martes, 3 de enero de 2017

LAS TRAVESURAS DE LOS NIÑOS MANUELITOS - POR LUZ SAMANEZ PAZ, PRESIDENTA DE ASOLAPO INTERNACIONAL

 
LAS TRAVESURAS DE LOS NIÑOS MANUELITOS

LUZ SAMANEZ PAZ, Presidenta de ASOLAPO Internacional
 
 Las leyendas tienen su poesía propia, que emana de ellas mismas, llenas de magia i encanto i justamente este relato, se refiere a las travesuras de los NIÑOS MANUELITOS.

En el Valle del CUSCO desde lo alto, donde proyecta el dios Inti, sus últimos rayos dorados i travieso se esconde detrás de las azuladas cumbres andinas, se divisa el pìntoresco pueblito de OROPESA, con sus casitas de tejas rojas, rodeado de árboles de eucalipto, donde el río o q´ocha ondula, como una serpiente de plata, entre piedrecitas de colores. Está llena de una vegetación natural i abundante. Se ve a los chachacomos, a los pisonayes i a los achancaray, que con sus brazos en alto imploran  a la señora lluvia o para, que les quite la sed. Tienen una extraña apariencia humana. OROPESA, es el pueblo de los famosos panes con corazón de manteca, llamados "chutas". Sus hornos están calientes siempre. Todo el año flota un aroma a pan caliente.

Doña Petronila, tenía tres NIÑOS MANUELITOS: KURAQ, HUCH´UY i CHAUPI. Los tres tenían una dulce sonrisa en sus bocas, que parecían Ñujch´us rojos. Siempre estaban con su ropita sucia i sus zapatitos rotos, por ser tan traviesos. Saltando i jugando a las escondidas iban por el caminito,  porque eran tiernos como un niño; el camino era juguetón. Corrían contentos por el caminito de verde  piel. El viento también jugaba en la risa de los NIÑOS i en sus labios el canto. Cuántos niños unidos i HUCH´UY, el más pequeñito, empezaba la ronda con sus alitas desplegadas al aire, volaban como tiernos pajarillos, saltando, corriendo i riendo, dándole al juego más gracia. De pronto eran mariposas andinas o pillpintos, eran flores o tik´as i luego cuando llegaba la noche, se iban todos a dormir. Así, ensuciaban sus ropitas i gastaban sus zapatitos nuevos, los traviesos NIÑOS MANUELITOS. Estaban en la edad del trompo i de la risa.

KURAQ, así se llamaba el mayor, era muy hábil con las bolitas. Un mundo de cristal con todos los colores. Con KURAQ, las bolitas rodaban, corrían i volaban, i todos los niños iban tras ellas, tras de sus sueños, llenos de alegría i risas a montón... Mientras CHAUPI, el segundo, hacía bailar el trompo maravillosamente,  i alegre decía:

- "Mi trompo gira i gira, lleno de amor i alegría. Es un sueño de colores, que gira i gira hasta el cielo i se pasa girando como un girasol, cerca del sol o Inti. Siempre sueña con bailar, saltar o jugar, i cuando se suelta del hilo misterioso que lo sujeta, se pierde entre las chask´as o estrellas".

El trompo emocionado, le respondía a CHAUPI:

- "Soy el trompo que alegre baila, que alegre gira. Soy el trompo de bellos colores que lleva por corazón al arco iris o K´uichi. Soy el trompo que gira i gira i girando llega hasta el dios Inti o Sol, como un girasol".

Los tiernos i traviesos NIÑOS MANUELITOS, estaban muy tristes al ver que tantos niños quedaban sin cariño i lloraban por un pan. La verde esperanza que se hizo capullo un día de sol... La profunda nostalgia de la tarde gris invadía sus almas i quizá con ellas, se extendían también las ensoñaciones de algunos corazones infantiles.

OROPESA, es la tierra de los cheq´ollos o picaflores andinos, que besan a las aromática t´ikas o flores, en las márgenes amenas de las q´ochas o ríos, que llevan surcos de luz entre piedrecitas de colores. Sus caminos descienden en declives suaves, traviesos i juguetones que llegan hasta el corazón del pueblo, cuna de los ricos panes de OROPESA i de las ricas "chutas" con corazón de manteca.
 

Los NIÑOS MANUELITOS, por las madrugadas, cuando terminaban de hornear los ricos panes i llenaban las canastas para su venta, ellos por la ventana de la Panadería de doña Petronila, repartían a todos los niños pobres i luego salían a jugar con ellos.

En la piel de los cerros el Ichu crecía como símbolo de pureza; un ala, un Ñujch´u, como símbolo de amor. Los NIÑOS MANUELITOS, que habían nacido en OROPESA, se sentían llenos de lluvia, de rayos i de Chask´as o estrellas. El viento al pasar les dejaba su caricia i las Tik´as o flores su aroma. La ciudad era un lucero, cuyo farol era la Killa i Luna Morena que iluminaba i al rededor de ella, se veía danzar a las Chask´as o estrellas, que en el cielo jugaban en rondas interminables, llegando así, la pálida Aurora con sus alas de tul a la tierra de los ricos panes con corazón de manteca.

KURAQ, CHAUPI i HUCH´UY, como todos los días, después de repartir los ricos panes entre los niños pobres, salían a jugar... pero esta vez perdieron sus zapatitos, dejando al descubierto sus piececitos de lirio blanco. Por jugar con todos los niños, por estar tan distraídos, se han ensuciado también sus ropitas. Pero ellos, en su mundo de ensueños, crecían con mieles de estío, gotas de rocío i hechizos de luna. Sus sueños crecían en trigos dorados i era dulce la brisa que jugaba a la ronda, con sus sueños azules. En ese Mundo Etéreo de los Pequeños, estaban envueltos de alegrías, donde sus almas se llenaban de risas de cristal... Jugaban en la tarde quieta, caían las hojas de los árboles como ilusiones muertas. Llegaba la noche i en el azul del cielo jugaban las Chask´as o estrellas... Celosas se arrullaban las Urpis o palomas, temblaba el lucero como una lluvia de blancas mariposas o Pillpintos. Deshojaba el viejo i loco viento, las marchitas Tik´as o flores i en los Puquios o manantiales cristalinos, remojaban sus plumas los gorriones.

Doña Petronila, estaba muy preocupada. Pasaba algo extraño i se preguntaba ¿quién está robando mi rico pan?. Puso entonces muchos candados a la puerta, pero nada, los ricos panes de corazón de manteca, desaparecían. Entonces ella misma, se puso a vigilar para poder coger a los ladrones i cual sería su asombro, al ver a los NIÑOS MANUELITOS, que abrían las ventanas de su Panadería i repartían el pan caliente de las canastas a todos los niños pobres i luego salían a jugar con ellos.

A los traviesos NIÑOS MANUELITOS, los guardó en una urna con candaditos de oro. Pero ellos siempre salían . Esto le hizo pensar a doña Petronila, que se trataba de una señal de DIOS, para que contribuya a mitigar el hambre de los niños pobres de OROPESA i dejó que KURAQ, CHAUPI i HUCH´UY, repartieran todos los días los ricos panes con corazón de manteca.

El pueblo buscaba a los NIÑOS MANUELITOS i celebraba sus gracias. Los amaban, los mimaban. Eran tan dulces, tan tiernos i también tan traviesos, que contagiaban su risa, su alegría a los niños i les hacían olvidar sus penas i sufrimientos.      


.
LOS NIÑOS I LOS REYES MAGOS

LUZ SAMANEZ PAZ, Presidenta de ASOLAPO Internacional
 
 NAVIDAD, REYES MAGOS, esperanza de niños, ensueños de candorosas almas. Así, los padres regalan juguetes a sus hijos, sembrando la alegría i el optimismo de la vida, en las almas infantiles.
 
Padres, abran sus puertas, llenen de luces sus hogares, cubran de dulces sus mesas i con la infaltable Rosca de Reyes, dejen reír i saltar a sus hijos, que una sola vez se es NIÑO, en la vida. Pocas son las Fiestas de la Bajada de los Reyes Magos, que corresponden a la inocencia i candor.
 
En esta Fiesta, los NIÑOS duermen i sueñas que desde lejos, que desde las nubes distantes, los Camellos Mágicos van a descender a la tierra. Traerán grandes sacos, llenos de juguetes, para los niños buenos. Los pequeños sueñan i esperan, porque es su noche, es su Fiesta de la Bajada de los Reyes Magos.
 
I cuando despierten los Reyes Magos les hayan entregado sus lindos juguetes, sabrán los niños, que tienen que agradecer  a sus padres i murmurar una oración a Dios, porque en eso de la NAVIDAD i los REYES MAGOS, existe un secreto entre ellos i que están entre las nubes i los padres, que están siempre junto a sus hijos, entregándoles su amoroso corazón.
 
Qué alegría que uno siente ... unas ganas de reír i ser feliz. Quienes recibimos regalos el 6 de enero, en ellos nos dieron el mayor obsequio: la ilusión i la imaginación. El encanto de los REYES MAGOS, trasciéndela inocencia de la infancia, porque es necesario la fantasía en la vida.
 
Una parte de mi vida, yo meditaba en poesía
 
 
 
LOS NIÑOS I LA GUERRA
 
LUZ SAMANEZ PAZ
 
Al otro lado del mundo,
no han de pasar por los cielos
los mágicos Camellos,
por las guerras i la violencia
que sufren los NIÑOS.
 
Si pasaran las guerras,
pasarían los Camellos,
en esta noche del 6 de enero,
pasarán por los cielos azules
los Reyes Magos...
 
Pero los NIÑOS inocentes
que sufren por la guerra,
no verán pasar los Camellos
cargados de lindos juguetes.
 
Porque a esos NIÑOS,
les han quitado su sonrisa de claveles
i sus juguetes de azúcar,
i les han arrancado el ademán
de sus juegos con dedos i todo.
 
I ahora, los malos pretenden
que les broten fusiles...
A esos NIÑOS, les han quemado
sus canciones en su propia garganta.
 
 I antes los caminos
donde jugaban a la ronda los NIÑOS,
hoy solo son cordeles
que llevan atados a sus pies.
 
LOS REYES MAGOS ANDINOS
 
LUZ SAMANEZ PAZ
 
Los REYES MAGOS ANDINOS,
del artista Hilario Mendívil,
de elegante cuello largo,
llevan al NIÑO JESÚS
 mucho abrigo i amor:
un poncho de vicuña i un chullo
con los colores del kuich´i o arco iris.
Van los humildes pastorcitos 
con sus ovejitas, vicuñas, llamas i alpacas,
con sus quenas i charangos para festejar
el nacimiento del NIÑO DIOS.
 
El NIÑITO JESÚS, agradece
i come la miel del saúco,
se diría que en sus ojos
todo el cielo se volcó.
 
Se abriga con su poncho andino
i su chullo de colores, 
sonríe con las notas
de la quena i del charango,
que se deshoja en el viento 
como los pétalos de un ñujch´u.
           
El cóndor Inka,
vuela sobre el pesebre de paja,
mientras el puma i la sumaq urpi,
le entregan su corazón dulce,
los ch´eqollos o picaflores andinos
revolotean a su alrededor,
como ángeles multicolores.
 
Van i vienen jugueteando
mil pillpintos o mariposas andinas.
La flor de la retama, amarillita i bonita,
tiene el color del oro i del inti o sol.
 
Ya viene la noche radiante de chask´as
el inti se esconde cansado,
ya vuelan presurosos los pájaros cantores
i la urpi amante arrulla en su canción,
los ñujch´us abren sus pétalos de seda,
el viento suave le trae los aromas
i trae del rocío las cuentas de cristal.
 
Ya vienen los REYES MAGOS ANDINOS,
a darte sus ofrendas...
si tú, NIÑO JESÚS, risueño acoges,
sus regalos serán tuyos i tuyos los corazones
i los sueños de felicidad...
 
Dulce visión perfumada en tik´a o flor,
chask´a o estrella del amor
en misterioso anochecer,
rayos de luz que vino
a alumbrar al Mundo.
 
Se anuncia el nuevo día,
con la alborada linda
i rosada como una tik´a o flor,
los pajarillos vuelan i cantan
i al Mundo encantan con su primor.
 
Los pastorcitos, ríen i juegan
en esta Fiesta multicolor,
gran sinfonía de PAZ i AMOR
en el milagro de este Mundo,
pura alegría del corazón,
de cada nido brota el acento
que con el viento se hace canción.
 
La chask´a o estrella plateada
surge en el cielo,
que con sus rayos de amor,
la tierra alumbra
i en cada rama prende una tik´a o flor.
 
Los REYES MAGOS ANDINOS, en la noche iluminada
por una gran Chask´a o estrella que los guía,
tiemblan al ritmo de sus Camellos
i le llevan de regalo: incienso, mirra i oro,
pregonando sus alabanzas
porque saben que ha llegado
la luz de la  Salvación del Mundo:
el Hijo de DIOS.
 
 LOS CAMELLOS MÁGICOS
 
LUZ SAMANEZ PAZ
 
Esta noche por los cielos,
pasarán los REYES MAGOS:
MELCHOR, GASPAR I BALTASAR.
 
Viajan con su MÁGICOS CAMELLOS,
con sus pajes de alegres trajes de cartón
i sus lindos regalos de ensueño.
 
Van  camino al Portal de Belén,
para adorar al NIÑITO JESÚS,
les guía una blanca estrella.
 
Los REYES MAGOS del Oriente,
traen preciosos presentes
para el NIÑO DIOS.
 
GASPAR, trae el incienso,
para adorar al Redentor
que es la luz de la salvación.
 
Imagen celestial,
ángel de luz del existir,
consuelo del mortal,
bálsamo suave del sufrir.
 
MELCHOR, trae mirra,
para bendecir al recién nacido,
que es el amor más grande
de toda la humanidad.
 
Su amor es bendición,
soplo de fe santa e ideal,
por eso, en mi cantar
te ofrendo yo mi adoración.
 
El Mundo junto a ti,
es un jardín encantador,
blancura de jazmín.
 
BALTASAR, trae oro,
para el NIÑO que nace
i con él, la luz del Mundo
sobre la sombra
i la vida eterna sobre la muerte.
 
Tú, brindas el caudal
de tu ternura sin igual,
sublime es tu Misión
de sacrificio i abnegación.
 
Tu tierno amor nos da valor,
para poder luchar...
Nido de amor dulce,
color de rosa tu corazón.
 
Por eso, te pedimos
tu Santa Bendición,
querido NIÑITO JESÚS.
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián