lunes, 12 de septiembre de 2016

TIEMPO NUEVO INTERNACIONAL (MIAMI), DE ADDHEMAR H.M. SIERRALTA - AÑO 8 Nº 288 DE 12 DE SETIEMBRE DE 2016

  .
 
TIEMPO NUEVO
 
Internacional
 
por  Addhemar Sierralta 
 
Año 8 No. 288
 
  Miami, 12 de setiembre de 2016
 

LA FOTO DEL MOMENTO.

A propósito de la situación política compartimos una nota que nos llegó y consideramos interesante.

Una Administración más acaba de terminar y surgen los espacios para hacer un balance de su gestión, así como sugerir acciones inmediatas para el Gobierno entrante en todos los sectores. En lo que respecta a comercio exterior, si bien se peleó por un marco regulatorio idóneo para la promoción de las exportaciones de servicios, así como se concluyeron las negociaciones del TPP y se afianzó la Alianza del Pacífico, nos queda la sensación de que se hizo poco para afrontar los efectos de la desaceleración económica mundial, más aun teniendo en cuenta que de haber actuado, nos hubiese servido para elevar la competitividad del sector hacia futuro.

En los últimos años, nuestras exportaciones cayeron: en 2012, un 0.2%; en 2013, un 8%; en 2014, un 9.2%; y en 2015, un 13.8%. Dicho resultado lo atribuimos, particularmente, a las menores compras de nuestros principales mercados destino, y a su consecuente impacto en los precios de los commodities, que deterioraron el dinamismo de nuestras exportaciones mineras, las cuales representan poco más del 50% del total exportado. Si a este escenario le sumamos el hecho de que en materia de desempeño logístico y facilitación de comercio retrocedíamos notoriamente: según el índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial pasamos del puesto 67 en 2010 al 71 en 2014, y en lo que respecta a aduanas nos ubicamos del puesto 64 al 96, uno podía imaginarse el resultado del sector al culminar este Gobierno.

¿Cuánto se hizo para revertir esta situación? Poco. Se confió demasiado en que la economía china retomaría un ritmo de crecimiento de 9% e incluso por encima de los dos dígitos, a pesar de que diversos organismos internacionales ya hablaban de un nuevo escenario económico del gigante asiático, donde este crecería entre 6% y 7% por varios años. Y en cuanto a medidas para facilitar el comercio, más allá de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y algunos cambios en la legislación aduanera, no se avanzó en infraestructura logística.

Esta es la foto del momento, y el Gobierno actual tiene un reto enorme con miras a devolverle el dinamismo al comercio exterior. No bastará con esperar con “optimismo” el repunte de las economías de nuestros principales socios comerciales. Urgen medidas, las cuales muy probablemente no dependan del ministerio responsable del sector, sino de un trabajo en conjunto y articulado en el Ejecutivo y otros actores en los distintos niveles de gobierno.

Una zona logística portuaria en el Callao; liberar el cabotaje; acelerar concesiones en carreteras, puertos y aeropuertos, retomar la agenda de integración al mundo con nuevos y ambiciosos acuerdos, como los TLC con la India, Rusia, Israel, por citar algunos; modernizar las agencias que certifican nuestras exportaciones; mejorar la calidad de los servicios portuarios; son solo algunas de las tareas pendientes, que bien podrían elevar la competitividad del sector, y que esperamos este Gobierno tenga en agenda.


ELECCIONES 2016 EN U.S.A.

Univisión dio a conocer esta nota de Juliana Jiménez acerca de qué significa para Clinton y Trump la última avalancha de encuestas que se contradicen. 

Entrar en la recta final de la campaña significa vernos inundados por diferentes encuestas, algunas veces contradictorias: Trump lleva la delantera en un último sondeo, pero otro muestra lo contrario. ¿Cómo interpretar esta nueva información?

A 62 días del día de la votación todos los ojos están en las últimas encuesta cada vez más reñidas.

Aunque hubo un periodo de distanciamiento después de las convenciones que favoreció a Hillary Clinton, la candidata solo pudo estar cómoda por un par de semanas: de acuerdo al más reciente sondeo sondeo nacional de CNN/ORC, Trump tiene una ventaja de dos puntos, volviendo de nuevo una posibilidad real que Trump gane la presidencia.

Trump supera a Clinton 45% a 43% en esta encuesta. Los siguen no muy de cerca el libertario Gary Johnson, con 7%, y la candidata del Partido Verde, Jill Stein, con apenas 2%.

El apoyo del que goza el nominado republicano en el Medio Oeste, donde la población votante republicana tiende a ser mayor y más blanca, creció e incluso podría entregarle lugares que habían caído en manos demócratas recientemente. Trump tiene ventajas, aunque no muy grandes, en dos estados péndulo, o swing states, como se le conoce en inglés: Ohio y Iowa, pero también sigue muy de cerca a Clinton en Wisconsin, Pennsylvania y Michigan, estados que han votado demócrata en las últimas seis elecciones.
Hoy por Trump, ¿mañana por Clinton?

El interés por las encuestas usualmente se intensifica después de las convenciones, cuando los candidatos o atraviesan un bajón, como en el caso de Donald Trump, o un impulso, como en el caso de Clinton. Entrar en esta recta final de la campaña significa vernos inundados por diferentes encuestas, algunas veces contradictorias: Trump lleva la delantera en esta última encuesta de CNN, pero otro sondeo de los 50 estados conducida por el periódico The Washington Post muestra una clara ventaja de Clinton frente a Trump.

Aunque estas contradicciones, que se dan a veces en el espacio de un par de horas, pueden dejar mareados a los votantes, lo que es claro es que aunque Trump gane ventaja, Clinton aún lleva la delantera.

Hasta la semana pasada la candidata demócrata le llevaba una ventaja promedio a Trump de seis puntos en los estados péndulo, o swing states, como se le conoce en inglés, los tradicionales Ohio, Florida, Virginia, Pennsylvania, New Hampshire, Colorado, Iowa, Michigan, Nevada, Carolina del Norte. En todos estos estados Clinton ha llevado la delantera desde ese impulso post-convención, cuando llegó a tener una ventaja de 8 a 10 puntos. Esta se vio ahora reducida a la mitad, según el último promedio del portal Real Clear Politics.

Encima de esto, a Trump no le está yendo tan bien como debería en lugares que le han dado la victoria a candidatos republicanos consistentemente, estados que son absolutamente cruciales para él si quisiera acercarse a la presidencia. Arizona, Georgia y Texas, sobre todo este último, donde Clinton tiene una ventaja de un punto, han sido las grandes sorpresas de esta elección.

Para ganar la elección, Trump debe consolidar el voto republicano, lo cual, en cualquier otra elección sería una redundancia. Pero una ola de republicanos prominentes le retiraron su apoyo a Trump y otros tantos incluso llegaron a declararle su apoyo a Clinton. En el sondeo de The Washington Post, Clinton gana 90% o más del voto demócrata en 32 estados, mientras Trump alcanza ese nivel de apoyo en menos de la mitad de estados, en tan solo 12.

Así que a pesar de esta última buena nueva para la campaña Trump, el sondeo de The Washington Post muestra cómo Trump se enfrenta a un agujero electoral, sino insondable, significativo. ¿Se contradicen las dos encuestas?

No necesariamente. Es cierto que Trump ha ganado terreno, pero eso no anula la enorme diferencia que se abrió entre los dos candidatos post-convención, y que los dos meses que quedan de campaña le arrojen más sorpresas a ambos candidatos, especialmente a Clinton, quien tiene sus escándalos de su uso inapropiado de un servidor privado de emails y de la fundación Clinton siempre mirandola de reojo.

En unas elecciones donde todo ha sido tan inesperado e incierto, el arte de adivinar las encuestas, como adivinar las cartas, se vuelve cada vez más crucial.


UNA REFLEXIÓN SOBRE EL FUTURO DE VENEZUELA.

Qué hacer en Venezuela, es una nota de actualidad recibido y que nos luce debemos hacerla conocer. Se puede decir que es una reflexión optimista sobre el futuro de este gran país.

Qué hacer en Venezuela es la pregunta que se hacen millones de venezolanos, la mayoría con desesperanza y pesimismo. A la luz de lo que nos ha sucedido en los últimos 17 años ese desánimo no es injustificado. La Venezuela democrática de las décadas de 1960 a 2000 parece haber desaparecido y reemplazada por un país material y espiritualmente sucio, donde los malos saquean y los buenos se quejan en silencio. 

 Venezuela parece un país con 30 millones de habitantes y con apenas una cuarta parte de ciudadanos capaces de contribuir a sacar al país adelante. Los otros millones de venezolanos son gente que no puede o no quiere contribuir al progreso de la nación por, entre otras,  las siguientes razones.

·     Piensan que el país es muy rico y por lo tanto debe darles todo lo que necesitan sin trabajar. A esta creencia ha contribuido decisivamente el régimen político de los últimos 17 años y, en cierto grado,  los gobiernos anteriores.

·      Piensan que el petróleo le garantiza a la nación un cuantioso ingreso que hace posible lo que decimos arriba. Esto siempre ha sido mentira, hoy más que nunca una mentira, cuando el futuro de ese petróleo venezolano es tan negro como él, debido a su baja calidad y a la tendencia mundial a reemplazar los combustibles fósiles con fuentes energéticas menos contaminantes.

·   Tienen un nivel educativo muy bajo, lo cual los hace presa fácil del populismo y la demagogia.

· Sus líderes muestran un pronunciado complejo de inferioridad frente a países más adelantados y piensan que ese adelanto ajeno  ha generado el atraso propio. Argumentan que alguien les ha quitado lo que era de ellos y que las potencias mundiales codician nuestras “riquezas" por lo cual nuestro símbolo como país debe ser la desconfianza y la altanería en nuestro trato con el resto del mundo;
·       
  Muestran resentimiento social hacia los compatriotas quienes han podido salir adelante debido a su educación y a su trabajo. Piensan que solo podrán salir del foso en la medida en la cual logren rebajar a los más educados a su nivel, en lugar de pensar subir al nivel de aquellos;
·       
     No tienen clara conciencia de Nación, sino conciencia de un Estado todopoderoso, al cual identifican con el gobierno de turno y, peor aún, con el caudillo o jefe del momento, de quien esperan todos los favores y la solución de todos sus problemas. No se ven como participantes en un esfuerzo colectivo sino como hijos del caudillo;
·       
   La historia de Venezuela, desde la Colonia hasta nuestros días, ha sido una historia de exaltación del estado sobre el ciudadano. La imagen de país que tienen estos millones de habitantes es la de dinosaurio todo poderoso que vela (o ejerce su fuerza bruta) sobre los pequeños seres que gravitan a su alrededor. Aún nuestros líderes más sagaces no han podido quitarse de encima el pesado fardo ideológico estatista. Aún nuestro liderazgo más joven habla de empresas básicas bajo control estatal, de dirigismo estatal, de un excesivo peso del estado en la vida de la Nación

Con un mayoritario sector de la población en el cual imperan estas actitudes y carencias no es fácil progresar. Peor aún, en los últimos 17 años el régimen político, integrado por lo peorcito del lumpen no ciudadano ha logrado ahondar el odio de clases entre la población. 

Le ha hecho creer a millones de venezolanos que ellos se merecen todo sin trabajar y que la riqueza debe ser redistribuida, olvidando que lo importante es crearla. Hablan de repartir una torta que no crece para que a cada quien le quede un pequeño pedazo insuficiente,es decir, seamos igualmente pobres. 

El régimen ha ido más allá todavía. Le ha hecho creer a los trabajadores que ellos pueden reemplazar al sector técnico y al sector gerencial en la conducción de las empresas. Le ha dado a los trabajadores la conducción de las empresas de Guayana con resultados predecibles. Ha puesto en manos de 100.000 trabajadores el plan estratégico de PDVSA, con los resultados que están a la vista. El Presidente Maduro dice que la gerencia de cada empresa privada que se vaya será reemplazada por los trabajadores. Así lo dice hoy el sindicalista chavista Wills Rangel al comentar el posible retiro de Venezuela de la empresa de servicios petroleros Schlumberger: “Nosotros la manejaremos”.

Con esta absurda postura han convertido al sector laboral en aprendices de brujo. Les han hecho creer que la meritocracia es una mala palabra y que todos tenemos derecho a ser jefes. En una Venezuela de caciques, planificadores de mentirita y miles de generales, sin soldados rasos o trabajadores es fácil explicarse por qué escasea el papel tualé.

Qué hacer en, y con Venezuela es, por ello, una proposición compleja de formular. Es fácil decir que hay que arar con los bueyes que tengamos pero es necesario admitir que hay una mayoría de bueyes que no saben arar o no quieren hacerlo.  

Cuando hay mucho fardo inútil, quienes pueden y quieren trabajar deben llevar no solo la propia carga sino el inmenso peso de mucho fardo inútil. Por cada Lorenzo Mendoza tenemos mil Pedro Carreños. Por cada gerente genuino centenares de Wills Rangeles.  Por cada José Guerra docenas de Arné Chacones. Por  cada Schlumberger múltiples contratistas corruptos, a lo Derwick, Rincón, Socorro o Ruperti.

Y, entonces, qué hacer? Quienes tomen las riendas de la Venezuela del futuro deben saber que estarán comprometidos a un proceso largo y penoso de recuperación nacional, la cual deberá tener tres pilares fundamentales:

Uno, un liderazgo honesto y capaz de inspirar a nuestro pueblo a ser mejor, a trabajar, a educarse, a dejar de ser un fardo pesado e inútil para convertirse en ciudadanos. Así como Chávez sedujo a millones y los hizo peores, así un nuevo liderazgo debe seducir a nuestro pueblo y entusiasmarlo con la idea del esfuerzo y del progreso individual. Este pilar es el más difícil de lograr y, al mismo tiempo, el más fácil, porque todo depende del líder y de sus cualidades carismáticas. Necesitamos ver aparecer a nuestro Churchill, a nuestro Lincoln, a nuestro Cardoso, los polos opuestos de los Castro, de Chávez o de Lula. Un gran liderazgo puede obrar milagros.  

Dos, una apertura al mundo, un país con reglas de juego estables y transparentes, un concepto de gerencia  nacional sobre los recursos del país que no involucre asfixiante estatismo y acomplejados y falsos conceptos de soberanía. 

Tres, un proceso sistemático, continuo y perseverante de educación ciudadana y de educación para el trabajo de la población, a fin de convertir el lastre en efectivos agentes de progreso. Este es un proceso que ha sido logrado en otros países y puede lograrse en Venezuela en el curso de dos generaciones.

Confrontados con infinidad de problemas los venezolanos de hoy piensan que la Nación es irrecuperable, que estamos condenados a ser para siempre una tribu semi-salvaje de envidiosos y resentidos, como la que ha creado en nuestro país el régimen que hoy agoniza.  

Hay quienes propugnan abiertamente una transición integrada por buenos y malos, porque mejor sería tener algunos buenos en la mezcla, sin darse cuenta del inmenso riesgo de embrutecimiento que corren los buenos que coexisten pacíficamente con los malos. 

La verdad es otra: Un liderazgo que llegue al poder con una nueva actitud puede obrar milagros en relativamente poco tiempo. Un liderazgo que entusiasme al país y que contagie al pueblo con deseos de verdadera grandeza, de buena ciudadanía, de formar parte de una sociedad de gente decente, cordial y honesta.

Yo creo que ese liderazgo existe en Venezuela y saldrá a flote. Algunos de esos líderes son ya conocidos, otros surgirán. Serán mujeres y hombres de correcta hechura moral, valientes e incapaces de vender el alma, quienes aborrecerán adular y ser adulados, para quienes los ingredientes del éxito no se miden en riquezas materiales sino en satisfacciones y orgullo ante la labor cumplida. 

Creo que esos venezolanos existen y podrán darle un vuelco dramático a un país que hoy parecería irrecuperable.  

  
PETROPERÚ REGISTRA AVANCE DEL 45% EN OBRAS DE CONSTRUCCIÓN 

DE NUEVA REFINERÍA DE TALARA.

Una información que deseamos compartir con nuestros lectores porque para la provincia norteña es de vital importancia.

En la medida que se van desarrollando los trabajos de montaje de estructuras, equipos y tubería, se irá incrementando la participación del personal del rubro metal mecánico.

La construcción de la nueva Refinería de Talara de Petroperú tiene un avance del 45%, un nivel superior al programado para este periodo (43.9%).

La petrolera estatal del Perú indicó que como parte de los trabajos que se vienen ejecutando, se encuentra la instalación de los equipos que formarán parte de las modernas unidades de procesos, las cuales permitirán reducir los niveles de azufre en combustibles como diésel, gasolinas y GLP, a un contenido máximo de 50 partes por millón de azufre.

La construcción está a cargo de la empresa española Técnicas Reunidas, contratista principal, y las más importantes empresas peruanas del sector construcción, las cuales realizan las convocatorias considerando los perfiles de puesto requeridos y la periodicidad acorde con el avance de obra.

En la medida que se van desarrollando los trabajos de montaje de estructuras, equipos y tubería, se irá incrementando la participación del personal del rubro metal mecánico.

De acuerdo a lo programado, la nueva Refinería de Talara iniciará su funcionamiento en junio de 2019 y estará lista para procesar crudos pesados, como los que se extraen de la selva peruana, así como para realizar la conversión profunda de residuales a productos valiosos (diésel, naftas y GLP) y de gasolinas de bajo octanaje a gasolinas de alto octanaje, gracias a sus nuevas unidades de flexicoking y reformación catalítica, licenciadas por Exxon Mobil y Axens, respectivamente.

“De esta forma, la nueva refinería producirá combustibles amigables con el ambiente, contribuyendo a mejorar la calidad del aire y reducir significativamente el gasto en salud de los peruanos por enfermedades producidas por la contaminación ambiental”, dijo Petroperú.

 
PERUANOS EN EL EXTERIOR: AYÚDENNOS PARA AYUDAR.

Por Addhemar H.S. Sierralta (Perú).

Hace 30 años decidimos venir a los Estados Unidos de Norteamérica, como muchos inmigrantes de diferentes lugares del mundo. La decisión fue porque después de casi dos décadas de trabajo y desarrollo en una empresa petrolera estatal habiendo llegado hasta posición gerencial fui despedido sin razón lógica y para cerrar con broche de oro la acción se apropiaron de mis beneficios sociales. También usufructuaron mi pensión.

El gobierno de turno era incapaz de detener el terrorismo de sendero luminoso, se confiscaron los depósitos en dólares y vender propiedades era una utopía. Llegamos a Miami con 4,000 dólares en efectivo que sacamos gracias a que algo nos pudo dar el banco –por lo bajo- de los depósitos que debían transformarse a moneda nacional, y con las ganas de seguir trabajando. Mi esposa y tres hijos menores empezamos a vivir en un estudio, compramos un auto usado y laboramos en todo –pese a ser profesionales y hasta con maestría- lo hicimos en labores como delivery, jardinería, cuidado de ancianos, ventas, etc.

Los años pasaron llegué a gerente en una empresa, mi esposa revalidó y alcanzó excelentes posiciones. Compramos propiedades, me llamaban para asesorar en Perú a grandes empresas y así crecieron los chicos y un buen día quería retornar al país para hacer un negocio. Mil trabas para ello fueron enormes por la cantidad de trámites, dificultades en llevar mis enseres y vehículos pero todavía me esperaba lo peor. Con capital y deseos de empezar de nuevo en mi país una serie de autorizaciones y dificultades para formar legalmente empresa terminó con el sueño.

Al final de todo decidimos regresar nuevamente a U.S.A. Allí teníamos pensión, seguro médico y familias nuevas de nuestros hijos adultos ya.  Liquidamos todo en Perú y compramos una propiedad en Miami Beach. De vuelta y otra vez con ganas de hacer negocio pero esta vez aquí.

Los peruanos en el exterior llevamos al Perú en el corazón y si queremos hacer patria en nuestro terruño no es sencillo. Hoy tenemos nuevo gobierno. Deseamos que pueda ayudarnos con facilidades para retornar e invertir, simplicidad para los trámites administrativos. Pretender posiciones en el Congreso es lo más absurdo, lo que se requiere es consulados y embajadas con funcionarios expeditivos y capaces que realmente faciliten que los peruanos podamos contribuir con nuestro país. Si salimos es porque las condiciones no eran buenas y tal parece se mantienen en forma ilógica con el agravante de una inseguridad ciudadana, con una corrupción que asusta, una salud deplorable, etc.

El Perú también necesita de quienes salimos al exterior,  tenemos ganas de invertir en nuestro país, trabajar y compartir nuestros conocimientos para hacerlo mejor. Esperamos que vengan mejores tiempos. El nuevo gobierno tiene la palabra.


LA PURGA DE STALIN.

Por Jorge Rendón Vásquez (Perú).

Aparecido en el Boletín electrónico de la Comunidad Leonciopradina, este artículo de un miembro de la III Promoción del CMLP, trata de insertar una interpretación distinta de esos fatídicos sucesos.

A primera vista tiene razón James Harris, pero solo en parte, puesto que la motivación primordial de las purgas no fue el ansia personalista de Stalin, aunque llevara luego a eso. 

Para la burocracia del partido comunista, a la cabeza de la cual estaba Stalin, se debía eliminar todas las voces contestatarias que —ellos creían— podían afectar en un momento determinado al gobierno soviético y a los partidos comunistas. Para ellos, se eliminaba fusilando. En todas partes del mundo esos dirigentes actuaban de la misma manera; veían enemigos en quienes discrepaban de la línea que venía de arriba. Asi los habían formado. 

Ya no reflexionaban por cuenta propia. Su mente obedecía la doctrina y las órdenes de los jerarcas nacionales quienes, a su vez, obedecían las directivas de los jerarcas de la III Internacional y, en definitiva, las del partido comunista de la Unión Soviética. 

Obedeciendo podían hasta matar y hacerse matar. El gran muralista mexicano David Alfaro Siqueiros comunista fue enviado con otros a asesinar a Trotsky en la casa de este de Coyoacán. Agotó el cargador de su metralleta disparando contra él y su esposa Natalia y no llegó a herirlos probablemente porque no había sido entrenado para esa acción de comando. Pero luego Ramón Mercader, infiltrado como leal y diligente trostkista, no falló. 

Los escasos comunistas que quedan siguen actuando de la misma manera. El estalinismo, que ha modelado su mente burocrática cerrada a todo razonamiento, no los abandona y siguen creyendo que “las masas” deben seguirlos, aunque al comenzar sus reuniones cuenten si los que estuvieron en la reunión anterior están aún presentes.

Durante décadas, políticos e historiadores han resaltado el carácter personalista y psicopático del dictador. Sin embargo, un nuevo libro desvela otra parte de la historia
Acabó con cientos de miles de personas. Pero ¿con qué objetivo?

AUTOR: HÉCTOR G. BARNÉS

Uno de los episodios más devastadores del siglo XX tuvo lugar entre 1936 y 1938, cuando el régimen soviético ejecutó a 750.000 ciudadanos y condenó a más de un millón a trabajos forzados en un gulag sin ninguna clase de garantía legal. Es quizá la campaña de represión más sangrienta de la historia y, como ocurre con gran parte de la historia soviética, la opacidad del régimen impide conocer con seguridad los entresijos de esta Gran Purga.

Durante muchos años, concretamente desde que Robert Conquest publicó 'El gran terror: las purgas de Stalin de los años 30' en 1967, ha prevalecido la teoría de que el objetivo primordial de la limpieza a fondo realizada sobre la disidencia era la iniciativa individualista de Stalin, que pretendía hacerse y consolidarse en el poder como fuese. Por lo tanto, se trataba de la culminación del proceso de levantamiento de una dictadura personalista que había comenzado quizá una década antes, después de la muerte de Vladimir Lenin. Para el autor, sin embargo, este abuso de poder era una consecuencia natural del sistema implantado por Lenin, solo que imbuido por los sanguinarios rasgos de Stalin.

En el otoño de 1936, el régimen estalinista pensaba que la invasión era inminente.

Un nuevo libro de James Harris, uno de los mayores expertos en Historia soviética, desmiente, o al menos matiza esta hipótesis, restando importancia al papel de Stalin y otorgando una mayor responsabilidad al resto de la organización soviética. Se trata de 'The Great Fear' (OUP Oxford), un título que obviamente alude al de Conquest. Es el resultado de una profunda revisión de los materiales de archivo publicados en 1991 y 2000 (año en el que salió a la luz el archivo del propio Stalin), que concluye que la Gran Purga fue una desmesurada reacción al miedo que los soviéticos sentían en 1936. Como explica el propio autor en la introducción del libro, “en el otoño de 1936, el régimen estalinista pensaba que la invasión era inminente”.

Protegiéndose del enemigo.

Según la tesis de Harris, la purga no tenía como objetivo principal allanar el camino de Stalin, sino el intento de un Estado que aún se sentía muy débil de detener cualquier hipotética revolución interna o invasión externa. En cierta forma, sugiere, estas amenazas eran un resultado de las altas metas planteadas por el propio Stalin. Como explica el autor en un artículo publicado en 'The Conversation', el georgiano “había demandado el cumplimiento del 100% de unos objetivos de producción que no podían ser alcanzados, y él y sus colegas en el Kremlin malinterpretaron las discrepancias como un ejemplo de conducta contrarrevolucionaria”. Una de las razones que explican por qué tantos campesinos o trabajadores fueron deportados durante esos años.

La situación en la URSS a mediados de los años 30 era complicada. A pesar de haber vencido en la Guerra Civil, los bolcheviques eran conscientes de que les resultaría muy complicado controlar un país dividido, por lo que desarrollaron potentes sistemas de espionaje y control que en muchos casos no funcionaban. Y no lo hacían porque seguramente sobrevaloraban las amenazas a las que debían enfrentarse, tanto externas (alianzas extranjeras que invadirían el territorio ruso) como internas (sabotajes, deslealtades). Como señala el libro, “el liderazgo soviético recibió un caudal continuo de preocupantes informes de alianzas internacionales de poderes capitalistas que pensaban invadir la URSS: ingenieros burgueses, otros especialistas, académicos, campesinos ricos, grupos étnicos y nacionalistas, oficiales del ejército y antiguos opositores que pensaban liquidar el poder soviético desde dentro”. Muchos de los grupos que serían rápidamente purgados.

¿Qué papel jugó Stalin? Es la pregunta del millón, y Harris lo tiene claro: “Las 'amenazas' no fueron simplemente inventadas para servir fines políticos cínicos”, escribe. “No pueden ser explicadas como simplemente el producto de alguna psicopatología”. Tanto Stalin como todo el partido creían firmemente –y, según el autor, con razón, pero tan solo en parte– en una quinta columna que debía ser eliminada si el régimen quería sobrevivir. Sin embargo, las duras purgas provocaron que, una vez que el país entró en guerra de verdad en 1941, se encontrase mucho más debilitado y dividido de lo que habrían deseado.

Stalin estaba comprometido con construir el socialismo, no con crear una dictadura personal para su propio beneficio.

“Tanto en público como en privado, Stalin estaba comprometido con construir el socialismo, no con crear una dictadura personal para su propio beneficio”, señala el autor. 

No es que Harris intente justificar a Stalin, como él mismo aclara: “Las revelaciones de archivo, todo sea dicho, no han asegurado que Stalin fuese realmente un buen tipo. Más bien al contrario. Pero han dejado grandes lagunas en la historia tradicional”. En otras palabras, las teorías tradicionales han reforzado la visión personalista, por la cual la historia de la URSS en los años 30 es producto de las decisiones de Stalin, obviando que la realidad es mucho más compleja.

Una sanguinaria limpieza.

Harris considera que la confusión comenzó en 1953, con la llegada al poder deNikita Kruschev, que fue el primero en señalar a Stalin. Un gesto que tenía dos objetivos: limitar el poder de la por aquel entonces aún más poderosa policía política y señalar a la élite política soviética que había participado activamente en la limpieza que no se tomarían represalias. El propio Kruschev señaló que la Gran Purga había sido una “aberración” que nada tenía que ver con los principios leninistas, lo que salvaba espiritualmente el proyecto y depositaba la culpa sobre los hombros del muerto.

La Gran Purga se inició en 1936, a través de tres juicios en Moscú donde fueron juzgados varios miembros del Partido Comunista, acusados de conspirar con el eje capitalista. En el primero se acusó a 16 personas, que terminaron siendo sentenciadas a muerte y ejecutadas; en el segundo, que tuvo lugar en enero de 1937, se juzgó a otros 17, de los cuales 13 fueron sentenciados a muerte y el resto enviados al gulag, donde también fallecieron. En el de marzo de 1938 fueron juzgadas otras 21 personas, entre las que se encontraba Genrij Yagoda, paradójicamente el encargado de realizar las primeras detenciones al comienzo de la Gran Purga. Todas las confesiones que obtuvieron las autoridades soviéticas fueron obtenidas tras torturar a los acusados.

A esta purga inicial siguieron otras tantas en el ejército –que se iniciaron con la acusación de una conspiración entre el mariscal Mijaíl Tujachevsky y el OKW de laWermacht–, en el Politburó –donde fueron eliminados casi todos los bolcheviques que en su día apoyaron a Lenin– y el Komintern, la Internacional Comunista, que se llevó por delante al húngaro Béla Kun, el yugoslavo Milan Gorkic y el alemán Heinz Neumann. Como ocurre a menudo con la historia soviética, no termina de quedar claro el número exacto de muertos, pero sea tirando por lo bajo (la cifra oficial de681.692 caídos) o por lo alto (más de dos millones de personas), se trata de una de las grandes y más despiadadas depuraciones del siglo XX.


 TERREMOTOS EN EL CARNAVAL DEL SUR.

Por Enrique Guillermo Avogadro (Argentina).

"Y aquí en la puerta, cansado de vagar, las mascaritas al baile miro entrar". Francisco García Jiménez

Le ruego se tome el trabajo de releer "Las Olas y la Hipocresía" (http://tinyurl.com/o5h3zc2), ya que podrá comprobar que, en marzo de 2015, era posible prever los gigantescos terremotos que se están produciendo en América del Sur, forzados por un ansia de decencia y anticorrupción que, en épocas de bonanza, nunca es tan intensa en nuestros pueblos, en especial cuando son gobernados por regímenes populistas que, al menos en teoría, "roban pero hacen".

Desde entonces, esos movimientos telúricos se llevaron al cajón más indigno de la historia a la extendida y relatada década de los Kirchner que, cual "atilas" contemporáneos, arrasaron la Argentina durante doce años, a punto tal que hoy cuesta ver al pasto crecer después del paso de aquellos caballos; como aquí ese cambio copernicano se produjo a través de las urnas, los regímenes regionales que se habían transformado en sus socios nada pudieron decir, más allá de plañideros discursos de despedida a Cristina.

Antes que ella, habían sido defenestrados, siguiendo procesos estrictamente constitucionales conducidos por los congresos y la justicia, tragicómicos personajes como Zelaya, en Honduras, y Fernando Lugo, el obispo padre de una cuantiosa grey. En este último caso, sin embargo, su expulsión dio pie a los caraduras Lula da Silva, Néstor Kirchner y  Pepe Mujica para usarla como excusa y suspender al Paraguay como miembro del Mercosur; el orgulloso parlamento guaraní se oponía al ingreso de Venezuela al agonizante club, y así don Hugo Chávez pudo finalmente sentar en él sus reales.

Esta semana culminó en Brasília el juicio político que expulsó a Dilma Rousseff del Palacio do Planalto. Todo el proceso, más allá de reconocer que muchísimos de los diputados y senadores que votaron en su contra están imputados por graves hechos de corrupción cuando no de crímenes comunes, fue conducido en el marco de la más estricta legalidad, controlada por el Supremo Tribunal Federal, uno de cuyos integrantes presidió las últimas sesiones de votación; el resultado se expresó a través de una mayoría que excedió, en mucho, los dos tercios necesarios.

Intentar explicar en detalle y en una breve nota cómo funciona la política en Brasil constituye un reto imposible y, por ello, sólo diré que la brutal caída en la popularidad de Dilma y del propio Lula no se debe sólo al estallido de los escándalos del petrolão, el lava-jato o el antiguo mensalão, que han llevado a muchos funcionarios, ministros, políticos y empresarios a la cárcel, algunos con penas durísimas; desde mi punto de vista, mucho ha tenido que ver en esa penosa ecuación la fuerte reversión en el proceso que con FH Cardoso, Lula y Dilma (en su primer mandato) había logrado sacar de la pobreza a cuarenta millones de brasileños, que comenzaron a consumir, desde mejor comida hasta celulares. Ahora, los muchos que han vuelto a caerse de la clase media se han transformado en los peores críticos del PT y de toda la política, en general.

Michel Temer, jefe del PMDB y otrora Vicepresidente de Dilma, concluirá el mandato de ésta hasta el último día de 2018. Carece hoy de apoyo popular, y él mismo está alcanzado por denuncias graves de corrupción; sin embargo, creo que podrá sacar a su país de la profunda crisis en que el populismo del PT lo sumiera y, apoyado en las predicciones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, estoy convencido que Brasil volverá a crecer en 2017. De más está decir que se trata de una espléndida noticia para Argentina, ya que se trata de nuestro principal socio comercial.

Con una celeridad digna de mejor causa, el mismo miércoles los disfrazados y paradigmáticos demócratas Evo Morales, Rafael Correa y Nicolás Maduro (por si no lo ubica, es el que recibe mensajes de parajicos chiquiticos) retiraron sus embajadores de Brasília arguyendo que se había producido un golpe de estado fomentado por los medios concentrados y las grandes corporaciones (¿le suena?), y Cristina Elizabet Fernández se sumó a ese coro de ridículas viudas a través de Tweeter; claro, todos lo hicieron para justificar sus propios relatos.

Por su parte, el propio Maduro debió soportar, a pesar de la campaña de terror desatada para evitarla, una muy masiva marcha, que se repetirá este mes, en Caracas y en todas las ciudades importantes de Venezuela para exigir al Consejo Electoral el cumplimiento de los plazos legales -curiosamente establecidos por la Constitución que sancionó el propio Hugo Chávez- para convocar al referendum revocatorio que busca su expulsión del poder antes de fin de año. Toda América del Sur, una vez más, ha demostrado cuán hipócrita es al declamar contra las violaciones a los derechos humanos: así como lleva décadas de silencio frente a las atrocidades de los gerontes cubanos, hoy repite esa más que vergonzosa actitud ante el régimen venezolano, que no hesita en detener y torturar opositores, vaciar las instituciones -Congreso incluido-, robar a manos llenas, convertir a su país en un narcomercado terrorista, asesinar a sus conciudadanos, y hambrearlos hasta la muerte.   

También la tienen ya muy dura, por diferentes razones, Correa en Ecuador, Bachelet en Chile, Morales en Bolivia y Vázquez en Uruguay. El primero, atado a la convertibilidad, ha visto su economía destrozada por la caída del precio del petróleo, vendido a futuro a China en pago de los siderales préstamos recibidos y malgastados. Michelle, practicante de un estatismo insensato, está destruyendo uno de los modelos de desarrollo más exitosos de la región, y la baja en la cotización del cobre está contribuyendo a ese nefasto propósito; por lo demás, su propio hijo está involucrado en un caso de corrupción, algo inaudito en el país. Evo, tras una movida de incierto futuro sobre el sector minero, soportó que uno de sus ministros fuera asesinado a golpes por una turba de huelguistas, y se ve vinculado a episodios de corrupción a través de su amante. Y a Tabaré, que también está haciendo lo suyo en materia de estatismo idiota, le resulta imposible gobernar por los palos en la rueda que pone todos los días no la oposición sino su propio partido, cuya facción mayoritaria conduce el inefable Pepe.

En general, entonces, estamos ante un panorama esperanzador. América Latina está despertando, quiere terminar con la corrupción y, con certeza, la democracia representativa imperará en nuestros países, que podrán así retomar la senda del desarrollo sustentable. Disponemos de innumerables recursos naturales, apetecidos por el mundo entero. Pero debemos poner el acento en la educación y el progreso de nuestros pueblos, ya que son los únicos medios idóneos para permitirnos salir del atraso y cerrar la gigantesca brecha tecnológica que nos separa de los países centrales, que todavía tiende a profundizarse.


UNA FUTURA SUEGRA EXCESIVAMENTE ATRACTIVA

(Microrrelato). 

Por Andrés Fornells (España).

Milagritos Ruano llegó a su casa llorando. Amparo, su madre, decidió, de inmediato, averiguar la causa de su aflicción, consolarla y ayudarla en lo que pudiera.

Le tomó algún tiempo conseguirlo, porque su hija hablaba entre sollozos, ahogando y desfigurando las palabras. Pero finalmente pudo averiguar qué la sucedía. El enorme disgusto de su hija lo motivaba el hecho de haber ella roto con el chico que salía, por haberle ella, en un momento de torpeza destrozado su CD favorito.

—¿Mamá, y él me gusta a morir! —gimoteó compungida la muchacha—. Mamá, ve a hablar con él y convéncele de que debe apiadarse de mí, por-que yo sin él no puedo vivir. Lo quiero con locura.

—Tranquilízate, mi niña. Déjalo de mi cuenta. Yo arreglaré este asunto vuestro. Conozco muy bien a los hombres. Conozco de qué pie cojean, y también conozco muy bien como capear sus irritabilidades y sus debilidades.

Amparo cogió el coche y se llegó hasta el inmueble donde aquel joven, al que solo había visto en un par de ocasiones, tenía un apartamentito. Muy segura de sí misma, pulsó el timbre de la puerta. Transcurridos unos segundos la puerta se abrió y ante sus admirados ojos apareció el apuesto joven que mantenía, desde algunas semanas atrás, una relación de pareja con su hija. Sufrió una especie de impacto al verle con pantaloncitos cortos y sin camisa, mostrando era poseedor de una notable y armoniosa musculatura corporal.

Su destacada belleza física le impactó hasta el punto de hacerla parpadear como si hubiese recibido un golpe de sol en los ojos. Se repuso con cierta dificultad de la agradable impresión recibida y pasó a comunicarle que venía a intermediar entre él y su hija. Que por una pequeña discusión no merecía la pena rompieran una amistad que era muy del agrado de su hija. Él le sonrió muy agradablemente y dijo en tono afable:

—Pasa. Te invitaré a beber algo frío y hablamos. Con el bochorno tan grande que hace es lo que apetece, ¿verdad?

Amparó tomó asiento en el sofá que él le había indicado. Procuró estirar su falda lo más posible, pues se le había subido hasta lo más alto de sus bien torneados muslos.

—Tengo cerveza y Coca-Cola —ofreció él.

—Un botellín de cerveza, por favor.
Él trajo dos. Le entregó uno a ella y con otro en su mano derecha se que-dó sentado en un sillón que les dejó a ambos frente a frente. Amparó em-pezó a ponerse nerviosa. Los ojos de él desprendían caricias de fuego. Fue directo al asunto que la había traído allí. Razonó que la rotura de un CD no podía ser motivo para que él dijera a su hija que no quería verla más.

—Milagritos te traerá ese CD, nuevo, y hacéis las paces. ¿Te parece bien?

Ella habría añadido algo más, pero el movimiento negativo de la cabeza de él y su seductora sonrisa, la silenciaron.

—No he roto con tu hija por el CD. He roto con tu hija porque desde hace dos semanas, que fue la primera vez que te vi, no hago otra cosa más que pensar en ti todo el tiempo. Me tienes locamente enamorado.

La pasión con que confesó sus sentimientos, y la sinceridad que mostraba su apolíneo rostro, convencieron a la mujer de que él estaba realmente expresando lo que sentía.

—Pero esto es imposible, muchacho. Soy una mujer mayor. No puedes estar hablando en serio. Me estas gastando una broma.

Amparo, ruborizada hasta la raíz de su pelo negro como ala de cuervo, sentía que su corazón daba violentos aldabonazos como si se hubiese convertido en una campana catedralicia.

El joven abandonó su asiento. Dos pasos le dejaron delante de Amparo. Cogió sus manos en un gesto que denotaba irresistible ternura y la ayudó a ponerse de pie.

—Vamos, mujer hermosísima. No levantes barreras a nuestro amor. Leo en tus ojos que sientes por mí, lo mismo que yo siento por ti: una pasión abrasadora, irrefrenable, un deseo incontenible.

Lo siguiente fue juntar ambos sus labios en un beso arrollador, interminable. Amparo perdió la cabeza. Derrumbó todas las barreras que ella había levantado en un primer instante. Y pensó que su hija, con lo joven y bonita que era, encontraría muchos amores en su vida, mientras para ella, el amor de este joven hermoso, fuerte y apasionado, sería segura-mente el último amor para ella, y no iba a dejarlo escapar por ninguna de las numerosas razones que su mente le estaba exponiendo.


MI PADRE Y YO (Narración).

Por Addhemar H.M. Sierralta (Perú).

Una semblanza que siempre quise hacerla y recién me decidí –en el 2012- al ir conociendo a más familiares, entre ellos a mi tío Pepe, mis primos Maggie, Eduardo, Jaime y Mireya, mis sobrinas Liliana y Mónica, y mi hermana Xochitl. Aunque los veo de vez en cuando, los quiero harto.

Mi padre, Eduardo Sierralta Lorca, fue izquierdista consecuente hasta su muerte. Compañero de Juan Corvalán en la prisión de la isla “Más afuera”, en el archipiélago Juan Fernández en Chile, donde lo habían condenado a muerte pero escapó. Recapturado y deportado por Ibañez del Campo sufriría una serie de expulsiones, no solo de su país, también lo fue de Perú y de México debido a sus actividades políticas. Mantuvo vigentes sus sueños hasta el final.

En México fue muy amigo de David Alfaro Siqueiros, líder izquierdista del país del norte, y por otro lado siempre conservó una buena amistad con el ex senador Ocampo y el ex presidente Salvador Allende, chilenos. En Perú su cercanía con la lideresa y escritora Magda Portal le permitió coincidir en sus pensamientos revolucionarios. Y hablando de revolucionarios, conoció a los líderes de Sierra Maestra –los barbudos guerrilleros cubanos- antes de aquel 26 de Julio.

En 1957 publicó “El Apra y la sombra,” un libro crítico de la acción del partido de Haya de la Torre. Consideraba que los apristas se alejaron del pensamiento de izquierda entregándose a defender al capitalismo. Durante un tiempo, ilusionado con este partido, ayudó a sus líderes históricos hasta que se decepcionó de ellos. Odría lo deportaría en 1950.

Cuando falleció, en 1972, Salvador Allende ofreció a sus deudos la posibilidad de instalarse en Chile y por un tiempo así lo hicieron. Sus cenizas se esparcieron por el mar chileno. Cabe señalar que aquella cercana amistad y confianza hizo que mi padre usara –en algunas oportunidades- el nombre de Roberto Allende, en México.

Época de Pablo Neruda, de los anarquistas chilenos y de las protestas de los ferrocarrileros de Temuco –por las primeras décadas del siglo XX- es cuando se forja su pensamiento revolucionario. En Lima conoce a José Carlos Mariátegui y frecuenta a la juventud revolucionaria. Siempre creyó que la única solución para nuestros pueblos latinoamericanos sería aplicar el marxismo leninismo y llegar a un socialismo que libere al pueblo de la pobreza.

Hace unos días, gracias a mi primo Eduardo hijo del tío Carlos su padre, tuve en mis manos cartas del pasado donde pude apreciar su forma de pensar y parte de las peripecias que tuvo que vivir. Signado por la incertidumbre, la ilusión de tiempos mejores, la falta de recursos económicos, supo combinar la política con el arte –en especial el teatro- y con trabajos en editoriales y radioemisoras. Obviamente, pese al cariño que tuvo a sus hijos –mis hermanos- la continuidad de vida familiar no fue una de las características de su vida, salvo tal vez cuando hizo nueva familia con Judith Leal, una juvenil izquierdista mexicana, pero también hubo con ella deportaciones, prisiones y momentos difíciles por las circunstancias políticas.

Mis hermanos mayores, Cecilia recientemente fallecida en Lima, y Eduardo “Cosaco” quien murió hace ya varios años en Ica, vivieron algunos años con él y siempre desearon que les hubiera dedicado más tiempo. Ambos eran medio hermanos.

En mi caso, solo llegué a conocer a mi padre por referencias familiares, ya que se separó de mi madre cuando yo era muy pequeño. Fue a través de ellos que pude enterarme de algunos detalles de su vida.

Mi madre se volvió a casar y Dios me deparó un padrasto –desde muy chico- quien forjó la imagen del padre con mucho cariño. Me inculcó el amor por las letras y la justicia. Papá Alberto cumplió su misión con amor a punto que crecí sin carencias afectivas.

En la década del setenta en México conocí a la última esposa –de papá Eduardo- y pude hacerlo también con tres de mis hermanos pequeños: Anayañsi, Xochitl y Roberto. Juan Carlos, el segundo, por esa época estudiaba en Cuba. Años después fallecería Anayañsi en circunstancias aún no aclaradas. Se presume que fue eliminada por su actividad política. 

Hasta hoy sigo en contacto con Xochitl, quien vive en Costa Rica y es pintora. Sigue siendo mi hermana chiquita, alegre y juguetona.

De la familia, según dicen, soy el más parecido a mi padre. Ambos tuvimos un desarrollo en el teatro, como escritores y en actividad radial. También incursionamos en la enseñanza.

En lo que si diferimos fue en los aspectos politicos, me mantengo independiente y propugno un capitalismo social o un socialismo capitalista, más pragmático que filosófico o ideológico. Coincidimos en la sensibilidad social y la lucha contra la pobreza. Pienso que la izquierda se detuvo en el tiempo –salvo en la China- y no ha producido gobiernos efectivos debido a que carece de ejecutores. Su idealismo no le ha permitido tener cuadros de gente capaz en aspectos de alta especialización técnica ni capacidad empresarial y gerencial. La Unión Soviética lo intentaría pero ha tenido muchas dificultades hasta que después de la caída del comunismo empieza a surgir. Los chinos, tal vez por su sabiduría ancestral, han mantenido la dualidad comunista-capitalista en una forma muy original.

Algo que se ha conservado en la familia, a través de muchas generaciones, es el nombre de Eduardo. Antes que mi padre, en su generación, sus hijos y nietos lo llevan  ya sea como primer o segundo nombre. El menor de mis hijos lo tiene como segundo nombre. Por otro lado se repiten con frecuencia en la familia los nombres de Juan y de Carlos, ya sean solos o combinados. Lo que si se mantiene constante es una vena artística muy interesante: actores, violinistas, pianistas, pintores, declamadores, poetas, narradores, etc. son algo común de generación en generación. Ojalá se mantenga ese espíritu.

Mi padre nació en 1902, hace 110 años. Murió en 1972, hace 40 años. Y en este 2012 escribo por primera vez acerca de él. Lo hago con sentimiento y satisfacción de ser su hijo…y creo que si no lo conocí presencialmente ha quedado en mí un legado genético que nos vincula en el arte y la sensibilidad política. Aprecio nuestras similitudes y nuestras diferencias y estoy seguro que hubiéramos conversado y discutido mucho sobre variados temas.
 
Ah…y algo maravilloso…de tiempo en tiempo voy conociendo más familiares y encuentro que somos muy parecidos en nuestra vehemencia por vivir.
 
.
 
COMENTARIOS Y CORRESPONDENCIA
 
Agradeceremos sus comentarios y correspondencia a aldy103@hotmail.com o a aldy103@gmail.com y les recordamos que pueden leer artículos de TIEMPO NUEVO en www.agenciaperu.net , en especial los“links” Columnistas y Yo Periodista. 
 
 
 
 
Artículos de TIEMPO NUEVO y del autor también pueden encontrarse en Recorriendo América News www.recorriendoamericanews.com de Miami, La Diáspora Peruana diasporaperuananewyork.blogspot.com de New York, La Naranja del Condado Orange en California, Savvy Times News Magazine, periódicos editados en U.S.A. Asimismo en El Perfil Latinoamericano www.elperfillatinoamericano.com de Nuremberg, Alemania, El Diario Internacional www.eldiariointernacional.com de Bélgica, Chiquián y sus amigos http://nalochiquian.blogspot.com; La Gacetilla Literaria, en el Canadá, entrando a Revista Hispavox http://hispavox.blogspot.com, Luz del Corazón, Net Joven, Scribd en www.scribd.com, Mi blog: TU-YO; y Naciones Unidas de las Letras en http://www.aveviajera.org/nacionesunidasdelasletras/
TAMBIÉN PUEDE LEER TIEMPO NUEVO ENTRANDO AL LINK SIGUIENTE:   
Fuente: 

TIEMPO NUEVO INTERNACIONAL
 
Addhemar Sierralta
 
Año 8 No. 288 de 12 de setiembre de 2016
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián