jueves, 26 de enero de 2017

TIEMPO NUEVO INTERNACIONAL (MIAMI), DE ADDHEMAR H.M. SIERRALTA - AÑO 9 Nº 297 DE 26 DE ENERO DE 2017

 


TIEMPO NUEVO 
 
Internacional 
 
por  Addhemar Sierralta 
 
Año 9 No. 297
 
  Miami, 26 de enero de 2017
 
 
PPK SOBRE ODEBRECHT: “TIENEN QUE IRSE, SE ACABÓ”

Mandatario también volvió a cuestionar acuerdo para que empresa pague S/ 30 mlls. “Qué vergüenza”, expresó, según artículo publicado en el diario “El Comercio”.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) sostuvo que se han defendido los intereses del Perú al ejecutar hoy la penalidad de US$262 millones al consorcio encargado del Gasoducto del Sur, formado por Odebrecht, Enagás y Graña y Montero.

Esta penalidad se aplica considerando que el contrato estipulaba una carta fianza por el citado monto en garantía por el proyecto, que está valorizado en US$ 7.000 millones. Además, el consorcio no pudo demostrar que tenía la obra financiada.

“De otra manera, los US$262 millones Dios sabe a dónde se iban a ir y nos quedábamos sin nada. Con esto se puede continuar la obra utilizando ese dinero, se tendrá que llegar a un acuerdo con los contratistas que están ahí”, manifestó el jefe de Estado esta mañana.

Tomando en cuenta esta situación, PPK advirtió que “sin duda” habrá una demora en la ejecución de Gasoducto del Sur, aunque apuntó que de todos modos será una realidad.

“Vamos a forzar las marchas para poder llevarlo a cabo en los tiempos previstos”, dijo.

En tanto, explicó que una de las consecuencias del caso Odebrecht -empresa que ha aceptado el pago de millonarios sobornos en nuestro país entre el 2005 y 2014- será que esta compañía tendrá que vender sus proyectos. “Lamentablemente, tienen esa tara de la corrupción, tienen que irse, se acabó. Y tendrán que llegar a un acuerdo con la fiscalía”, adelantó.

Vuelve a criticar adelanto

Cabe recordar que a inicios de enero se conoció que Odebrecht y el Ministerio Público del Perú acordaron que la empresa pague S/ 30 millones como adelanto de la devolución de ganancias ilícitas a determinarse en el proceso penal por las coimas por US$29 millones que la empresa aceptó haber pagado a funcionarios públicos de nuestro país para adjudicarse obras.

Kuczynski volvió a criticar el monto de este cuerdo. Compraró la situación de nuestro país con la de Estados Unidos, que -según dijo- impuso una multa de US$2.500 millones pese a que la constructora brasileña tenía “pocas actividades” en el territorio norteamericano.

“El gran país, entre ellos donde había toda la construcción aparte de Brasil era el Perú, y nuestra multita (es de) 30 palitroques, que son 10 millones de dólares. Qué vergüenza. 

Entonces, EE.UU. se lleva el grueso de la plata donde no había la corrupción ni la actividad, y aquí -donde nosotros somos las victimas de eso- no recibimos multa aparte de esta activación de la garantía de 262 millones de dólares”, manifestó en declaraciones a RPP.

Finalmente, considerando que ayer el gobierno determinó culminar la concesión del Gasoducto Sur Peruano, el mandatario consideró que “es complicado legalmente” utilizar el contrato inicial o hacer uno nuevo para adjudicar la obra. Asimismo, señaló que no hay tanta posibilidad de reducir el precio de la megaobra.


EL INGENIO DE TRUMP.

Por Jürgen Schuldt (Perú).

 “Sus políticas aparentemente populistas seguramente serán llevadas a cabo, a pesar de ser grotescas o muy pintorescas”, afirmó el autor de la nota quien es profesor emérito de la Universidad del Pacífico, aparecida en El Comercio de Lima.

El nuevo inquilino de la Casa Blanca no ha caído súbitamente del espacio interplanetario. Su inesperado triunfo en las elecciones fue resultado de los cambios acaecidos en Estados Unidos y el resto del mundo en el transcurso de la última generación. Consecuencia de la globalización y las revoluciones tecnológicas, que desembocaron en inmigración masiva, redistribución regresiva de la riqueza, recorte de los estados de bienestar, emigración de industrias completas, subempleo creciente, armamentismo y terrorismo, cambio climático, entre otros. 

En ese contexto de transformaciones multifacéticas –silenciosas pero radicales–, se fue gestando el caldo de cultivo del cual brotaron –tanto en EE.UU. como en Europa– partidos políticos “posdemocráticos” cada vez más importantes, considerados populistas y hasta neofascistas. Estos derivaron de la transformación psicosociológica de los segmentos más desprotegidos de la población. De ahí, precisamente, Trump capta esos estados de ánimo aparentemente patológicos, que le permitieron acaparar el “voto autoritario”, que es el de quienes le tienen “miedo a la libertad” (Erich Fromm), temerosos frente al cambio social, a los inmigrantes, al terrorismo y, especialmente, a la pérdida de identidad. Son los que claman por el nacionalismo político, el proteccionismo económico y la seguridad interna y externa, a lo que respondió Trump. 

A nuestro entender, su primer mensaje a la nación resultó perfectamente coherente con sus propuestas de campaña, desde dos perspectivas ideológicas. Una primera tiene relación con sus políticas aparentemente populistas que seguramente serán llevadas a cabo, a pesar de ser grotescas o muy pintorescas, pero que tienen su lógica en la mente trumpiana con vistas a la ciudadanía que votó por él: la construcción del muro cuasiberlinés al revés, para cerrar las puertas a mexicanos y centroamericanos; la amenaza a las empresas (no solo automotrices, ni solo estadounidenses) para que instalen sus fábricas en el país; el consumo de bienes “hechos en el país”; la expulsión masiva de inmigrantes indocumentados; las políticas proteccionistas en general, pero especialmente contra el ingreso de mercancías “sensibles” provenientes de China, así como la presión para que revalúen el yuan; elevados incentivos para la multibillonaria inversión en proyectos de infraestructura, etcétera. Con ello se asegurarían los empleos y la eliminación del subempleo, a favor de los “americanos”.

Desde una segunda perspectiva, Trump implementará políticas que siempre han deseado sus colegas republicanos, a juzgar por sus asesores y por los miembros del Gabinete, quienes servirían indirectamente a las inquietudes de los que votaron por él. En lo económico, asumirán ex funcionarios de Goldman Sachs, que responden a los intereses del capital financiero y los estratos de más altos ingresos que se beneficiarán con drásticas reducciones en los impuestos y, una parte de ellos, por la revisión de los tratados de libre comercio. En el área del medio ambiente y la energía, con Exxon Mobil a la vanguardia, están quienes no creen en el cambio climático y que cuestionan las regulaciones medioambientales. Y así sucesivamente: en seguridad interna y política exterior predominan los cuatro generales nombrados, que contribuirán aun más al fortalecimiento del conglomerado industrial-militar; en lo laboral, están los que proponen la flexibilización del mercado y se oponen al aumento del salario mínimo; en materia de salud y educación, encontramos a quienes quieren desmontar las reformas de Obama y privatizar estos sectores claves. En ese sentido, Trump ha escogido bien a quienes coinciden con el neoliberalismo que siempre han defendido sus colegas de partido. Con lo que estaría garantizada la expansión acelerada de la inversión doméstica, gracias al aumento de la tasa de ganancia.

En pocas palabras, Trump parece responder así a los intereses, tanto de ciertos segmentos del gran capital estadounidense como al de los perjudicados durante los gobiernos globalizadores anteriores. Porque, entre otros factores, al estimular la alicaída demanda agregada doméstica en base a varias de las políticas mencionadas, eliminaría el desempleo y subempleo, aumentarían los ingresos y, con ello, el bienestar general. En teoría, el nirvana. En la práctica, ¿la cuadratura del círculo? 


ENRIQUE CORNEJO FORMÓ ASOCIACIÓN CON PRÓFUGO JORGE CUBA.

Por Giovanna Castañeda y Rodrigo Cruz (Perú).

También figuran el ex secretario del MTC y un miembro del comité de licitaciones al que perteneció Edwin Luyo.
           
El ex ministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo, en diciembre de 2014, inscribió en Registros Públicos la “Asociación Nueva Política” con el fin de “impulsar y promover cambios en el Perú”. 

Uno sus objetivos específicos era "convocar a intelectuales nacionales y extranjero [...] para el trabajo en los asuntos de interés y beneficios del Perú". ¿Quiénes formaron parte del consejo directivo de esta asociación? El presidente del consejo directivo era, precisamente, el ex candidato a la alcaldía de Lima por el Partido Aprista.

Sin embargo, llama la atención quiénes más lo conforman. El hoy prófugo de la justicia y ex viceministro de Comunicaciones Jorge Cuba Hildago figura como director ejecutivo de "Asociación Nueva Política". 

Pero hay más nombres conocidos. Como secretario general es nombrado Jorge Luis Menacho, quien fue secretario general del Ministerio de Transportes en la gestión de Enrique Cornejo.

Este último le otorgó en marzo de 2009, mediante la Resolución Ministerial 245, facultades para aprobar y modificar el Plan Anual de Contrataciones, designar a los miembros de los comités especiales y comités especiales permanentes que tenían a su cargo la organización, conducción y ejecución de los procesos de selección, así como aprobar los expedientes de contrataciones de licitaciones y concursos públicos y las bases de las licitaciones.  

Un mes antes aproximadamente se había emitido el Decreto de Urgencia 032, mediante el cual se transfería la entidad a cargo de la ejecución del Metro de Lima de la Municipalidad de Lima al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

La misma resolución ministerial facultaba a Menacho y a Cuba -entonces viceministro de Comunicaciones- a aprobar la asignación suficiente de recursos para efectuar el otorgamiento de la buena pro a las propuestas que superen el valor referencial en procesos de selección para ejecución de obras. Todas las acciones debían ser remitidas a Menacho mensualmente y ser alcanzadas al despacho ministerial.

En la "Asociación Nueva Política" de Enrique Cornejo también aparece otro nombre conocido: Jesus Munive Taqui, ex miembro del comité de licitación del tramo 1 y 2 del Metro de Lima, al que perteneció Edwin Luyo. Según el acta de Registros Públicos, era el vocal de asuntos jurídicos y tenía el poder "con todas las facultades" para tramitar y suscribir documentos. 

"Asociación Nueva Política" fue dada de baja el 30 de noviembre del 2016, según la Sunat. En ese entonces, aún no eran público que la empresa Odebrecht pagó sobornos en el Perú por US$29 millones y que una parte de estos fueron por la Línea 1 del Metro de Lima. No obstante, en Brasil ya estaban confesando a las autoridades los ejecutivos de la constructora.


¿QUÉ ES EL TPP, EL ACUERDO DEL QUE TRUMP RETIRÓ A EE.UU? 

Según nota de la BBC hasta antes de la retirada de EE.UU., el acuerdo comercial abarcaba cerca del 40% de la economía mundial. Aquí más detalles. Pentágono: "Compromiso de EE.UU. con la OTAN es inquebrantable."

Cumplió su promesa: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró la participación de su país en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) tan solo tres días después de asumir su cargo.

Se trata de un gran acuerdo comercial multinacional que el hoy vicepresidente estadounidense Mike Pence apoyaba cuando era gobernador de Indiana, pues decía que "comercio significa empleos, pero también significa seguridad".

Pero durante su campaña Donald Trump no se cansó de repetir todo lo contrario y este lunes al firmar una orden ejecutiva que establece la retirada de su país del pacto lo confirmó: "Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para los trabajadores estadounidenses".

¿De qué se trata el TPP y por qué se opone a él el nuevo presidente de EE.UU.?

Integración vs. Proteccionismo

Hasta antes de la retirada de EE.UU., el acuerdo comercial TPP abarcaba cerca del 40% de la economía mundial, un mercado de unas 800 millones de personas.

Japón, Australia, Canadá, México, Perú, Chile, Malasia, Vietnam, Nueva Zelanda, Singapur y Brunéi son las naciones que se mantienen en el pacto.

El gran ausente entre las potencias económicas del Pacífico sigue siendo China, que no ha mostrado intenciones de integrarse.

El acuerdo -del que el gobierno del ex presidente de EE.UU. Barack Obama había sido un gran impulsor- sienta las bases para un superbloque económico que, de continuar como se pensó, reducirá las barreras comerciales en las naciones que participan en él.

También armoniza la legislación en temas como el acceso a internet, la protección a los inversionistas, la propiedad intelectual en áreas como los productos farmacéuticos y la producción digital, así como en las normas de protección al medio ambiente.

Hasta antes de su firma el año pasado en Atlanta, EE.UU., las negociaciones llevaban cinco años en curso.

Pero esa apertura económica multinacional que plantea va a contracorriente de la política de protección que ha planteado Trump como su línea de gobierno.

La "protección" será el fundamento de la nueva "prosperidad y fuerza" de EE.UU., dijo Donald Trump en su discurso de toma de posesión el 20 de enero. "Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, roban nuestras empresas y destruyen nuestros puestos de trabajo", dijo.

Sin China

El TPP también es considerado como una parte integral de la estrategia económica de las tres naciones latinoamericanas que hacen parte del acuerdo.

Chile fue la pionera de la región en buscar sociedades comerciales distintas a las tradicionalmente orientadas a Estados Unidos y Europa.

Fue, incluso, una de las cuatro naciones fundadoras del acuerdo precursor al TPP, junto con Brunei, Nueva Zelanda y Singapur.

México y Perú también buscan aumentar sus exportaciones y atraer importantes inversiones provenientes de países asiáticos.

Entre las naciones de la Cuenca del Pacífico, sin embargo, la ausencia más notoria en el TPP es la de China, la economía más grande de Asia y la segunda mayor del mundo.

¿Libre comercio total?

La mayoría de los bienes y servicios que se comercializan entre los países están considerados en el TPP, pero no todos los aranceles (los impuestos de importación) van a ser retirados.

En total hay 18.000 aranceles en juego, pero algunos serán eliminados antes que otros.

Por ejemplo, los firmantes dijeron que iban a eliminar o reducir los aranceles y otras políticas restrictivas de los productos agrícolas e industriales.

Otros rechazos

La oposición no solo viene del nuevo gobierno estadounidense.

Los críticos de la iniciativa alegan que fue negociado en secreto y que beneficia principalmente a las multinacionales.

También alertan que puede allanar el camino para que las empresas demanden a los gobiernos que cambien de política en áreas como la salud y la educación.

La ronda final de acuerdos se demoró por disputas en torno a la protección de propiedad intelectual concedida a los medicamentos de última generación.

Como suele ocurrir en todas las discusiones en torno a los tratados de libre comercio, en los distintos países se esgrimen intereses que podrían verse fortalecidos o afectados por el TPP.

Los exportadores de distintas naciones están esperanzados con la expansión comercial que promete el acuerdo, otorgándoles nuevos mercados.

En cambio, en EE.UU. varios sindicatos argumentaban que el acuerdo ayudará a que más empleos industriales bien remunerados sean trasladados a países donde la mano de obra es más barata, como el sureste de Asia.

Es un asunto clave en los objetivos del gobierno de Trump: evitar que los empleos se vayan de su país.

Está por ver si con la salida de EE.UU. del acuerdo, este llega a entrar en vigor y de qué forma, ya que el resto de países integrantes pierden uno de sus principales incentivos: un mayor acceso al mercado estadounidense.

Algunos países como Nueva Zelanda han sugerido algún tipo de acuerdo alternativo para que se sostenga el TPP sin EE.UU.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ya dijo que un TPP sin EE.UU. -y su mercado de 250 millones de consumidores- sería un "sin sentido".

Fuente: BBC

 
EL HERMANO OBAMA.

Por Fidel Castro Ruz (Cuba).

Artículo escrito por Fidel Castro, en Gramma, con ocasión de la visita de Obama a Cuba, en marzo del año pasado.

No necesitamos que el imperio nos regale nada. Nuestros esfuerzos serán legales y pacíficos, porque es nuestro compromiso con la paz y la fraternidad de todos los seres humanos que vivimos en este planeta

Los reyes de España nos trajeron a los conquistadores y dueños, cuyas huellas quedaron en los hatos circulares de tierra asignados a los buscadores de oro en las arenas de los ríos, una forma abusiva y bochornosa de explotación cuyos vestigios se pueden divisar desde el aire en muchos lugares del país.

El turismo hoy, en gran parte, consiste en mostrar las delicias de los paisajes y saborear las exquisiteces alimentarias de nuestros mares, y siempre que se comparta con el capital privado de las grandes corporaciones extranjeras, cuyas ganancias si no alcanzan los miles de millones de dólares per cápita no son dignas de atención alguna.

Ya que me vi obligado a mencionar el tema, debo añadir, principalmente para los jóvenes, que pocas personas se percatan de la importancia de tal condición en este momento singular de la historia humana. No diré que el tiempo se ha perdido, pero no vacilo en afirmar que no estamos suficientemente informados, ni ustedes ni nosotros, de los conocimientos y las conciencias que debiéramos tener para enfrentar las realidades que nos desafían. Lo primero a tomar en cuenta es que nuestras vidas son una fracción histórica de segundo, que hay que compartir además con las necesidades vitales de todo ser humano. Una de las características de este es la tendencia a la sobrevaloración de su papel, lo cual contrasta por otro lado con el número extraordinario de personas que encarnan los sueños más elevados.

Nadie, sin embargo, es bueno o es malo por sí mismo. Ninguno de nosotros está diseñado para el papel que debe asumir en la sociedad revolucionaria. En parte, los cubanos tuvimos el privilegio de contar con el ejemplo de José Martí. Me pregunto incluso si tenía que caer o no en Dos Ríos, cuando dijo “para mí es hora”, y cargó contra las fuerzas españolas atrincheradas en una sólida línea de fuego. No quería regresar a Estados Unidos y no había quién lo hiciera regresar. Alguien arrancó algunas hojas de su diario. ¿Quién cargó con esa pérfida culpa, que fue sin duda obra de algún intrigante inescrupuloso? Se conocen diferencias entre los Jefes, pero jamás indisciplinas. “Quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”, declaró el glorioso líder negro Antonio Maceo. Se reconoce igualmente en Máximo Gómez, el jefe militar más disciplinado y discreto de nuestra historia.

Mirándolo desde otro ángulo, cómo no admirarse de la indignación de Bonifacio Byrne cuando, desde la distante embarcación que lo traía de regreso a Cuba, al divisar otra bandera junto a la de la estrella solitaria, declaró: “Mi bandera es aquella que no ha sido jamás mercenaria…”, para añadir de inmediato una de las más bellas frases que escuché nunca: “Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día… ¡nuestros muertos alzando los brazos la sabrán defender todavía!...”. Tampoco olvidaré las encendidas palabras de Camilo Cienfuegos aquella noche, cuando a varias decenas de metros bazucas y ametralladoras de origen norteamericano, en manos contrarrevolucionarias, apuntaban hacia la terraza donde estábamos parados. Obama había nacido en agosto de 1961, como él mismo explicó. Más de medio siglo transcurriría desde aquel momento.

Veamos sin embargo cómo piensa hoy nuestro ilustre visitante:

“Vine aquí para dejar atrás los últimos vestigios de la guerra fría en las Américas. Vine aquí extendiendo la mano de amistad al pueblo cubano”.

De inmediato un diluvio de conceptos, enteramente novedosos para la mayoría de nosotros:

“Ambos vivimos en un nuevo mundo colonizado por europeos”. Prosiguió el Presidente norteamericano. “Cuba, al igual que Estados Unidos, fue constituida por esclavos traídos de África; al igual que Estados Unidos, el pueblo cubano tiene herencias en esclavos y esclavistas”.

Las poblaciones nativas no existen para nada en la mente de Obama. Tampoco dice que la discriminación racial fue barrida por la Revolución; que el retiro y el salario de todos los cubanos fueron decretados por esta antes de que el señor Barack Obama cumpliera 10 años. La odiosa costumbre burguesa y racista de contratar esbirros para que los ciudadanos negros fuesen expulsados de centros de recreación fue barrida por la Revolución Cubana. Esta pasaría a la historia por la batalla que libró en Angola contra el apartheid, poniendo fin a la presencia de armas nucleares en un continente de más de mil millones de habitantes. No era ese el objetivo de nuestra solidaridad, sino ayudar a los pueblos de Angola, Mozambique, Guinea Bissau y otros del dominio colonial fascista de Portugal.

En 1961, apenas dos años y tres meses después del Triunfo de la Revolución, una fuerza mercenaria con cañones e infantería blindada, equipada con aviones, fue entrenada y acompañada por buques de guerra y portaviones de Estados Unidos, atacando por sorpresa a nuestro país. Nada podrá justificar aquel alevoso ataque que costó a nuestro país cientos de bajas entre muertos y heridos. De la brigada de asalto proyanki, en ninguna parte consta que se hubiese podido evacuar un solo mercenario. Aviones yankis de combate fueron presentados ante Naciones Unidas como equipos cubanos sublevados.

Es de sobra conocida la experiencia militar y el poderío de ese país. En África creyeron igualmente que la Cuba revolucionaria sería puesta fácilmente fuera de combate. El ataque por el Sur de Angola por parte de las brigadas motorizadas de Sudáfrica racista los lleva hasta las proximidades de Luanda, la capital de este país. Ahí se inicia una lucha que se prolongó no menos de 15 años. No hablaría siquiera de esto, a menos que tuviera el deber elemental de responder al discurso de Obama en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

No intentaré tampoco dar detalles, solo enfatizar que allí se escribió una página honrosa de la lucha por la liberación del ser humano. De cierta forma yo deseaba que la conducta de Obama fuese correcta. Su origen humilde y su inteligencia natural eran evidentes. Mandela estaba preso de por vida y se había convertido en un gigante de la lucha por la dignidad humana. Un día llegó a mis manos una copia del libro en que se narra parte de la vida de Mandela y ¡oh, sorpresa!: estaba prologado por Barack Obama.

Lo ojeé rápidamente. Era increíble el tamaño de la minúscula letra de Mandela precisando datos. Vale la pena haber conocido hombres como aquel.

Sobre el episodio de Sudáfrica debo señalar otra experiencia. Yo estaba realmente interesado en conocer más detalles sobre la forma en que los sudafricanos habían adquirido las armas nucleares. Solo tenía la información muy precisa de que no pasaban de 10 o 12 bombas. Una fuente segura sería el profesor e investigador Piero Gleijeses, quien había redactado el texto de “Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África 1959-1976”; un trabajo excelente. Yo sabía que él era la fuente más segura de lo ocurrido y así se lo comuniqué; me respondió que él no había hablado más del asunto, porque en el texto había respondido a las preguntas del compañero Jorge Risquet, quien había sido embajador o colaborador cubano en Angola, muy amigo suyo. Localicé a Risquet; ya en otras importantes ocupaciones estaba terminando un curso del que le faltaban varias semanas. Esa tarea coincidió con un viaje bastante reciente de Piero a nuestro país; le había advertido a este que Risquet tenía ya algunos años y su salud no era óptima. A los pocos días ocurrió lo que yo temía. Risquet empeoró y falleció.

Cuando Piero llegó no había nada que hacer excepto promesas, pero ya yo había logrado información sobre lo que se relacionaba con esa arma y la ayuda que Sudáfrica racista había recibido de Reagan e Israel.

No sé qué tendrá que decir ahora Obama sobre esta historia. Ignoro qué sabía o no, aunque es muy dudoso que no supiera absolutamente nada. Mi modesta sugerencia es que reflexione y no trate ahora de elaborar teorías sobre la política cubana.

Hay una cuestión importante:

Obama pronunció un discurso en el que utiliza las palabras más almibaradas para expresar: “Es hora ya de olvidarnos del pasado, dejemos el pasado, miremos el futuro, mirémoslo juntos, un futuro de esperanza. Y no va a ser fácil, va a haber retos, y a esos vamos a darle tiempo; pero mi estadía aquí me da más esperanzas de lo que podemos hacer juntos como amigos, como familia, como vecinos, juntos”.

Se supone que cada uno de nosotros corría el riesgo de un infarto al escuchar estas palabras del Presidente de Estados Unidos. Tras un bloqueo despiadado que ha durado ya casi 60 años, ¿y los que han muerto en los ataques mercenarios a barcos y puertos cubanos, un avión de línea repleto de pasajeros hecho estallar en pleno vuelo, invasiones mercenarias, múltiples actos de violencia y de fuerza?

Nadie se haga la ilusión de que el pueblo de este noble y abnegado país renunciará a la gloria y los derechos, y a la riqueza espiritual que ha ganado con el desarrollo de la educación, la ciencia y la cultura.

Advierto además que somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo. No necesitamos que el imperio nos regale nada. Nuestros esfuerzos serán legales y pacíficos, porque es nuestro compromiso con la paz y la fraternidad de todos los seres humanos que vivimos en este planeta.

Marzo 27 de 2016.


Y LA NAVE VA

Por Erique Guillermo Avogadro (Argentina).  

"El destino de nuestros nietos no cuenta nada cuando se lo compara con el imperativo de que mañana aumenten los beneficios".     Noam Chomsky

Ayer a mediodía, el mundo cambió por el impacto de un fenómeno cuyas consecuencias aún son una incógnita para muchos, pese a haber escuchado el discurso de asunción de Donald Trump, por la sorprendente integración de su gabinete. De todos modos, ya hay alguna certeza: el nuevo mandatario norteamericano ha generado en su sociedad una fractura que mucho se parece a la grieta que aquí construyeron los Kirchner; también son idénticos su populismo, su relación con la prensa y, sobre todo, su megalomanía.

Pero algo hay que reconocerle: logró expresar el resentimiento del interior profundo contra la globalización de la economía mundial. Y en eso resulta posible coincidir, a poco que pensemos en los rasgos que la han marcado en las últimas décadas: la monstruosa concentración de la riqueza en pocas manos (ocho hombres tienen tanto dinero como la mitad de la humanidad) y, sobre todo, el anonimato del capital. Que ese resentimiento se produzca cuando el país tiene la menor tasa de desempleo en años no fue óbice para que el magnate viera frustrada su carrera hacia la Casa Blanca.

El paquete accionario de control de la principal empresa del mundo en producción de bienes tangibles (General Electric) equivale sólo al 2,5% de su capital; el resto se encuentra atomizado en manos de carpinteros alemanes, agricultores italianos, ricos chinos, compañías japonesas, fondos de inversión, etc. Y esa situación se repite en la enorme mayoría de aquéllas que cotizan en las bolsas de valores de todo el mundo.

Los capitales se mueven por el mundo a la velocidad de las transacciones cibernéticas, sin importar en absoluto cuáles sean los efectos que esa migración produce en los países. Esa situación hace que los presidentes de las compañías -los famosos CEO's- y sus ejecutivos sean meros gerentes, a los cuáles sólo se les exige cumplir una regla: generar beneficios; cuando no lo hacen, y aún con ingentes indemnizaciones, son despedidos sin piedad por las asambleas de accionistas.

A partir de esa máxima, dejó de tener relevancia alguna el lugar en que se encuentran las plantas fabriles, y éstas son trasladadas a países con costos laborales inferiores y con sistemas impositivos más beneficiosos para el capital. Si, para cumplir el objetivo, resulta indispensable sumir en la pobreza a las personas que trabajaban en las fábricas abandonadas, se lo considera "daños colaterales" y, por supuesto, perfectamente admisibles.

El ejemplo más paradigmático es la ciudad de Detroit, en Michigan, otrora capital mundial de la industria automovilística: hoy está abandonada y en ruinas, literalmente quebrada por las deudas, arrasada por el desempleo, la miseria, la violencia y la drogadicción. Y todo esto se produjo porque las grandes automotrices se radicaron en otras latitudes, se llamen Japón, China, Corea, etc., para vender en Estados Unidos.

Donald Trump ratificó ayer que hará lo que dijo en su campaña electoral: imponer el proteccionismo a la economía de su país, de la mano del "compre americano"; varias empresas, que tenían planes de inversión en México, se curaron en salud y, aún antes de su asunción, los suspendieron o, lisa y llanamente, los cancelaron por el temor que generó la imposición de gabelas de importación que las sacaría del mercado.

Esa vuelta a atrás en la apertura económica, que lo hizo reiterar que abandonará los grandes acuerdos de libre comercio -NAFTA, en especial, pero también las negociaciones del Transpacífico- implicará, necesariamente, un aumento en las tasas de interés mundiales, forzadas por unos Estados Unidos transformados en una verdadera aspiradora de fondos, y los países emergentes -como en el nuestro- verán encarecerse su endeudamiento y crecerán las dificultades para exportar productos industriales al mayor consumidor mundial.

El otro aspecto del monumental movimiento tectónico que se registró ayer son las relaciones internacionales de la mayor potencia militar del globo. Trump ha reconocido informalmente a Taiwan, y anunciado que limitará los intentos de China de extender su soberanía al mar que rodea su oriente cercano y su sudeste. Beijin, como era previsible, reaccionó oficiosamente planteando la posibilidad de un conflicto bélico que, de producirse -estudios de la Universidad de Harvard lo consideran probable- arrastrará al mundo todo y hasta podría poner en peligro su supervivencia.

El nuevo Presidente, por lo demás, ha reafirmado su simpatía con Vladimir Putin, a quien debe entenderse como la expresión de una sociedad de enorme raigambre zarista, como lo fueron desde 1917 todos los jerarcas soviéticos. La idolatría nacional por sus líderes resulta un elemento fundamental para comprender el por qué del respaldo a las actitudes más alocadas o criminales de éstos, y aún al perdón por los fracasos económicos que llevaron a la caída de la URSS. Cómo se darán las relaciones entre las tres potencias (EEUU, China y Rusia), a la luz de las diferentes alianzas que podrían forjarse entre ellas en pos de la hegemonía es la gran incógnita de los próximos años.

En cuanto a la región, sin duda el hecho más resonante de la semana fue la muerte de Teori Zavascki, integrante del Supremo Tribunal Federal de Brasil y encargado de la supervisión de las investigaciones del Lava Jato, el escándalo de corrupción que está manteniendo en vilo a los políticos y empresarios brasileños, que ha llevado a muchos de ellos a la cárcel y que tiene repercusiones en muchos países. En particular, el Juez muerto estaba dispuesto a convalidar los acuerdos de "delación premiada" de más de setenta ejecutivos de Odebrecht, incluido su Presidente, que significarán un nuevo huracán en nuestro castigado vecino.

Inmediatamente surgieron, aquí y allá, todas las sospechas sobre ese tan oportuno fallecimiento, amplificadas por el segundo aniversario del asesinato de nuestro Fiscal Alberto Nisman. Más allá del contenido de las cajas negras del avión siniestrado, las dudas se disiparán si el propio Supremo Tribunal designara a otro de sus miembros para asumir el rol de Zavascki y, en cambio, se incrementarán si se decidiera esperar a que el denunciado Presidente Michel Temer nombre, con el acuerdo del tan desprestigiado Congreso, a quien deba ocupar su lugar.

El equipo económico del Presidente Mauricio Macri pudo exhibir esta semana algunos logros significativos: la gigantesca oferta de fondos internacionales para su emisión de deuda, el reconocimiento de Davos a la gestión y las consiguientes expectativas de inversión, el cambio del disidente Carlos Melconian (que ratificó su alineamiento con el Gobierno) por el economista Javier González Fraga para impulsar el crédito hipotecario, y los incipientes acuerdos de incrementos salariales por productividad. No es poco, aunque el clima haya producido novedades desagradables para las cosechas. El anuncio de un gigantesco plan de obras públicas (180 mil millones de pesos) que se pondrá en marcha de inmediato traerá aparejado el crecimiento del empleo y una reducción en los costos de transporte, que tanto atentan contra nuestra economía.

Bs.As., 21 Ene 17


EL CANTO DEL GALLO (Cuento).

Por Addhemar H.M. Sierralta.

Esta es la narración de la oportuna intervención de un ave que se convirtió en un héroe. Addhemar H.M. Sierralta nos narra esta circunstancia original.

Estos son tres gallos que viven en tres cuadras seguidas y cada uno tiene tres gallinas para pisarlas. El primero es blanco, el segundo es negro y el tercero carmelo. Las gallinas son entre caramelo y negras tornasoladas. Todas estas aves viven en las terrazas o techos de los edificios frente a mi centro de trabajo.

Como todas estas gallináceas lo más probable es que estas familias las críen para ser carne de olla porque sus amos, aparentemente, los engordan para eso.  Destino cruel, pero así es la vida, ya que muchos –la mayoría de sus congéneres- terminan como huevo frito, pasado, tortilla, etc. antes de salir del cascarón. En fin, no son animales de envidiar. Enjaulados, condenados a una muerte anticipada segura, nuestros amigos se vienen dando a conocer a diario  por sus cánticos.

Los gallos cantan temprano al amanecer, pero también lo hacen en horas precisas cerca al mediodía, donde pareciera que conversaran entre ellos. Se aprecia una secuencia en sus cánticos así como alguna que otra respuesta. Cuando chico, en casa de mi abuela, aprendí a descifrar ciertas costumbres de los cantos de estos animalitos. Claro que mi curiosidad se vio interrumpida, una tarde, cuando el gallo amarillo-negro que corría por el jardín de la casa de la mamama me dio un picotazo al toparlo de casualidad. Nunca olvidaría ese dolor y susto. Tendría tres o cuatro años de edad.

Hace unos días descubrí que el gallo blanco gusta de caminar por el borde del muro de la terraza del edificio donde vive. Claro que alguna gallinas están haciendo lo mismo. Pensé, si perdieran el equilibrio estarían en capacidad de volar o les habrían cortado las alas como es costumbre aquí, diz para que no se escapen. Aquello no deja de ser razonable porque yo he visto a estas aves volar realmente muy bien en un parque –medio boscoso- que estaba cerca de la casa en que vivía en Kendall, localidad cercana a Miami. Allí por lo menos había una media docena de gallos y gallinas que volaban entre los árboles, caminaban por el pasto en busca de lombrices y tenían mucho cuidado con los gatos -que eran otros moradores de la zona- y que estaban atentos a la presencia de pollos para engullirlos.  Tiempo después otros felinos, en otra casa frente a un lago, hacían lo mismo pero tratando de atrapar a los patitos. En dichas aguas la población patuna era apreciable.

Todo este tinglado de aves no tendría nada de especial, salvo que un día, propiamente una noche, el gallo de enfrente y una gallina se convirtieron en héroes debido a su valor, y sus quiquiriquíes y cacareos que alertaron a la cuadra cuando unos amigos de lo ajeno quisieron entrar a la oficina. Felizmente por el ruido pudieron, algunos vecinos, llamar a la policía y al serenazgo quienes llegaron oportunamente para impedir el robo.

En determinada hora de la noche las aves se habían caído del borde del edificio donde vivían. A Dios gracias pudieron volar y no herirse en la caída. Su vuelo los llevó hasta el jardín de enfrente –mi oficina- cuando los ladrones estaban  justo por usar la “pata de cabra” para forzar la puerta de entrada. Los cantos del gallo y cacareos de la gallina movilizaron a los alarmados vecinos y ya saben que todo aquello concluyó al poner tras las rejas a los delincuentes.

Luego de esta circunstancia quisimos agradecer a los dueños de las aves. Y obviamente conocer al gallo y a la gallina. Como obsequio les llevamos maíz y les tomamos fotos. 

Después de gratificar a los propietarios les solicitamos que nunca los sacrificaran. Así fue que salvaron sus vidas. Unos meses más tarde recibimos de los vecinos de enfrente el obsequio de cuatro pollitos, descendientes de los héroes del barrio.
 
Este canto del gallo sirvió realmente a la comunidad.

 
 

NUEVA PÁGINA WEB DESDE AHORA Y

COMENTARIOS Y CORRESPONDENCIA

Agradeceremos sus comentarios y correspondencia a aldy103@hotmail.com  o a aldy103@gmail.com  y también les recordamos que ya podrá leer TIEMPO NUEVO Internacional ingresando a la página web: tiemponuevo.news
 

Fuente: 

TIEMPO NUEVO INTERNACIONAL
 
Addhemar Sierralta
 
Año 9 No. 297 de 26 enero de 2017
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián