lunes, 10 de junio de 2013

TIEMPO NUEVO (MIAMI), DE ADDHEMAR H.M. SIERRALTA - AÑO 5 Nº 213 DE 10 JUN 2013



TIEMPO NUEVO
 
   Año 5 No. 213 de 10 MAY 2013 

Por Addhemar Sierralta
 
 
VISITE Y COMENTE EN EL NUEVO FORMATO DIGITAL DE “TIEMPO NUEVO”.

Nuestro TIEMPO NUEVO aparece, además del tradicional envío que ustedes reciben, en un nuevo formato digital que incluye fotografías, videos y la posibilidad que ustedes puedan comunicarse directamente con sus opinions, críticas y colaboraciones en forma directa.

Esperamos continuar con estos esfuerzos por modernizar TIEMPO NUEVO y sean de su absoluto agrado. Actualmente pueden acceder para ver  el nuevo formato a www.addhemarnews.com y luego a TIEMPO NUEVO. Para su mayor comodidad pueden bajar TIEMPO NUEVO a “Escritorio” y tenerlo en acceso directo. Visite nuestro nuevo formato y esperamos sus comentarios y sugerencias.


SALVO DEFINICIÓN SOBRE INDULTO EL GOBIERNO PERUANO

MANTIENE DUDAS RAZONABLES SOBRE SU ACTUACIÓN.

El presidente Humala, como era previsible en los últimos días, no concedió el indulto al expresidente Fujimori pero con una demora de la Comisón de gracias presidenciales que parecía el tejido de Penélope, que no tenía final, para luego en minutos decidir por el no. Era obvio que ya tenía su propia decisión y las recomendaciones eran una forma de cubrirse a futuro. Estimamos que en la decision le faltó humanidad y calidad política.

Su reacción ante la posible “reelección conyugal” ha sido virulenta llamando sinverguenzas a los que supuestamente estarían –según Ollanta- iniciando tempranamente campañas presidenciales en lugar de ser preciso en que Nadine no postulará. Por otro lado la reacción de las autoridades, ante un grupo de manifestantes que portaban carteles de no a la “reelección presidencial” sobre los puentes de la vía expresa, fue con una violencia similar a la de los “chavistas” contra sus opositores, contrastando con la permisividad cuando hizo lo mismo la Villarán en su campaña contra su revocación y sus simpatizantes caminaban sobre los mismos  puentes con pancartas a su favor.

Ahora que ya se terminó la agonía del proceso de indulto a Fujimori es pertinente señalar que fue un error –de parte de Fujimori- demostrar debilidad al solicitar un indulto, cuando él se consideraba inocente o por lo menos que su actuación había servido para librar al país de sus enemigos internos. “El que no la debe no la teme”, quien cree en uno mismo jamás claudica. Ejemplos: Leoncio Prado quien jamás se comprometió a dejar de liuchar por el Perú en contra de los chilenos por salvar su vida; el general Videla en Argentina quien nunca admitió su culpabilidad; el mismo presidente Salvador Allende quien sin rendirse defendió con su vida sus ideas; y hasta los nazis del juicio de Nuremberg quienes se reafirmaron en sus postulados ya fueran o no correctos. Su valor hubiera servido para hacer una figura de Fujimori.

La situación en el país sigue incierta por más que Humala se reuniera con los empresarios. La venida de Lula, quien en franca intromisión apoyó al “nacionalista” al considerar que un periodo presidencial es poco, y que nos permitió ver en algunos empresarios que más allá de ideologías lo que hay son intereses; y el mantener un “ruido político” de desprestigio  hacia García,  Toledo, Acuña y Keiko, vía comisiones investigadoras y prensa, sin aclarar que se mantendrá este gobierno por la “Hoja de ruta” no hace sino mantener dudas.

Paralelamente a todo esto se sigue sin inversiones estatales fundamentales, nada se hace por reestructurar los sectores salud y educación. Continúa la inseguridad ciudadana y se cocinan leyes contradictorias como la de controlar las universidades privadas por el Ministerio de Educación, entre otras. Si a ello se agregan los problemas de la minería, el petróleo que sigue decayendo, las acciones derivadas de la ley de consulta previa y el freno del crecimiento económico sin vislumbrarse acciones enérgicas y concretas que sean mejores que las siete medidas anunciadas la semana pasada –insuficientes a todas luces- sin mayor impacto; y finalmente los aumentos presupuestales sin haberlos trasparentado en el Ministerio de la Mujer, Palacio de Gobierno y la Dirección de Inteligencia Nacional, la situación política deja sinsabores y mantiene las dudas que afectan al país.


UNA REVISIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS INTERNACIONALES ACTUALES.

Por Addhemar H.M. Sierralta (Perú).

Con buen ánimo se ha recibido, en el contexto internacional, la iniciación de las conversaciones de Corea de Norte y Corea de Sur en plena frontera entre estos países. Esto no hace sino confirmar que las amenazas de los norteños solo eran bravuconadas para conseguir algunas negociaciones que le permitan solventar la crisis interna que tienen. Además el gobierno Chino debe haberles llamado la atención por generar una crisis bélica sobre la crisis económica mundial que  afectaría tremendamente al gobierno de Pekín.

La situación en Siria sigue incierta aunque su presidente ha empezado a dar señales algo positivas en momentos que Rusia manejaría las tropas internacionales que buscan mejorar el conflicto que viene causando miles de muertes. Hay una pequeña luz de lograr un arreglo.

Lo que ha causado estupor han sido las declaraciones del presidente Obama, de los Estados Unidos de América, justificando las intervenciones de las comunicaciones en la empresa Verizon so pretexto de ayudar a la seguridad del país. En días pasados el gobierno demócrata tuvo que soportar críticas por otras intromisiones en las comunicaciones y ello en contraste con el propio pensamiento del presidente quien cuando era representante en Illinois fue un duro opositor a este tipo de acciones. Sinceramente creemos que esto debilita su liderazgo.

En América Latina las situaciones más relevantes siguen siendo el enfrentamiento de Maduro en contra de Capriles y el debilitamiento de Venezuela que atraviesa por una crisis total; también sigue preocupando la reelección de Evo Morales en Bolivia; la situación económica y política en Argentina que se podrá complicar ante el deseo de Cristina, su presidente, de postular a otra reelección.

Lo positivo es el progreso de la Alianza del Pacífico, que agrupa a Chile, Perú, Colombia y México, y comercialmente se viene mostrando como una real fuerza económica que ha llamado la atención de España, Canadá, Costa Rica, Japón, Australia, Estados Unidos de América y otros países de la Cuenca del Pacífico. Esta realidad exitosa, sin duda, contribuirá en el desarrollo de los pueblos latinoamericanos democráticos.

ALAN GARCÍA A HUMALA:

“ME PARECE ESCUCHAR LOS GRITOS Y AMENAZAS DE HUGO CHÁVEZ”.

Opiniones, de Alan García, publicadas por El Comercio de Lima en reacción a las palabras del presidente peruano Ollanta Humala.

El ex presidente también sostuvo que lo más tradicional en la historia es un militar que se queda en el poder y quiebra el país.

La respuesta del ex presidente Alan García no se hizo esperar. A través de su cuenta de Twitter, el líder aprista le respondió al presidente Ollanta Humala, quien dijo en la tarde que existen políticos que adelantan la campaña electoral para evadir a la justicia.

“Presidente no se pique: Me parece escuchar los gritos y amenazas de Hugo Chávez. No insulte, gobierne bien… Presidente no se pique: Las encuestas bajan por la reelección conyugal que el país rechaza… Presidente no se pique: En mi gobierno se duplicó la clase media y bajó la pobreza al doble de velocidad que con usted”, publicó García Pérez.

Por último, el ex presidente García escribió que lo más tradicional en la historia es un militar que se queda en el poder y quiebra el país.

Esta mañana el presidente Ollanta Humala sostuvo que existen políticos sin vergüenzas que ya comenzaron con su campaña electoral, creando cortinas de humo y conspiraciones políticas.

“SI PUDIERA, HUMALA CREARÍA UNA DICTADURA”

Por Gonzalo Pajares (Perú).


“La mayor parte de la izquierda, antes y ahora, no es democrática”, dice Fernando Rospigliosi quien, además, cree que Ollanta quiere perpetuarse en el poder, que Toledo no fue un presidente corrupto, pero Alan García sí. Compartimos la entrevista del autor realizada al analista politico y publicada por Perú 21.

Fernando Rospigliosi se califica como un “crítico del poder”. Por eso su lucha contra la dictadura fujimontesinista y, hoy, contra los intentos del nacionalismo por perpetuarse en el gobierno. En esta charla hablamos sobre nuestra siempre agitada vida política.

¿Tiene más amigos que enemigos?

 
(Ríe). Probablemente, sí.

Uno no tiene esa sensación…

Desde la Colonia, vivimos en una sociedad hipócrita. La gente no acostumbra decir las cosas de frente.

No le gustan los rivales pequeños…

Yo soy un crítico del poder, y siempre critico a los más poderosos, no a la segundilla (ríe). Esto responde a mi necesidad de hacer crítica del poder, sobre todo en un país donde los poderosos hacen mal las cosas: hay que exhibirlos, exponerlos.

Usted integró Vanguardia Revolucionaria, el partido de Ricardo Letts y Javier Diez Canseco, dos angelitos…

 
(Ríe). Milité allí durante toda la dictadura militar, de 1968 al 18 de mayo de 1980, día de las elecciones presidenciales. Justo ese día abandoné la militancia política.

Declaró que se alejó de la izquierda por una desilusión con su gente: esa es una razón personal, no ideológica…

Durante mi militancia creía que con la derecha había una diferencia no solo programática y política, sino también ética; que los izquierdistas eran personas que luchaban por el pueblo y que eran distintos que los políticos de derecha, pero la Asamblea Constituyente del 78 me abrió los ojos: ambos bandos eran iguales. Sentí que no valía la pena arriesgar la vida: por entonces la militancia implicaba una vida muy sacrificada.

Entonces, cuando era izquierdista no era muy democrático…

 
Las ideas izquierdistas no eran democráticas; claro luchábamos contra una dictadura militar; pero la mayor parte de la izquierda, antes y ahora, no es democrática.

Dicen que tiene el respaldo de la Embajada de Estados Unidos…

(Ríe). Ojalá fuera verdad.

Lo han acusado de espía de la CIA…

(Ríe). Bueno, cuando lo critiqué, Montesinos me acusó de ser espía de Ecuador. Ese comportamiento es típico de gente que no tiene argumentos.

Algunos dicen que usted es un nuevo Eudocio Ravines…

 
(Ríe). Los izquierdistas creen que todos los que los abandonan se convierten en ‘Ravines’, pero no es así. Ravines se pasó al lado de la oligarquía; yo, al lado de la democracia. Recuerde que, durante los 90, fui un adversario de la dictadura de Fujimori y Montesinos, una dictadura de derecha. Yo soy un liberal en lo económico, pero, también en lo político; en cambio, los izquierdistas estaban contra Fujimori porque era de derecha, no porque fuera una dictadura. Ellos respaldan a dictaduras como las de Venezuela o Cuba… y hubieran respaldado a Humala si se hubiera convertido en un dictador chavista.

Pero usted, en 2011, nos pidió votar por Keiko Fujimori…

Es muy sencillo: la amenaza dictatorial viene por el lado de Humala, no por el lado de Keiko. Ella no es igual a su padre, el cerebro y operador de la dictadura fujimorista fue Montesinos, y él no está al lado de Keiko. Además, ella no tiene una promoción en la Escuela Militar, y Humala, sí (ríe). Es una tontería pensar que Keiko podría haber hecho un gobierno dictatorial; podría haberlo hecho mal, bien o regular, pero no dictatorial; Humala, sí.

Pero en el entorno de Keiko hay mucha gente que estuvo con su padre, y muy democrática no es…

Es verdad, pero ellos no tienen ninguna posibilidad de establecer una dictadura. Si pudiera, Humala crearía una dictadura.

¿Cree que el fujimorismo de hoy es democrático?

 
Sí, a pesar de que subsisten los viejos rostros de los 90.

Dicen que a Ollanta Humala lo agarran a ‘periodicazos’ todas las mañanas…

Eso lo dicen los izquierdistas que suponen que la derecha domina la prensa y que, desde allí, obligan a Humala a hacer ciertas cosas. Lo que no entienden es que Humala es, en verdad, un oportunista a quien lo único que le interesa es el poder y el dinero, por eso, se va acomodando de acuerdo a las circunstancias.

Los humalistas dicen que usted tiene una obsesión con Nadine…

 
(Ríe). ¡Qué graciosos! Yo fui uno de los primeros en denunciar, en febrero de 2012, sus intenciones reeleccionistas para 2016. Recuerdo que muchos me criticaron, hasta me llamaron machista. Lo que Humala y Heredia quieren es un gobierno autoritario, al estilo Kirchner y Fernández. No hay ninguna duda sobre esto, los hechos lo están demostrando, que lo logren es otra historia, hay que tratar de impedirlo. Para lograr esto, han transformado a la DINI en un organismo de espionaje político, después vendrán los ataques a la prensa. Aún están en las palabras, no han pasado a los hechos. Además, están tratando de sacar del camino a los candidatos: A García y PPK quieren inhabilitarlos, Toledo ya está liquidado, en fin. Esto no es una broma.

¿Quién es el cerebro detrás de la estrategia reeleccionista?

Nadine; Villafuerte es el operador. Nadine es una persona inteligente, pero está obsesionada con el poder.

¿Es maquiavélica?

Por supuesto. No sé si Nadine ha verbalizado esto ante Humala, no estoy dentro de sus sábanas (risas), pero Ollanta no necesita ser convencido sobre esto porque ambos tienen el mismo interés: como los Kirchner, son una sociedad política.

El 40% de limeños cree que Nadine es la que gobierna. ¿Tiene más poder que Humala?

Para ciertas cosas, sí. Se han dividido el Gobierno, pero en casos como el de Repsol, ella decidió.

La derecha aplaude que se hayan alejado de La Gran Transformación pero no le gusta la reelección conyugal…


Ellos se alejaron de La Gran Transformación porque vieron que no les convenía, ni para llegar al poder ni para mantenerse en él. En el Perú, gran parte de la derecha y casi toda la izquierda no son democráticas; si creen que sus intereses serán favorecidos por una dictadura, la apoyarán. Nuestra democracia tiene bases muy endebles. Hay que luchar por ella, cada uno hace lo que puede y desde donde puede y, en mi caso, lucho solo.

¿Por qué tiene la certeza de que la DINI espía a la oposición?

La DINI se ha transformado en un aparato de espionaje político; esa ha sido la orden. El aumento de su presupuesto es una evidencia clarísima pues no se justifica. Y también han puesto a la policía a hacer estas tareas.

Jiménez y Pedraza dicen que usted es un mentiroso, que desinforma…

Casi todos me creen, en cambio a ellos casi nadie les cree. Esta gente hace todo por mantener un puesto: les encanta tener los oropeles del poder –viajan, se entrevistan con presidentes–, porque poder real no tienen. ¿Jiménez tiene algún poder? Ninguno. ¿Pedraza tiene poder? No. Y, precisamente porque tienen poca calidad y capacidad, los escogen. Las personas serias, capaces, honestas, han rechazado cargos en el Gobierno.

¿Nadine, Castilla y Villafuerte son los que mandan?

También Ollanta y unos cuantos más. Tienen sus operadores en las FF.AA., en la Policía y en la DINI, claro.

¿Qué de malo tiene hacer de TV Perú un canal de noticias?

(Ríe). ¡Qué de bueno tiene hacer de él un canal noticioso! ¿Por qué? ¡Para qué? La oferta es grande, se han multiplicado los canales noticiosos. ¿Por qué el Estado debe competir allí si ya hay una pluralidad de opciones? Están comprando más equipos nuevos a pesar de que ya los tenían, y están contratando periodistas. A pesar de que han tratado de desmentir mi denuncia, es clarísimo que buscan es potenciar la candidatura de Nadine.

La presidenta del canal ha dicho que ya tienen un canal de noticias digital, que por qué el escándalo…

 
El escándalo es que los hemos descubierto, más aún si lo están haciendo (ríe). Y todo lo utilizarán en la campaña de la señora Heredia. Acá lo insólito no es la cobertura a las actividades del presidente, sino a las de la Primera Dama, quien debería, si quisiera ayudar a su marido, realizar un trabajo silencioso, pero no, hace mítines políticos, y para ello necesita la cobertura de los medios, quiere que el Perú entero la vea.

¿Le hace bien al país el poder que tiene Nadine?

 
No, porque lo que ella y Ollanta quieren es perpetuarse en el poder y, para ello, van a tener que arrasar con la democracia. Y no necesitan una reforma constitucional para su candidatura, pueden hacerlo a través del TC o del JNE. EL TC ha caído en el desprestigio y en el descrédito, y un organismo así se presta para cualquier cosa.

¿La intención reeleccionista de la pareja presidencial es responsable del bajón económico que vivimos?

No estoy seguro de que sea así. El problema es la ineptitud que tienen para gobernar. Cuando la turbulencia internacional se avecina se hace necesario tomar medidas, iniciativas, y no han sido capaces de ello.

Es decir, por preocuparse en perpetuarse en el poder están dejando de gobernar…

Sí, pero, además, son ineptos. ¿Qué han hecho en educación, en seguridad, en salud, en justicia, en las FF.AA.? Nada de nada. No han realizado ninguna de las reformas institucionales que el país requiere, a pesar de que tenemos muchísimo dinero. Y ahora que viene la época de las vacas flacas sale a la luz su ineptitud porque no tienen idea de qué hacer en el gobierno, ni les interesa porque lo que quieren es perpetuarse en el poder.

¿Qué nos espera en los próximos tres años?

Una situación complicada por las tensiones políticas, y si la economía sigue desacelerándose, va a ver problemas: están bajando en las encuestas más por la economía que por otras cosas.

Ollanta ya aceptó tomarse una foto con los empresarios…

Los empresarios están preocupados porque la desconfianza ha aumentado enormemente, entonces, están tratando de recomponer esto para que haya mayor inversión.

¿Humala aplica el plan de gobierno de la derecha?

 
Humala gobierna con lo que le convenga para quedarse en el poder.

Lula ha dicho, en presencia de Humala, que un gobierno no basta…


(Ríe). Ese es un apoyo clarísimo a la permanencia en el poder de la familia Humala-Heredia. Lula me parece un tipo razonable, muy corrupto, pero hizo un gobierno relativamente exitoso. Brasil tiene intereses económicos y políticos en el Perú: quiere ser una gran potencia, y cree que con Humala sus intereses pueden ser favorecidos.

Usted trabajó con Toledo. Sus defensores dicen que es honesto pero desordenado…

Hasta donde sé, no hizo cosas deshonestas en su gobierno, pero esto de las casas lo ha liquidado políticamente.

Carlos Basombrío dice que Toledo y Humala se están metiendo en líos por las ambiciones de sus esposas, por amor…

 
(Risas). Coincido con ello. En el caso de Toledo, la señora lo empujó a realizar estas cosas absurdas. Él no es un hombre ostentoso; ella, sí.

Alan García dice que el 70% de los peruanos cree que es corrupto por una desinformación de los medios. ¿Qué opina?

 
(Ríe). Esta fama le viene de su primer gobierno, donde la corrupción fue descarada y masiva: desde arriba hasta abajo; en su segundo gobierno no fue tan descarada pero sí masiva.

¿Alan es corrupto?

 
Sí. En el Perú, la corrupción no es un elemento para aceptar o rechazar a un político. En nuestra clase política es muy difícil encontrar a alguien honesto, y si lo hay, como Paniagua, no tiene éxito electoral. ¿‘Electarado’? No, lo que pasa es nuestro electorado no tiene muchas opciones cuando se presenta el menú electoral.

AUTOFICHA

- Recuerdo el ‘Arequipazo’. Sabía que en cualquier momento habría un estallido por las privatizaciones. Estaba listo para renunciar cuando ocurriese. Y eso hice.

- Hice lo correcto: las dos personas que murieron fue por contusiones… que los revoltosos atribuyeron a la Policía, pero eso no se ha demostrado.

- No hubo manejo político, y así no se puede gobernar. La censura que recibí de un Congreso mediocre y corrupto, y manejado por el Apra, es uno de mis ‘galones’.


EL CONCEPTO DE LA LEY Y LA JUSTICIA EN DON QUIJOTE.

Por  Jorge Castañeda (Argentina).

Colaboración del escritor, amigo de TIEMPO NUEVO, desde su ciudad Valcheta del sur argentino.

“El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra, el glorioso Manco de Lepanto, es sin duda la más grande novela de las letras castellanas y una indiscutida obra maestra. 

Al leerla uno tiene la sensación que conjuga preciosidad y justeza de estilo, una trama rica en aventuras, situaciones risueñas, un venero de refranes y también verdaderos tratados sobre los más diversos temas, entre otros aciertos que ha señalado la crítica a lo largo de los siglos.

Pero realmente admira que mantenga intacta su vigencia y ese es el milagro mayor de la buena literatura: no importa el tiempo y el contexto: siempre tiene algo para decirnos. Y en cada relectura nuevas luces se descubren en su texto.

Pero sin lugar a dudas en todo el libro campea un concepto de la soberanía de las leyes y su sujeción a las mismas como también sobre el verdadero sentido de la justicia. Ambos enfoques son hijos de la actitud ética y de las preocupaciones del autor.

En ese sentido, Cervantes por boca de Don Quijote le dice al ventero: “Sabed que mi oficio no es otro sino valer a los que poco pueden y vengar a los que reciben tuertos, y castigar alevosías; y si halláis alguna cosa de este jaez que encomendarme, no hay sino decirla, que yo os prometo, por la orden de caballero que recibí, de haceros satisfecho y pagado”. Ni más ni menos que un esclarecido concepto de la justicia. Justicia práctica y a la vista de todos. Cotidiana y llena de sentido común.

Cuando el “andante caballero de la triste figura” se refiere a las letras debe entenderse a las leyes que rigen la vida humana en cualquier comunidad. Lo aclara: “Hablo de las letras humanas, que es su fin poner en su punto la justicia distributiva, y dar a cada uno lo que es suyo, y entender y hacer que las buenas leyes se guarden”. Han pasado quinientos años y sin embargo todavía se está buscando esa famosa “justicia distributiva” que señalaba Cervantes y su advertencia de que “las buenas leyes se guarden”, ante tantos desatinos que cometen actualmente quienes deberían velar por ellas.

En sus concejos al escudero Sancho Panza cuando debe hacerse cargo de la ínsula de Barataria, el sabio hidalgo le amonesta que “no hagas muchas cosas pragmáticas; y si las hicieres, procura que sean buenas, y, sobre todo, que se guarden y se cumplan; que las pragmáticas que no se guardan lo mismo es que si no lo fuesen; antes van a entender que el príncipe que tuvo discreción y autoridad para hacerlas no tuvo valor para hacer que se guardasen; y las leyes que atemorizan y no se ejecutan, vienen a ser como la viga, rey de las ranas, que al principio las espantó, y con el tiempo la despreciaron y se subieron sobre ella”.

Y también le supo aconsejar que “no te ciegue la pasión propia de la causa ajena”. Y cuánta razón tenía para aconsejarle de esa manera.

Con maravillosa clarividencia razona que “la verdad, para impartir con rectitud la justicia, debe ser buscada sin pausa y desentrañada de las razones que ante el árbitro expongan las partes, sin  que nada, ni dádivas, promesas o lamentos influyan en la decisión que se tome para cerrar la causa”.

En el capítulo XI de la primera parte el Quijote refiriéndose a la edad de oro expresaba: “Dichosa edad y siglos dichosos que los antiguos pusieron el nombre de dorados. No había la fraude, el engaño ni la malicia mezclándose con la verdad y llaneza. La justicia se estaba en sus propios términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor que tanto ahora la menoscaban, turban y persiguen”.

Hay muchas otras sentencias a lo largo del Quijote que versan sobre las leyes y la justicia. ¿Seguiremos ante tanto disparate que vemos cometer hoy en día a los gobernantes y los magistrados, tan ufanos aplicando la “ley del encaje” que denostaba el caballero, añorando la edad de los “siglos dorados” como Miguel de Cervantes? ¿Y en nuestra querida provincia ante la catarata de leyes y decretos sancionados y dejados sin efecto al poco tiempo, no se parecen nuestros gobernantes un poco al rey de las ranas?

Esperemos que no, que prime la cordura y el sentido común porque el apego a las leyes y el ejercicio soberano de la justicia son la base más sólida de cualquier democracia que se precie.

MEDIO PAN Y UN LIBRO.

Por Federico García Lorca (España).

Alocución de Federico García Lorca al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931 con ocasión de la inauguración de la biblioteca de su pueblo. Este mensaje del escritor,quien fuera ejecutado por el fascismo, mantiene actual vigencia. Esta nota es colaboración de nuestra amiga Cecilia Lawinski, desde Miami, U.S.A.

"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

"Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

"No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

"Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

"¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

"Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz".

LAS FLORES ESTÁN  EN TU PECHO.

Por Julio César Benavides Parra (Perú).

Julio, amigo de esta casa, es periodista, escritor, promotor cultural y editor. Nos envía esta colaboración para nuestros lectores.

Era una de las noches tan agitadas de tanto caminar y buscar clientes para la imprenta. Me despedí de los amigos y tomé una pequeña combi,  al ir subiendo primero algo apurado y luego con los ojos bien abiertos pude divisarla, no era muy alta pero tenía un enterizo con un corte de mini con unas flores pegado al cuerpo  que mostraba unos grandes senos que se ofrecían como dos rosas abiertas.

Luego de recuperarme de esa larga impresión porque ver dos grandes protuberancias tan cercanas en esa noche, pasar algo de saliva, pensé la manera de hablarle; pasaban los minutos, las cuadras y el carro que corría entre rompe muelles y el rompe pista por los huecos inmensos de la vía.

Después que saltábamos en el vehículo, por tanto hueco, me sonrió.  Abre la ventanita y la abrió y me dijo su nombre  luego de la preguntita de rigor, me llamó Katy ¡guau! me sorprendió y le dije que podía escribirle un poema, ella entre que creía y le parecía extraño me miró, yo cogí una separata  que usaba para el dictado de un curso y le di mejor uso…luego se lo leí pausado, seguro y ella que me sonreía y gracias muchas gracias.

Luego cuando ya entraba a la cancha, a todo terreno, en su rostro tristeza…llamó  a alguien y luego la invité a contarme su problema. Me contó que había tenido un encontrón con su jefa y eso la tenía irritada, nada le salió bien este día. Bueno yo era todo oídos y no quitaba los ojos de las redondas formas de sus senos y reluciente escote.

Posteriormente en un silencio le dije que  todo tenía solución y que debía dar aliento a lo que la hacía feliz. Esto le dibujó una sonrisa,  tomó aire y luego la llamaron…ella hable y hable y yo en mi soledad comencé a escribir más poemas con las esperanza de leérselos pero parece que hablaba con su pareja ya que se la pasó de largo  hasta que bajó a la altura de la Marina y La Mar, bueno yo me tenté de bajar para  intentar algún dato más pero ella se perdió como la noche muy lentamente y con oscuridad en mi retina, sin aliento, me abracé a mi frustración y seguí mi camino.
  
LOS INCAS Y LOS ECLIPSES DE LUNA.

Por Maigualida Pérez Gonzáles (Venezuela).

Nota de nuestra amiga la escritora venezolana Maigualida Pérez quien siempre esta atenta a la historia de nuestro país.

Garcilaso de la Vega es el gran Cronista de la Historia antigua del Perú. Un mestizo que nació el 12 de abril de 1539, muy pocos años después de la muerte de Atahualpa, el último soberano Inca. Fue hijo del capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega Vargas y de Palla Chimpu Ocllo nieta del Inca Túpac Yupanqui, sobrina del Inca Huayna Cápac y prima de los medios hermanos Huáscar y Atahualpa. Lo bautizaron como Gómez Suárez de Figueroa en memoria de uno de sus abuelos, pero más tarde él decidió llamarse Inca Garcilaso de la Vega y expresó: A los hijos de español y de india, o de indio y española, nos llaman mestizos, por decir que somos mezclados de ambas naciones; fue impuesto por los primeros españoles que tuvieron hijos en Indias; y por ser nombre impuesto por nuestros padres y por su significación, me lo llamo yo a boca llena y me honro con él. Aunque en Indias si a uno de ellos le dicen sois un mestizo, lo toman por menosprecio. Hablo la lengua que mamé en la leche.

Los Comentarios Reales constituyen la obra maestra de Garcilaso. Con ella nace “la literatura peruana” si se la entiende como una continuidad de las creaciones orales aborígenes. El Libro Segundo de los Comentarios Reales de los Incas contiene veintiocho capítulos. En el Capítulo XXIII Garcilaso nos cuenta lo que hacían los Incas con los eclipses de Luna…

Los Incas contaron los meses por lunas, de una luna nueva a otra y así llaman al mes quilla, también como a la luna. Dieron su nombre a cada mes, contaron las semanas por los cuartos, aunque no tuvieron nombres para los días de la semana.

Al ver ennegreciéndose la Luna con un eclipse pensaban que estaba enferma y que si se oscurecía del todo moriría, se caería del cielo, todos morirían y se acabaría el mundo. De este modo, cuando empezaba el eclipse tocaban trompetas, cornetas, caracoles, atabales, tambores y cuántos instrumentos tenían que hiciesen ruido. A los perros, grandes y chicos, los ataban y les daban palos para que aullaran y llamaran a la luna, que era aficionada a ellos, y que oyéndolos llorar tendría lástima y mejoraría de su enfermedad. Igualmente mandaban a los jóvenes y a los niños que lloraran y diesen grandes gritos llamándola Mama Quilla rogándole que no muriese. Los hombres y mujeres hacían lo mismo. Había gran ruido y confusión. Conforme había sido el eclipse, grande o pequeño, juzgaban que así había sido la enfermedad de la Luna. Pero si llegaba a ser total, ya no había que pensar sino que estaba muerta, entonces lloraban temiendo que cayera sobre ellos. 

Al ver que la Luna iba poco a poco volviendo a cobrar su luz decían que convalecía de su enfermedad porque el Pachacamac, que era el sustentador del Universo, le había dado salud y le había mandado que no muriese para que no se acabara el mundo. Y cuando acababa de estar del todo clara, le daban las gracias por su salud y por no haberse caído. Y finaliza el Inca Garcilaso diciendo: Todo esto de la Luna vi. por mis ojos.

Saba yareta kara: Gracias por tu lectura y recuerda: No se trata de ti, ni de mí, ni de tu pueblo, ni de mi pueblo. La historia de un pueblo de América es la historia de todos los hombres de América.

“MI JEFE, EL CORONEL FRANCISCO BOLOGNESI"

Por Roque Sáenz Peña (Argentina).

El ciudadano argentino Roque Sáenz Peña (1851- 1914) tenía 28 años de edad y un doctorado en derecho, cuando decidió venir al Perú en 1879 para enrolarse en el Ejército Peruano y pelear contra los invasores chilenos, convencido de que "al Perú le asistía la justicia". Estuvo entre los jefes que secundaron a Bolognesi en su histórica respuesta de "luchar hasta quemar el último cartucho". Fue uno de los sobrevivientes del Morro, hecho prisionero y recluido en una cárcel chilena. Retornó a Argentina, donde llegó a ser presidente de su país (1892- 1898). He aquí su testimonio sobre el coronel Francisco Bolognesi en el Morro de Arica.

El noble anciano contaba setenta y un años. Sus antepasados eran de origen italiano, pero el coronel don Francisco Bolognesi había nacido en el Perú, sirviendo a su patria en el ejército de línea, desde que sentó plaza con el grado de subteniente, en los primeros días de su juventud. Era un hombre de pequeña estatura; había lentitud y dureza en sus movimientos como la había en su fisonomía; la voz era clara y entera a pesar de la senectud; los años y los pesares habían plateado sus cabellos, y la barba redonda y abundante, destacaba la tez bronceada de su rostro enérgico y viril.

La inteligencia era inculta y carecía de preparación, pero tenía la percepción clara de las cosas y de los sucesos; la experiencia de los años y la malicia que se desenvuelve en la vida inquieta de los campamentos, habían dado a su espíritu cierta agilidad de concepción; era un ordenancista implacable,  capaz de desdeñar la victoria sino era conquistada por los preceptos de la ley militar; prefería la derrota con la estrategia y la ordenanza al triunfo con la inspiración o el acaso.

Sus vistas no eran vastas; en la política interna se había limitado a resistir las hostilidades que el partido civilista llevaba al campo del ejército; nacido bajo un gobierno centralista, no concebía otro régimen que el unitario y escuchaba con desdén profundo los problemas que se planteaba y complicaba el general Juan Buendía, en sus largas y eternas discusiones sobre el gobierno federal.

El coronel Bolognesi había conocido los ejércitos europeos y hecho estudios  detenidos sobre armamentos; recordamos haber leído sus trabajos y manuscritos; carecían absolutamente de forma, pero en el estudio comparativo revelaban un conocimiento exacto de las armas  Modernas. Nunca  pudimos conocer sus opiniones sobre la campaña del Sur.

Asistió a todos los combates como jefe de la Segunda División , pero jamás opinó sobre el acierto de las operaciones; había tomado las armas para batirse y no para juzgar a sus superiores; la ordenanza, decía,  prohíbe la murmuración de los subalternos, y él era
ordenancista y soldado sobre todas las cosas.

Un día que se conversaba en rueda de oficiales superiores sobre la batalla  de Dolores quiso conocerse su opinión sobre el ataque del cerro San  Francisco y el coronel Dávila lo interpeló directamente: ¿No cree usted, Coronel Bolognesi, que el cerro era inexpugnable, que el ejército aliado debió sitiarlo y no atacarlo, que debimos apoderarnos del agua? Puede ser, replicó  Bolognesi, pero yo no tenía sed.

La reserva y circunspección de su carácter desconcertaban las insinuaciones e intrigas de campamento; la murmuración, el aplauso, todo le era indiferente, todo lo que no estuviera escrito en algún artículo de la ordenanza o en el concepto del honor militar. 

¡Qué sinceridad de sentimientos había en ese viejecito batallador!

Tarapacá lo sorprendió gravemente enfermo; la temperatura era elevada y mantenía al paciente en las intermitencias de la convulsión y del delirio,agotando las escasas fuerzas; pero de pronto el toque de generala y los  primeros tiros del combate hieren el oído del enfermo, acelerando los latidos de la fiebre. El viejo veterano se incorpora en el lecho, viste su uniforme, toma la espada, y ensillando él mismo su caballo, trepa las alturas de Tarapacá, donde asume el mando de su regimiento y soporta nueve horas de combate, con el rostro encendido del febriciente, la mirada  brillante por el ardor de la pelea y el corazón contento de haberse batido  por la ordenanza y la patria.

Al descender del caballo lo esperaban varios jefes y oficiales para restituirlo a su lecho, pero endureciendo sus miembros y levantando la mirada altanera rechazó todo concurso y llegó por el propio esfuerzo hasta  su alojamiento.

"Las balas chilenas, nos dijo, señalando el pie derecho, apenas llegan a la suela de mis
botas"... Un proyectil le había llevado un taco de sus granaderas.

El coronel Bolognesi llegó a Arica a la cabeza de su regimiento y fue nombrado comandante en jefe de la plaza, que contaba una guarnición de mil seiscientos hombres. Allí donde tuvimos el gusto de tratarle con cierta intimidad. Recién entonces comenzó hacerse sentir la disciplina militar; Bolognesi era infatigable en el servicio; se aparecía en todas las avanzadas, y sorprendía de noche a los centinelas que comenzaban a dejar  los viejos hábitos del sueño, consentidos por el general Buendía, jefes y oficiales y soldados habían cobrado respeto y afección por el anciano.

Vencedores los chilenos en la batalla de Tacna traen el ataque sobre Arica;  colocan su artillería en los elevados cerros que oprimen la ciudad como un aro inmenso de granito y desde allí nos hacen fuego durante dos días; Bolognesi no contesta, pero sigue preparando sus minas y sus elementos de defensa, hasta la mañana del 6 de junio, en que el cañón enmudece, y avanza hasta nuestras líneas un jefe chileno con una pequeña comitiva, levantando bandera blanca. ¡Era un parlamentario!

JUNTA DE DEFENSA

Bolognesi lo recibe según todos los preceptos de la ordenanza y todas las leyes de la guerra; le hace vendar los ojos, lo introduce a la plaza y luego a la comandancia donde se encuentra reunida la junta de defensa formada por los coroneles, tenientes coroneles y sargentos mayores del ejército. Eran veintiocho jefes.

Libres de la prisión de las vendas, los ojos del parlamentario se clavaron con curiosidad visible en los rostros enemigos; a su turno, el visitante  extraño era observado hasta en los detalles de su persona; su fisonomía, su actitud, sus miradas, su uniforme, todo muy cuidado y minucio,  produciendo una impresión más bien simpática. 

La sesión fue solemne. El coronel Bolognesi presidiendo, invitó al parlamentario a que diera cuenta de su misión.

El comandante José de la Cruz Salvo , entonces mayor del ejército de Chile, expuso la situación de ambos ejércitos; la plaza dijo, no puede defenderse, bloqueada por mar, sitiada en tierra por un ejército seis veces superior en fuerzas, la resistencia es imposible; el general Baquedano invita a los  jefes superiores a evitar se derrame más sangre que la que acaba de correr sobre los "Campos de la Alianza ". Pedía la evacuación de la plaza y la entrega de las armas; las tropas peruanas desfilarían con honores  militares, batiéndose marcha regular por el ejército chileno.

El coronel Bolognesi se dirigió entonces a los jefes de la junta, en estos términos, que reproduzco textualmente: 

"Señores jefes y oficiales: estáis llamados a decidir con vuestro voto la  suerte de esta plaza de guerra, cuya custodia os ha confiado la nación. No quiero hacer presión sobre vuestras conciencias porque nuestros sacrificios no serían idénticos. Yo he vivido setenta y un años y mi existencia no se prolongará por muchos días; ¿qué más puedo desear que  Morir por la patria y por la Gloria de una resistencia heroica que salvará el honor militar y la dignidad del ejército comprometida en esta guerra?

Pero hay entre vosotros muchos hombres jóvenes que pueden ser útiles al país y servirlo en el porvenir; no quiero arrastrarlos en el egoísmo de mi gloria sin que la junta manifieste su voluntad decidida de defender la  plaza y de resistir el ataque.

El Comandante en jefe espera que sus oficiales manifiesten libremente su opinión".

En la histórica respuesta el coronel Moore, que ocupaba un asiento en el fondo del desmantelado  salón, pidió que la junta resolviese por aclamación la defensa de la plaza.

Todos los jefes se pusieron de pie y la resistencia quedó resuelta, por aclamación. Fue entonces cuando el coronel Bolognesi se dirigió al parlamentario chileno, con una frase cuyo recuerdo conservan los pocos peruanos que sobrevivieron al desastre:

 "Podéis decirle al general Baquedano que me siento orgulloso de mis jefes y dispuesto a quemar el  último cartucho en defensa de la plaza".

Al amanecer del día siguiente las infanterías chilenas que habían ganado posiciones durante la noche, rompieron el fuego, al pie de las trincheras; el coronel Bolognesi a caballo, se destaca sobre las alturas del Morro, sirviendo de blanco a las punterías enemigas y haciendo esfuerzos heroicos por detener el ataque, recio y formidable, de los regimientos chilenos, que  avanzan sobre un mar de sangre y un hacinamiento de cadáveres Por fin el fuego cesa dentro de la plaza porque el que no está herido está vivo; Bolognesi sale ileso del combate; fue en aquella situación indecisa  cuando un grupo de soldados chilenos trepó los parapetos, haciendo una descarga vigorosa con punterías fijas y precisas permitidas por la proximidad de la distancia. Allí cae Moore como tantos otros, atravesado  por una multitud de proyectiles y el coronel Bolognesi, el viejo amigo, el anciano venerable, inclina su frente y cae con el alma serena y el rostro plácido y sonriente... una bala le había atravesado el corazón.

Cuando volvimos al campo de los muertos buscando los cadáveres de Ugarte y de Zavala, encontramos el cuerpo frío del que fue nuestro jefe. Me detuve un momento en contemplarlo y aún conservo la impresión que me produjo la  disposición del cadáver profanado momentos antes; los bolsillos del pantalón estaban vueltos hacia fuera, se le había despojado de la chaquetilla y de las botas y un feroz culatazo le había descubierto la  parte superior del cráneo, derramando la masa cerebral sobre el tosco lecho de granito.

Aquella impresión fue para mí tan intensa, tan honda y tan dolorosa como la muerte misma de mi viejo amigo, el querido y venerado anciano. 

"EL GRAN CORONEL DON FRANCISCO BOLOGNESI"

EL SALVADOR, LUGAR AMADO POR LOS TURISTAS.

Por Enrique Córdoba (Colombia).

Artículo de nuestro amigo Enrique Córdoba, quin lo poblicara en El Nueo Herald de Miami.

Una de las sorpresas que experimenté en mi reciente viaje a El Salvador, el Pulgarcito de Centroamérica, fue poder cruzarlo de frontera a frontera, ingresando por Guatemala y saliendo por Honduras, los dos países con los que limita, además del mar Pacífico.

Viajé por una carretera del oeste al este, con montañas al norte y al sur, un sonoro oleaje, reconocido a nivel mundial por los aficionados del surf.

Pasé la caseta de los agentes de aduana y seguí disfrutando de un paisaje de naturaleza verde, frutales y fincas con ganados y aves de corral. De Chinamas el caserío de migración binacional, al borde del río Paz, seguí hasta Chalchuapa para visitar a la familia de Willie Retana y degustar las pupusas, comida típica muy popular en El Salvador. Consiste en una tortilla de masa de maíz elaborada a mano y rellena con queso, chicharrón, frijoles refritos o tocineta.

“Su origen no se conoce muy bien”, explicó el dentista Emilio Escobar, “pero los antropólogos sostienen que nació en el occidente salvadoreño”.

En “La cocina de Beatriz” te enseñan la forma más fácil de preparar la auténtica receta de las pupusas, comentó el guía en las ruinas prehispanicas de Tazumal.

La vía de Chalchuapa y Santa Ana hasta San Salvador, se recorre en dos horas y permite hacer el desvío al Lago Coatepeque, de aguas ideales para el buceo, natación, velerismo y ski acuático.

En la zona de Santa Ana también se encuentran los mayores cafetales, fuente número uno de empleo rural en el país.

El millón y medio de habitantes, que conviven en el área metropolitana de San Salvador, la capital, disfrutan de un clima de temperatura cálido todo el año gracias a sus 650 msnm y la biodiversidad montañosa que le rodea.

“La mitad ama el mar y la otra la montaña”, me dijo el gran fotógrafo Henry Canjura, de la capital salvadoreña, que se desplaza por la geografía de su país y va a las cumbres para captar siluetas de volcanes al amanecer o al caer el sol.

San Salvador tiene sitios de interés como la Plaza Morazán, el Teatro y el Palacio Nacional, la Plaza de la Libertad, la Catedral, en el centro de la ciudad y el Paseo del Carmen, –en las afueras– que ofrece movida nocturna en bares, cafeterias y tiendas.

Las playas de El Turco y Sunzal son las más visitadas por los turistas amantes del surf, en departamento de Libertad, respondió Canjura, a mi pregunta de los cinco lugares más visitados. Le siguen: la playa de Costa del Sol de arena gris de donde salen embarcaciones a pescar pez vela. Tercer destino: Suchitoto, muy sufrida durante la guerra, pero ya reconstruída con calles empedradas y casas colonias. En cuarto lugar: Ataco, en la famosa Ruta de las Flores con excelente gastronomía. Y de quinto: Tamarindo, El Cuco y El Espino, al oriente con playas casi vírgenes. Dormí en Usulután donde me contaron historias del triste pasado que están empeñados en transformar en un futuro de oportunidades.
 

COMENTARIOS YCORRESPONDENCIA

Agradeceremos sus comentarios y correspondencia a aldy103@hotmail.com o a aldy103@gmail.com y les recordamos que pueden leer artículos de TIEMPO NUEVO en www.agenciaperu.net , en especial los“links” Columnistas y Yo Periodista. 

Artículos de TIEMPO NUEVO y del autor también pueden encontrarse en Recorriendo América News www.recorriendoamericanews.comde Miami, La Diáspora Peruana diasporaperuananewyork.blogspot.comde New York, La Naranja del Condado Orange en California, Savvy Times News Magazine, periódicos editados en U.S.A. Asimismo en El Perfil Latinoamericano www.elperfillatinoamericano.comde Nuremberg, Alemania, El Diario Internacional www.eldiariointernacional.comde Bélgica, Chiquián y sus amigos http://nalochiquian.blogspot.com; La Gacetilla Literaria, en el Canadá, entrando a Revista Hispavox http://hispavox.blogspot.com, , Luz del Corazón, Net Joven, Scribd en www.scribd.com, Mi blog: TU-YO; y Naciones Unidas de las Letras en http://www.aveviajera.org/nacionesunidasdelasletras/
Fuente: 

TIEMPO NUEVO.
 .
Addhemar Sierralta

Año 5 No. 213 de 10 de junio de 2013
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián