias, porque no hay manera más indeleble de escribir para mí que en el aire, que es lo mismo a soñar, lo cual supone también que se está más allá de cualquier contingencia y fin práctico.
 
2. Siempre
auténtico
 
Pero una respuesta fácil, mezquina y cruel a la pregunta hecha sería contestar que César Vallejo escribe así por hacer constar que quien lo hace es un obrero, un hombre común y corriente en quien no cabe esperar que se atenga a la regla o norma lingüística; y para quien lo que vale e importa es el mensaje y la convocatoria, aspectos en los cuales mientras más identidad se muestre será mejor.
La respuesta superficial sería: que de este modo se quiso graficar y dar realismo de cómo un obrero se equivoca. No obstante, de ese modo sería traicionar a Vallejo y burlarnos de él, siendo lo contrario el sentido auténtico, cuál es transgredir los reglamentos, las disposiciones y los estatutos.
No solo no se equivoca Pedro Rojas al escribir de ese modo, sino que acierta y da en el clavo pues él y sus compañeros están cambiando el mundo, y fundamentalmente la vida, porque ellos luchan para que todo alcance dignidad, plenitud y nobleza. Y, con  una sola v, la vida no es íntegra ni completa.
 
3. Los
desafíos
 
ahora bien, escribir así es compulsivo, violento, y es atroz rebeldía. Es recurrir a la trasgresión. Es abrirle el paso al bando de los réprobos, negados y olvidados. A los desheredados de la tierra. ¡A los marginados de siempre!
Es burlarse de la tradición, de lo establecido, de los hechos y las cosas convencionales.
De ese modo y en el fondo se nos dice que hay que revelarse, que hay que subvertir el orden. Que hay que complotar. Que ya no podemos aguantar todo esto.
De ese modo César Vallejo nos dice: “Viban” los desafíos, los retos, las audacias.
Escribiendo así se está afirmando aquello que generalmente se niega. Y reivindicando el lado oscuro de las cosas, el que se oculta, maldice y vapulea.
 
4. La be
de bueno
 
Sin embargo, Vallejo en el mismo poema aclara cuál es el sentido de la b en “viban”, y dice: “con la b del buitre en las entrañas”, siendo claro entonces en significar que la vida no es formalidad. Y nos da una pista respecto a cuál es su prédica.
Imagina al hombre como una dualidad dialéctica y dinámica que lucha interiormente. Una de esas potencias es el buitre que va devorando los intestinos de Pedro, o de Prometeo encadenado dador del fuego, el calor y la luz.
Donde la b no es una letra sino un símbolo que un depredador corroe en los intestinos de Pedro que somos todos, donde la b de “viban” es un buitre que llevamos en las entrañas.
La be del buitre es la be de bueno que el enemigo que tenemos dentro devora, cercena y mutila negándonos la vida.
 
5. En
pelea
 
Es lo que él nos refiere y su explicación es todo un programa político. Lo dice en el verso:
“¡Viban los compañeros!
a la cabecera de su aire escrito!
¡Viban con esta be del buitre en las entrañas…”
Pero, ¿por qué esta alusión al buitre? Porque el buitre es un animal de ataque. Es decir, él quiso al escribir así y en el escenario de la guerra, convocar al ave más feroz y siniestra, al tótem del mal, a la muerte en oposición de la vida.
Convoca a lo feo y macabro en relación a lo vivo y a lo auroral, para que se viera la oposición. Para que el poema deje de ser inofensivo e inmunizado. Al decir con la be del buitre está advirtiéndonos de que la vida está amenazada y en pelea con la barbarie, la atrocidad y la carroña.
 
6. Junto
a él
 
Vallejo escribe de ese modo, diríamos “formalmente errado”, para traerse abajo estructuras, edificios y purismos. Para deshacer paradigmas.
Porque estamos en guerra para transformar el mundo. Y lo primero que tenemos que cambiar es el idioma, la lengua y el diccionario que nos define el sentido de las palabras y los seres.
Este rasgo de la escritura representa la pugna y conflicto entre unos que defienden el sistema imperante y el orden convencional, y otros que luchan por modificarlo a fin de hacerlo verdaderamente humano. Y este último es el cometido que persigue Vallejo.
Y nosotros nos alineamos junto a él. Nos identificamos con aquella causa, para tratar de redimir el mundo, haciéndolo más justo y más coherente con los intereses populares.
 
7. Para que
se vea
 
Pero también escribe “viban” para arengar, para hacer que se vea algo y llame la atención, porque el escenario es el de un combate. Como cuando se hace un slogan y se busca impactar e inquietar al lector y a quien contempla la escena.
Porque “Viban” presentado así escandaliza, jala el mantel de la mesa y tira los platos al suelo. Hace que todo chille, resuene  y haga bulla. Es subversivo. Pero también es la obra de un publicista, del talentoso periodista que es César Vallejo. Que lo hace con el fin de hacer explotar algo, para que se vea que todo se puede alterar, transformar y cambiar.
Significa igualmente la esencia moral de parte de quienes defienden lo popular como un rasgo de inocencia y candor, no estar contaminados con las apariencias, con las claves de lo que se debe hacer y de lo que no se debe hacer, siendo un rasgo de pureza, de mundo arisco y montaraz, frente a aquel mundo atildado de códigos, normas y convenciones.
 
8. Por
eso
 
Y escribe “viban” porque la vida es dual, juego de contrarios. Porque ella se desliza entre opuestos, porque es contradictoria y entonces es una incongruencia repetir dos veces la v dentolabial, como si la vida se agotara en un solo enigma.
Si hay dos tipos de grafías: la ve y be, si ambas se dan en el orden del universo, entonces seamos íntegros y hagamos que el “viban” por lo menos contenga ambos signos, o letras, o destinos.
Porque si no, ¿qué es esto? ¿Dogmatismo, unilateralidad, sectarismo?
Habría complicidad de escribir “viban” con una sola de ellas, cuando la vida es riqueza, variedad y es alcanzar a ser feliz, como también a veces resulta desgraciada.
Por eso valen las dos letras, y cada una tiene o debe tener su ubicación cabal en esta existencia.
 
9. Erige
la vida
 
Finalmente, “viban” ortográficamente eleva la vida, la encumbra y la alza.
Escribir “viban” también con la b es como si se levantara un mástil en donde se iza una bandera.
El palote de la b es un asta, un fuste, una vara que se eleva. Es un estandarte para afirmar la vida, y para hacerle frente a la muerte.
Esa be que se erige es la bandera sublevada, la subversiva, que se empina y que flamea.
No importa que apenas sea un rasgo de tinta. No importa que sea lo último de aliento que queda en mi boca, pero es en donde se afinca y afianza todo sentido.
Es la bandera que subvierte el orden y eleva la vida misma hacia el cielo y al infinito.
Esta es, querido Carlos, mi modesta interpretación acerca de los misterios que a cada paso se encuentran en el Evangelio Vallejo.
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
 
 

 


       

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián