lunes, 5 de junio de 2017

DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE - POR LUZ SAMANEZ PAZ, PRESIDENTA DE LA ORGANIZACIÓN DE PERIODISTAS LATINOAMERICANOS


DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

LUZ SAMANEZ PAZ, Presidenta de la Organización de Periodistas Latinoamericanos
 
En nuestro medio, como en gran parte del mundo, el hombre que es el gran contaminador por autonomasia, se encarga de depredar nuestros recursos naturales,  considerando que el 25%  de la humanidad consume el 75%  de los recursos naturales del PLANETA, i al mismo tiempo origina el 90% de la CONTAMINACIÓN. Podemos asegurar que en materia de prevención de los "recursos naturales" no cumplimos, ni en una mínima proporción, con los compromisos adquiridos hace muchos años en la Cumbre de la Tierra en Río de Janairo i luego en Estocolmo, donde los Jefes de Estado se comprometieron a luchar por la preservación de nuestro MEDIO AMBIENTE i de nuestro ECOSISTEMA, compromisos que se renovaron  en citas regionales como la Cumbre Hemisférica de Desarrollo Sostenible, celebrada en Santa Cruz-Bolivia i otras.
    
Para nadie es un secreto que a medida que avanza el mundo, con una población creciente, se multiplican en la misma proporción los problemas de alimentación, salud i otros. Esto sucede sin que muchas veces, nuestros gobernantes, autoridades i sobre todo el pueblo mismo, se den cuenta de lo negativo que resulta el afrontar ese crecimiento, generalmente desmedido i descontrolado, sin la puesta en marcha de una política tenaz i agresiva que tienda a lograr una CONCIENCIA AMBIENTAL, vale decir una política que cuide i potencie nuestros recursos naturales, base del desarrollo adecuado de la HUMANIDAD.
 
Respecto al rol importante que le toca, a la Educación del Hombre en general i en especial a la Educación Ambiental, como motor fundamental para dar al hombre una alimentación i un estado de salud que no pongan su vida en peligro. Existen ejemplos alarmantes sobre la erosión de esos elementos, la cual se agravará de no tomarse en forma urgente e inmediata las medidas más adecuadas.
 
Ejemplo de lo expuesto lo constituye la erosión que en la región del CUSCO, sufren las tierras como consecuencia de la quema incontrolada de los campos de la sierra i la selva en las épocas de sequía. Con esa práctica al erosionarse la tierra, se reducen los campos de cultivo, al mismo tiempo que se atenta contra el equilibrio de nuestros ecosistemas, con la desaparición de la "flora i de la fauna". Allí, junto con las labores de educación que realizan los Ministerios de Educación i Agricultura, casi siempre con resultados limitados, deben intervenir los Medios Masivos, sobre todo aquellos que van dirigidos al ambiente rural, para lograr que los campesinos se den cuenta de que esa costumbre ancestral es negativa i está determinando que estemos consumiendo nuestras reservas ecológicas, con grave peligro para la vida i la salud de la población.
 
Asimismo, los Medios de Comunicación deben insistir en sus comentarios i recomendaciones sobre la necesidad de "no contaminar" los ríos, fuente fundamental para el diario vivir, puesto que nos ofrecen alternativas irremplazables para la vida. Sin agua no solo moriríamos de sed, sino que además no contaríamos con ese líquido básico para el regadío que permite hacer fructificar la tierra. Tomemos el ejemplo de lo que ocurre en nuestra zona del CUSCO (PERÚ). Los ríos, que anteriormente eran celosamente cuidados por los INCAS, se han convertido ahora en colectores de inmundicia i enfermedades, i al ser utilizadas sus agua así contaminadas para el riego de productos alimenticios, éstos lógicamente llegan a nuestros mercados i a nuestras mesas sumamente contaminados. 
 
Solo hemos citado dos ejemplos, para darnos cuenta que es necesario manifestar que en materia de problemas que afectan a los recursos naturales renovables de nuestra región, solo se han realizado esfuerzos aislados, tanto del sector público como del privado, por lo que podemos afirmar que no existen variables ambientales adecuadas, como una política de desarrollo. 
 
Recalcamos, la falta de una política orientada a lograr una CONCIENCIA AMBIENTAL, nos puede llevar al desastre, cosa que parece no comprender nuestra población, quizá porque el 80%   de los ciudadanos peruanos  habitan en zonas urbanas, pero con un índice pavoroso que nos muestra que el 60% de ellos se encuentra en los umbrales de la pobreza. Estas estadísticas tenderán a empeorar, si no defendemos adecuadamente nuestros "recursos naturales" , lo que solo se logrará con el cuidado de nuestro MEDIO AMBIENTE, algo fundamental, si no queremos asistir, en un futuro, a la pobreza generalizada, i por qué no decirlo, para hablar apocalípticamente, a la extinción de la HUMANIDAD.
 
 
       
 
CUENTO ECOLÓGICO:
 
RUPERTO, EL ÁRBOL SOÑADOR I POETA
 
LUZ SAMANEZ PAZ
 
Viendo correr entre sus raíces que vibraban en la corriente del agua fría de la acequia. RUPERTO el árbol soñador i poeta, se encontraba muy triste i solitario. Corpulento i lozano tenía 7 años. Durante el día, se alegraba con la luz del sol, luego la noche lo envolvía con su manto misterioso.
 
El melancólico árbol necesitaba de un afecto, del dulce beso de las aves. Cada caricia del viento, cada pájaro que venía a posarse en sus ramas floridas, le hacían vibrar de emoción todo su espíritu.
 
RUPERTO, soñaba con nidos tibios, llenos de alegría i de dulzura en sus brazos. Con gotas de rocío sobre su piel de hojas. Sabía que en la brisa o en el pico de los ch´eqollos o picaflores andinos, debía venir el polen de su amor. Pero los árboles que el destino le deparaba, debían estar muy lejos, porque pasó la primavera i el beso del dorado polen, no llegó hasta sus ramas floridas.
 
RUPERTO, lloró con un llanto humano i pidiendo compasión, extendió sus brazos al cielo. Los dolores quebraron su corazón de tierra i sus latidos de barro, aumentaron su ritmo, i de sus ojos cayeron silenciosas flores de llanto. REPERTO, comenzó a secarse de soledad i olvido. Buscaba el afecto de un amigo, que quizá comprendiera su tragedia.
 
Días negros en que desfallecía solo de soledad, que deshojaba sus ramas. La luna pálida al verlo, deshojaba también su tristeza, de sus rayos plateados en su copa azul i sentía la tristeza que llora la melancolía del árbol.
 
-  ¿Quién no vio que el árbol, derramara lágrimas vivas i que su sangre se cuajara en flores humanizadas?  -
 
Un día, un NIÑO huérfano se sentó junto a la sombra de RUPERTO i se quedó dormido. Al día siguiente despertó i se puso a sollozar, abrazándose al árbol. Estaba solo en la vida, sin más compañía que su ingenua mirada. Se hicieron grandes amigos i para no pensar en su dolor, comenzaron a jugar i a soñar. LUIS tenía 7 años i ya conocía la tristeza, el hambre i la soledad, pero RUPERTO, le daba cariño i compañía.
 
LUIS, cogió con sus manos de arcilla, a una estrella en proyección de luces i jugaba con los cóndores de cósmica estructura. Era un NIÑO, que llorando i riendo a la vez, anduvo de la mano con el Hada de los Sueños. RUPERTO i LUIS, eran felices. Compartían sus sueños i tenían alma de poetas. LUIS, le dijo:
 
  -  ÁRBOL amigo,
mi pensamiento se abre como flor,
bajo tu sombra
tejida de ensueños  -
 
I RUPERTO, le  contestó:
 
  -  Yo pobre árbol,
produje el amor de la brisa,
cuando empecé a crecer
en un vago i dulce son...
 
Pasó ya el tiempo de la risa,
dejando morir mi corazón,
pero tú, amigo mío,
despertaste alondras de luz
i de estrellas en mi alma.
 
Mi Palacio es la fantasía
i soy el Rey de mi jardín de ensueños,
lleno de ñujch´us rojos
i de ch´eqollos andinos.
Dueño de las tik´as, de las aves
i de las mariposas.
 
Supe del dolor desde mi infancia,
son flores negras,
que aún me dejaron la fragancia,
una fragancia de melancolía.
 
Mi sueño de cristal creció un día
quise encerrarme dentro de mi mismo,
i tuve ansias de espacio i cielo,
desde las sombras de mi propio llanto.
 
El alma que entra en este sueño,
debe ir desnuda...
porque así sueña, vibra i canta:
vida, luz i verdad.
De desnuda que está, brilla la estrella,
exclamó emocionado  -
 
LUIS i RUPERTO, veían caer las horas en el suelo, al paso pavoroso del tiempo. Un día, el árbol familiarizado ya con la compañía del NIÑO huérfano, esperó i esperó en vano. LUIS, no vino.
 
Aquella misma tarde, un hombre llegó con su tremenda hacha  e hizo temblar de presentimientos a RUPERTO, el árbol soñado i poeta, que tenía alma de NIÑO.
 
Gritó:
 
  -  ¿Por qué inhumano me destrozas?  -
 
I con voces desoladas, vertiendo sangre, repitió lloroso:
 
  -  ¿Por qué me hieres, con manos despiadadas?  -
 
RUPERTO, sangre i palabras a la vez vertía. El carpintero, cortó el hermoso tronco de RUPERTO, ya seco i despojado de sus ramas. Lo llevó a su Taller, donde confeccionaba ataúdes. Mientras el agua del arroyo, lloraba sin cesar...
 
Cuando llegó el NIÑO, después de varios días i no encontró a su amigo:
 
  -  Sintió una pena profunda i lenta,
la alegría de su risa había huido.
Los ojos de LUIS, parecían palomas,
sollozando en celajes de lluvia  -
 
El NIÑO, exclamó angustiado:
 
  -  Árbol amigo,
quiero penetrar en tu vida
i estar escondido en tus entrañas.
RUPERTO, ¿dónde estás?
Árbol  amigo, 
donde alegrar mi corazón venía,
la raíz de la muerte, es solo vida  -
 
LUIS, murió de pena. Eran vidas paralelas.
 
El tronco del árbol soñador i poeta, sirvió para el cajón del NIÑO, mientras el pueblo se preguntaba:
 
  -  ¿Cuál fue la causa de esta muerte prematura?  -
 
        En el cielo una estrella titiló. Corazón de NIÑO i corazón de ÁRBOL, fundidos en un solo estremecimiento de ETERNA AMISTAD.
 
 
       

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián