lunes, 1 de mayo de 2017

DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO - POR CARLOS RODOLFO ASCENCIO BARILLAS (ASOLAPO EL SALVADOR)



DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Por Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

EL SIGNIFICADO DEL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

El Día Internacional del Trabajo es celebrado en  todos los países del mundo, por ser un día muy especial  para las personas que trabajan empleando sus facultades físicas y mentales, o ambas a la vez, para el progreso de los pueblos. Es obligación de  los gobiernos proporcionar las condiciones optimas para el desarrollo de sus actividades, con salarios que les permita vivir con dignidad. Muchas personas se preguntan acerca de la diferencia entre el trabajo y el empleo. El trabajo es una tarea que no necesariamente brinda  al trabajador una retribución económica. El empleo es una posición o cargo de un individuo en una empresa o institución, donde su trabajo (físico o mental) es debidamente remunerado.



 EL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Por Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

 Hombres que galopan en la acucia del tiempo,
y luchan contra tempestades funestas,
y gimen sus noches el canto desierto
y lloran en silencio que exhorta su rostro.
¡OH! mares de hombres que desfilan por las calles
unos buscando expurgar sus propias derrotas
y otros, agrestes sollozos en el viento,
hombres que levantan el alto honor de la patria,
unos anónimos laboran en la incansable fatiga
y otros lucen adustos senderos de llanto;
y cuando veo mares de gente que exultan sus voces,
son los que aman la lluvia nefasta;
pero otros se lanzan feroces en soles de canto
y ellos trabajan para los hijos que esperan,
y se explayen mujeres en el día del triunfo
y aquellos que lloran por atroces salarios
que exime la leche que mana del pecho
y al fenecer la jornada que agobia el hambre.
Son miles de almas cual desbandada de pájaros
y en arcoíris de sombras pasan en paz.
¡Loor! a los sueños del hombre que cumple el mundo,
donde falta todo lo que desea el vientre;
mira que no hay carne, ni leche,
ni alegría en los niños del llanto;
ni justas razones que acompañen mi aliento
y dolores que fluyen del pecho,
ahora reciban el homenaje del siglo,
valientes guerreros del beso,
y de las ciudades maternas,
y de los hombres que aman sus nieblas.
¡Loor a los hombres que bendicen el pan!
Y la paz en las discordias absueltas,
y allá en los crepúsculos de infinitos azules
bajará en la bendita mañana de su despertar,
cantando sus voces, sus sueños y sus lamentos,
hablo de aquellos que a diario caminan,
y entonan en un trueno de lenguas
la esperanza que enciende en un grito de gloria,
y se escuchan los huracanes del canto,
y sus sueños marchitos  florecen en otros,
la augusta soberbia de los paladines,
que lloran esperando un mañana,
en el silencio de la noche eterna…




EL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

Dedicado a todos los trabajadores del mundo

Son aquellos que sueñan hasta el cansancio
y realizan sus faenas de muy buena gana
y despiertan con suspiros en el pecho
y anhelan otro sol en el nuevo día.
Son los que caminan por senderos matutinos
y ven de frente las uvas con tristeza
y esperan con alegría la voz de los atardeceres.
Son los que saben la hora de la trilla
y reciben la lluvia cual saeta hasta las grietas
buscando el sudor de la noche soñolienta.
Así veo las grandes multitudes de tus ilusiones
y la sed que apasiona tus encantos
y el hogar que enciende la luz de tu aliento
y el fulgor que resplandece en tus ojos;
miles de trabajadores, pájaros carpinteros
cantan indomables, mil pesares
y en los bosques de tus  alas quejumbrosas
encuentran las esmeraldas de tus manos.
Son hombres de la paz con infinitas emociones,
constructores de poblados sentimientos
que pintan con denuedo el destino
y los grandes océanos que arrastra el viento.
Son labradores de fervientes campiñas
y artesanos que viven con el llanto.
Son sembradores del mismo labrador
y semilla que siembra el buen Señor,
Son centinelas que brillan en el cielo
y  caminan esparcidos por la vida.
Son los que merecen ser amados
y son dignos adversarios de los ocios
y merecen el reconocimiento del esfuerzo
y la dicha de vivir con dignidad.
Yo digo, afirmo y aseguro
que su noble recompensa son sus hijos
y el sosiego de oasis extraviados.
¡Loor a las delicias de sus manos!
y a la bella faena de sus días.
Benditos son los que duro trabajan
y los que alimentan el silencio con esperanza
y los cimientos que enaltecen sus cañales.
Vivan orgullosos de sus nobles ideales
y lloren con voces de alegría por el mundo.
Que Dios ilumine el esfuerzo de sus pasos
y el universo de sus repentinos pensamientos
y que multiplique los frutos de sus años
y fructifique la danza de sus manos
en todos los días de su eterna faena
desde el comienzo hasta el final…



EL DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

Felicidades en el día del trabajo
Ellos que aman llorosos la patria
Y recuerdan en silencio sus voces,
Ellos que acompañan los ojos de lluvia
Y alegres saludan el día del mundo,
Ellos caminan orgullosos del viento
Y preservan sus frutos del llanto,
Ellos que contemplan el sol trepidante
Y sustentan dichosos la tierra,
Ellos bendicen el alba ferviente
Y el honor que sus suelos escuchan,
Ellos que fraternos se abrazan
Y quejosos esperan ardientes,
Ellos son millones de almas
Y se encuentran siempre soñando
Y cumplen valientes senderos del mundo
Y con su boca suspiran relucientes,
Los ojos que relumbran atentos
Y sus nobles ideales que la sociedad demanda
Ellos que cantan unísonos sus penas
Y lloran surcos de empeños,
Llevando la siembra y el arado
Y con generoso gesto manan sueños de aliento
Y callan sigilosas tristezas nocturnas,
Ellos son héroes que danzan los días funestos
Y son los macilentos temerarios de siempre
Y luchadores que desafían los tiempos modernos,
Ellos son los que viven soñando
Y duermen tranquilos reposando,
Ellos son la siembra del trigo en tierra de ciegos,
Ellos son mares de fuerzas en los inciertos caminos
Ellos son éxtasis de anhelos
Ellos son los que exaltan los nobles valores
Y desfilan honrosos por las sendas del mundo
Ellos que gritan sus voces al viento
Y en un arco iris de nubes alientan sollozos alegres,
La siembra y el fruto de espíritus vivientes
Ellos que son mis hermanos en llanto,
Ellos y yo somos el soplo divino de Dios
Y la esperanza que la humanidad siempre espera
Ellos y yo somos trabajadores…
 
 


EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES


1º. De Mayo de 2017


Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

Primero de mayo, mes de la esperanza
de presto veo los claros horizontes
y los brazos fuertes, la mirada opaca,
el cielo azul de sus agotados ojos,
caminan ineluctablemente por los mares
y los surcos que han hecho sus afanes
son la luz de las futuras generaciones
y se solidarizan con las imperecederas tristezas
y debajo de un árbol lloran sus recuerdos,
en su juventud ríen en el silencio caliginoso
y se sosiegan con la mujer que deleita sus sentidos
en sus alegres mañanas renuevan sus voces
gimen buscando respuestas en la impotencia
y soportan a sus insoportables transgresores
y se esfuerzan por producir más de su entusiasmo
y si les dicen insultos humillantes
callan en el consuelo de su futuro incierto
buscan soluciones en sus congojas
nadie les comprende, nadie les escucha
todos ignoran sus peticiones
y su mejor aliado es callando sus gritos
aunque su dolor es la espada en su costado
cuando han pasado los años, reflexionan
en la tarde de sus escasos atardeceres
las nieves plateadas han envejecido sus pupilas
y son acompañados con el tiempo inmisericorde,
y lo que nunca llego sin compasión insaciable
sin embargo aumento su sabiduría nostálgica
 y la esencia espiritual de su silencio
a pesar de todos los años de su infame laberinto
y su único reconocimiento, su dignidad
y el sudor que broto con sus tuétanos incólumes
que no se vendieron, con lágrimas de lamento
ni prejuicio de abusos desmedidos
siempre lucha al lado de la justicia obrera
y da más de lo que pide,
aunque nunca ha recibido lo merecido
y son sus ideales la inclaudicable belleza
y ha coronado su alma unido a la noble naturaleza,
y mira hacia tras el humo de las sirenas
que adormecieron sus sentidos
y latieron en los ríos perdurables de sus horas
y la atávica sed de intolerancia
y la impúdica razón de su llanto
porque jamás llegó lo que él esperaba
la recompensa, la dignidad y la justicia
solamente, golpes que atropellaron su canto
y las viejas ilusiones que fenecieron
en sus manos, y sus lejanos senderos
y el infatigable cansancio de su voz… 
 
 
 


EL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO


Por Carlos Rodolfo Ascencio Barillas

Ellos que aman llorosos la patria
Y recuerdan en silencio sus voces,
Ellos que acompañan los ojos de lluvia
Y alegres saludan el día del mundo,
Ellos caminan orgullosos del viento
Y preservan sus frutos del llanto,
Ellos que contemplan el sol trepidante
Y sustentan dichosos la tierra,
Ellos bendicen el alba ferviente
Y el honor que sus suelos escuchan,
Ellos que fraternos se abrazan
Y quejosos esperan ardientes,
Ellos son millones de almas
Y se encuentran siempre soñando
Y cumplen valientes senderos del mundo
Y con su boca suspiran relucientes,
Los ojos que relumbran atentos
Y sus nobles ideales que la sociedad demanda
Ellos que cantan unísonos sus penas
Y lloran surcos de empeños,
Llevando la siembra y el arado
Y con generoso gesto manan sueños de aliento
Y callan sigilosas tristezas nocturnas,
Ellos son héroes que danzan los días funestos
Y son los macilentos temerarios de siempre
Y luchadores que desafían los tiempos modernos,
Ellos son los que viven soñando
Y duermen tranquilos reposando,
Ellos son la siembra del trigo en tierra de ciegos,
Ellos son mares de fuerzas en los inciertos caminos
Ellos son éxtasis de anhelos
Ellos son los que exaltan los nobles valores
Y desfilan honrosos por las sendas del mundo
Ellos que gritan sus voces al viento
Y en un arco iris de nubes alientan sollozos alegres,
La siembra y el fruto de espíritus vivientes
Ellos que son mis hermanos en llanto,
Ellos y yo somos el soplo divino de Dios
Y la esperanza que la humanidad siempre espera
Ellos y yo somos trabajadores…
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián