viernes, 5 de mayo de 2017

EL REFUGIO DE LAS VÍRGENES DEL SOL - POR LUZ SAMANEZ PAZ, PRESIDENTA DE LA ORGANIZACIÓN DE PERIODISTAS LATINOAMERICANOS (0PL)

 
EL REFUGIO DE LAS VÍRGENES DEL SOL
 
LUZ SAMANEZ PAZ, 
 
Presidenta de la Organización de Periodistas Latinoamericanos (OPL)
 
En el Valle del Willkamayu, Río Sagrado de los Incas, se yergue como un desafío a las alturas, MACHUPICCHU, que mira hacia la selva, cual un atalaya mágico, que apasiona, estremece i que habla de por sí, de una civilización aún no superada la de los altivos Hijos del dios Inti, forjadores del Tawantinsuyo.

Mucho se habla sobre lo que pudo ser esa enigmática Ciudadela. El destacado Arqueólogo Dr. Manuel Chávez Ballón, consideró que fue la legendaria Vilcabamba, donde pasó sus último días el valiente Manco Inca. Otros afirman que era un lugar de veraneo de los Reyes Cusqueños, puesto que a pie se llega en dos días a esas ruinas, siguiendo por el camino trazado por los antiguos Emperadores. No falta quien dice que se trata de un Tempo o de una avanzada en la conquista del Antisuyo.

Cualquier cosa de esas ha podido ser, pero lo que si no deja lugar a dudas, es que ahí pasaron sus días, las últimas Vírgenes del Sol o escogidas, que fugaron del Qorikancha, junto con las "mamaconas" i los guerreros encargados de custodiarlas, ante la irrupción de los hispanos.

La Tradición Oral, trasmitida de generación a generación, afirma que uno de los conquistadores, ingresó al Templo del Sol, a caballo e inmediatamente después de llegar al CUSCO, violó a una de las Aqllas, para retirarse luego con el objeto de comunicar a sus compañeros de aventuras que en ese lugar habían muchachas muy hermosas.

No se ha guardado el nombre de ese violador, los sabios quechuas prefirieron dejarlo en el anonimato, como hacían con todo aquello que era vergonzoso. Lo cierto es que fue uno de los primeros en llegar a la Ciudad, aún antes que Francisco Pizarro i constituía parte de la avanzada de los que se llamaban hidalgos, pero que en la Capital del Incario, se portaron como vulgares delincuentes dignos de desprecio.

Lo cierto es que la Virgen cruelmente brutalizada, tuvo tiempo de poner sobre aviso a las "otras escogidas" i luego de pedirles que fuguen, se atravesó el estómago con una flecha. La dulce joven, que debía morir casta i que estaba al servicio del dios de los Cuatro Suyos, no pudo soportar la mancha que significaba la pérdida de su virginidad i prefirió suicidarse.

Sin embargo, su gesto sirvió para que al rededor de medio centenar de las Sacerdotisas, junto con las mamaconas, que se encargaban de cuidarlas e ilustrarlas, por lo mismo que eran mujeres sabias, lograron salir por una puerta secreta i enrumbarse hacia MACHUPICCHU, donde se quedaron hasta el final de sus días, consagradas al Culto del Sol, sufriendo por las noticias que llegaban a través de los Chaskis, sobre la agonía del Imperio.

Cuando llegó Hiram Bhingan, quien es el descubridor científico de MACHUPICCHU, encontró una mayoría de osamentas que por sus características antropomórficas, parecía corresponder solo a mujeres. Por ello, manifestaron que ese lugar era dedicado exclusivamente al Culto, pero los últimos descubrimientos hacen pensar que ahí, también, vivieron guerreros nativos, en plena Época de la Conquista. Un grupo de investigadores encontró a poca distancia, en un cerro, un Cementerio circular, horadado en la piedra, donde seguramente fueron enterrados los varones. Cabe manifestar, que como se pudo comprobar en PÍSAJ, los Incas sepultaban a sus mujeres, como señal de respeto, dentro de sus ciudades i a los hombres afuera.

En consecuencia las últimas Vírgenes del Sol, ahí, languidecieron, cuidando escrupulosamente los Cultos i Ritos. Estuvieron aisladas del mundo exterior i se libraron así, de la depredación i crueldad de los conquistadores.

Estudios recientes refuerzan las ideas de Bhingam i de Chávez Ballón,  en el sentido de que MACHUPICCHU fue una Gran Ciudad i un Templo a la Idolatría, donde se instaló otro Qorikancha, puesto que fue construida con un Plano similar al del CUSCO, con sus plazas, palacios i templos. En ese sentido el Padre Calancha, manifestó que ahí, se instruía a los hechiceros o adivinos del Imperio.

Sobre las osamentas de mujeres, Jorge Eaton, confirma esa versión.

Dejemos un momento vagar nuestra imaginación i trasladémonos a MACHUPICCHU, en los duros años de la Conquista.

Seguramente, en ese lugar lleno de atracción cósmica, meditaban en Waynapicchu, los Amautas del Tawantinsuyo, atendidos por mujeres, ya no jóvenes, debido al correr de los años, que seguían adorando al Sol i ofreciendo su virginidad al Astro Rey.
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián