jueves, 13 de junio de 2013

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA: PROCLAMA POR NUESTRA IDENTIDAD Y PATRIMONIO

 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
PRONUNCIAMIENTO
SEDES DE SANTIAGO DE CHUCO,
TRUJILLO Y ESPAÑA
 
EL MOVIMIENTO CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA,
COMO TORRENTE QUE HUNDE SUS RAÍCES E IZA
SU BANDERA EN EL MUNDO ANDINO, TRASLÚCIDO
Y FULGURANTE, Y QUE TIENE A CÉSAR VALLEJO
COMO LA LUZ QUE ILUMINA LA CONSTRUCCIÓN
Y LA FORJA DE LA UTOPÍA ANDINA, RESCATA
DE NUESTRO PUEBLO SUS MÁS PRÍSTINOS VALORES
Y SE COMPROMETE A SEGUIR EN EL CAMINO DE HACER
DEL DESARROLLO DE SANTIAGO DE CHUCO SU NORTE
A SEGUIR, Y DE SU GENTE FUENTE DE INSPIRACIÓN.
ADEMÁS TODOS Y CADA UNO DE SUS INTEGRANTES
EN CUALQUIER LUGAR DEL PAÍS Y DEL MUNDO QUE NOS
ENCONTREMOS, DESDE EL OBRERO MÁS HUMILDE HASTA
EL MÁS ENCUMBRADO ACADÉMICO O EMPRESARIO,
NOS ADHERIMOS A ESTA PROPUESTA Y CONCLUIMOS
CON VALLEJO, DICIENDO: “¡HOMBRES HUMANOS,
HAY, HERMANOS, MUCHÍSIMO QUE HACER!”.
¡VIVA CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA!
¡VIVA SANTIAGO DE CHUCO
Y SU CULTURA ANCESTRAL!
 
PRONUNCIAMIENTO COMPLETO
AL FINAL DE ESTE ENVÍO
 
 
PROCLAMA
POR NUESTRA
IDENTIDAD
Y PATRIMONIO
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
“que nada vale tánto
como una gran raíz
en trance de otra!”
César Vallejo
 
 
1. Razón de ser
frente al mundo
 
Los pueblos donde nacimos son nuestro patrimonio y constituyen nuestra identidad más preciada.
Deben ser por eso inalienables.
Defender su fisonomía propia, original y genuina, es proteger su esencia, su entraña y su alma, sin lo cual no somos nada.
No se puede por tanto derrumbar en ellos un muro, una ventana ni una teja, sino más bien salvarlos.
No se puede en ellos cambiar el nombre de sus calles sino ahondar más en su significado.
No se puede sustraer un azulejo sino hacer que luzca mejor, ni siquiera deshacer el mandoble de un balaustre sino sujetarse más a él.
Ni siquiera una piedra puede ser menoscabada; menos desgajado de cuajo un balcón, una ventana o una casa.
¡Todas estas son presencias venerables, hieráticas y sagradas!
 
2. Son
blasones
 
Debemos conservar de ellos su estirpe de pueblos nobles, de prestancia sin par y de raigambre sin límites que se hunde en el tiempo. No eliminemos ni el tiempo ni la historia impregnada en ellos porque son blasones.
Ello no quiere decir que nos opongamos al desarrollo y a las obras que se deben hacer. Pero hacer obras por hacerlas no es un argumento convincente, porque muchas se hacen para engañar y hacer posibles malos manejos.
Mucho más si se ponen en lugares inadecuados, sin amplitud ni vías de acceso y en terrenos no recomendables. Hay que hacer obras bien hechas, bien ubicadas y bien concebidas. Y transparentes en su ejecución.
Tampoco es desarrollo abrir calles destruyendo monumentos históricos para hacer tiendas, en ciudades que valen por ser pueblos testimonio de la vida de hombres legendarios, como es la villa donde naciera un poeta universal
Lugares así por conservar su identidad atraen a la industria y al sector más contundente y propulsor del desarrollo como es el turismo cultural.
 
3. El espíritu
de los cerros
 
No convirtamos los pueblos andinos en barriadas, ni en la peor expresión de un suburbio, imitando construcciones foráneas.
No los troquemos en tugurios desalmados ni construyamos casas de lunas polarizadas como cubos inhumanos.
¡Esa es la consigna! ¡Ese debe ser el juramento!
El Perú es un país único y significativo por su identidad. No estropeemos lo mejor que somos y tenemos.
Nuestros pueblos del interior del país son conmovedoramente hermosos. Son diamantes en el alba.
Son el legado excelso y silencioso de nuestros antepasados, que aún nos protegen. Son el espíritu de los cerros que aún nos redimen.
Y lo que es un legado se valora, lo que es un recuerdo adorable se conserva, lo que es una herencia se atesora. Y se defiende hasta con la vida.
 
4. La raíz
primigenia
 
Tampoco se trata de mimetizarse en el pasado.
No es el sentido inmovilizarse en una arcadia. No es el fin permanecer inertes.
Sería desquiciado no cambiar nada. ¡Al contrario!, cambiemos mucho y pronto.
En primer término, cambiemos la actitud indolente e ir a reconstruir nuestra casa nativa.
Inclinémonos reverentes a adorar y recoger sus piedras que están regadas por el suelo.
Volver a escuchar el trino del zorzal en el tejado y su mensaje de esperanza.
¡Y hay que mejorar!, que es el mejor cambio.
Hacer que todo luzca mejor, pero sin alterar la esencia ni la raíz primigenia que nos da sentido frente al mundo.
 
5. Se vuelve allí
donde se naciera
 
Y yo les digo con el corazón en la mano:
Hay un tema pendiente en nuestras vidas cual es el de retornar a nuestros pueblos de origen y encontrar allí lo perdido.
Sin eso no somos nada.
Es más: sin eso no podemos morir. Morir antes de regresar sería cobardía.
Sería quedarnos a deambular por siempre y como almas perdidas.
Y en pena por las calles sin que ninguna sea nuestra calle.
Olvidarnos sería no tener tumba digna y apacible.
Sería ser parias en la muerte infinita.
Mucho peor que cualquier forma y expresión que se conozca de ser parias en la vida es ser parias en la muerte, y ello ocurre si no se vuelve allí donde se naciera.
 
6. Tangibles
los sueños
 
Nuestros pueblos encierran un tesoro invalorable. ¿Cuál es él?
Ser originales. ¡Ser diferentes! ¡Y tener alma! ¡No la matemos, deformándola!
O dejando que cualquier intruso o avenido la corrompan.
Los tejados, las puertas, el artesonado de los balcones no pueden ni deben ser derruidos, remplazándolos por ladrillos, fierros, latas y vidrios.
Los nuestros son pueblos que son evidencias, documentos del espíritu, constancias del alma, códices sagrados, patentes sublimes.
Son mástiles en el alba. Verdaderos prodigios; no los hagamos pocilgas.
En sus aleros permanecen tangibles los sueños y moran en sus cumbreras los duendes benignos de nuestra infancia, ángeles candorosos con sus quenas y tamboriles.
 
7. Afiancemos
nuestro canto
 
Todo en ellos es maravilla, éxtasis y utopía. No los convirtamos en cubiles, guaridas o cuchitriles. Porque, adoptando lo que no somos nos convertimos en indigentes y míseros.
Imitando lo de afuera nos volvemos desheredados y esclavos. Hacerlo es como aceptarnos ser ladrones infames, porque es no valorar lo nuestro y arrebatárselo a las generaciones futuras.
En cambio afirmando lo nuestro y afianzando nuestro canto, seremos señores y dueños de nuestro destino.
Por eso: deploremos esos edificios que parecen cubos superpuestos y barriles de ácidos, aceites y venenos. Deploremos esas rejas en las ventanas que parecen cárceles.
Y eduquemos al pueblo, porque el problema no es una autoridad o un funcionario –¡pobrecitos!, debieran ser más humildes– puesto que son pasajeros o eventuales. Lo importante es que el pueblo tenga conciencia para elegir bien, porque nuestra desgracia sigue siendo elegir mal. Y seamos capaces de frenar la ignorancia de los improvisados y espurios.
 
8. citas
de amor sublime
 
El problema es educar al pueblo para que surjan dirigentes probos, que sepan escuchar, que sean honestos y visionarios. Y no aquellos que por ser adulterados adulteren nuestros pueblos.
En donde tengamos que deplorar que en vez de las puertas de madera se estén poniendo rollos de calamina que van convirtiendo las casas en tabucos y las casonas en ferreterías, en donde terminamos convertidos en chatarra.
En donde tengamos que deplorar la dejadez de permitir que las calles se muestren de cualquier manera. Y que hasta la misma Plaza de Armas de un pueblo que inspiró la poesía más conmovedora del mundo ahora tenga la imagen peor que la de un mercadillo barato
Incapaces de pensar que la apariencia de una esquina es importante porque en ella ocurrieron y ocurren las citas de amor sublime. ¡Y donde se dieron y se siguen entonando las serenatas!
Si no tuviéramos identidad tendríamos que emprender una búsqueda apasionada y fervorosa para siquiera avizorarla. Pero todavía la tenemos y se nos derrama a manos llenas por entre los dedos. ¡No la destruyamos ni permitamos que desaparezca!
 
9. Lo que
el porvenir nos debe
 
Amemos el paisaje de nuestros pueblos primigenios con amor seguro y confiado.
Conservemos el patrimonio de nuestras danzas, canciones, costumbres.
¡Las procesiones!
Con sus bandas de músicos gemebundas, que aún deambulan azoradas con sus sones y azorando a los cielos anubarrados.
Sigámoslas reverentes por las esquinas, quizá con los ojos colmados de lágrimas.
Las alfombras de flores hechas por nuestras madres para el paso de la procesión, ¡nosotros no las pisemos!
¡Unjamos de ellas nuestro corazón atribulado para llevarlas en el alma por todos los caminos!
Desempolvemos los libros y volvamos a contar las leyendas primigenias.
Todo para forjar el destino glorioso que el porvenir nos debe por lo mucho que hemos sufrido.
 
10. Cuando entre ellas
brotan las flores
 
¡Hermanos!
Levantémonos en pie de lucha en la defensa de la autenticidad de nuestras casas, calles y poblados.
Una ventana cerrada hace décadas pendiente de un muro es un espíritu guardián, un hada, una divinidad estremecida que está tendiéndonos las manos.
Movilicemos las conciencias, apelemos a la militancia de las instituciones educativas contra el sida de las construcciones espurias.
Veneremos nuestros tejados, los balcones, los patios empedrados.
Posemos suavemente la mirada en las puertas, las escaleras de las casas, los antepechos que dan al cielo límpido o anubarrado.
Tendamos los brazos y el alma a todo el paraíso que estalla en las junturas de unas piedras, cuando entre ellas brotan las flores.
¡Y juremos aquí amor infinito a nuestros pueblos nativos, y a que un día los veremos resurgir como luceros en el alba!
 
 
  
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
PRONUNCIAMIENTO
SEDES DE SANTIAGO DE CHUCO,
TRUJILLO, ESPAÑA
 
TEXTO COMPLETO
 
¡Cuídate de las calaveras sin las tibias,
y de las tibias sin las calaveras!
¡Cuídate de los nuevos poderosos!
¡Cuídate del que come tus cadáveres,
del que devora muertos a tus vivos!
¡Cuídate del leal ciento por ciento!
César Vallejo
 
El Comité Organizador del I Festival del Pallo Tradicional de Santiago de Chuco como base del Movimiento Cultural Capulí, Vallejo y su Tierra, desde sus sedes de Santiago de Chuco, Trujillo y España; frente a las opiniones vertidas por el Alcalde Provincial, Juan Gabriel Alipio, hacen de conocimiento de la opinión pública de los coterráneos del vate César Vallejo residentes en Santiago de Chuco, el Perú y el mundo los siguiente:
 
1. Capulí, Vallejo y su Tierra es un movimiento cultural, que tiene como misión alcanzar logros y experiencias  significativas  en   la   realización   de   una   sociedad   fraterna  y  solidaria, coadyuvando a la construcción y forja de la utopía andina que es el mundo por el cual escribió, luchó, consagró su vida y murió como un redentor humano el poeta César Vallejo.
 
2. Desde el año 2000 este certamen constituye un punto de encuentro con Vallejo y su pueblo natal a través de la presencia de reconocidos escritores, artistas, profesionales y ciudadanos en general del Perú y el mundo que generosamente visitan nuestra tierra, asumiendo todos sus gastos, para darnos a conocer sus trabajos de investigación y nutrirse del contexto social y telúrico que inspiró a César Vallejo. Dichos trabajos sirven para enriquecer, comprender y aplicar el pensamiento vallejiano, sobre todo en la juventud, a fin de que en el futuro sean personas comprometidas con el desarrollo de su pueblo.
 
3. En Santiago de Chuco han nacido muchas figuras que han dado muchos lauros al Perú, entre las que podemos mencionar, nuestro hermano mayor, el vate universal César Vallejo Mendoza, que no solo porque escribió desde la trinchera y para los desposeídos del mundo, sino fundamentalmente fue un intelectual que hizo teoría y práctica revolucionarias, escribió y militó simultáneamente; Luis Felipe de la Puente Uceda, guerrillero heroico que entregó su vida por cambiar el actual sistema de explotación por uno más justo, donde no haya hambre ni miseria y los seres humanos vivamos como tales; Artemio Zavala, el primero en crear sindicatos obreros del norte del Perú; los hermanos poetas Abraham y Felipe Arias Larreta; el pintor Eladio Ruiz Cerna, que con sus creaciones artísticas ha recorrido varios países del mundo; entre muchos más. Esta riqueza cultural que posee Santiago de Chuco debe ser revalorada y a un más ponerla como el eje principal del desarrollo turístico, además de otros atractivos turísticos que tiene nuestra tierra, para lo cual se requiere de servicios básicos de calidad, además de una satisfactoria atención por parte de los propietarios de las empresas de transporte, hospedajes, restaurantes y similares, a quienes visiten la capital de la poesía.
 
4. Todos los santiaguinos somos conscientes de la gran riqueza folclórica de nuestra tierra, única en el norte del Perú. En esta amplia gama de expresiones, sin duda, cobra singular relevancia el Pallo, danza ancestral y autóctona de Santiago de Chuco. Esta danza ha permanecido en el anonimato para los ámbitos regional, nacional e internacional. Por ello, dentro de las actividades del XIV Encuentro de Capulí, hemos mostrado a toda la población santiaguina y visitante, la verdadera y genuina expresión de la danza del Pallo y la mejor manera de hacerlo fue congregando a los danzantes autóctonos de los caseríos de Huashgón, Cunguay, Aguiñuay y Huayatán, quienes con mucha maestría, gallardía y elegancia hicieron deleitar al público asistente.
 
5. El Alcalde, Señor Juan Gabriel Alipio, como representante legal de la Municipalidad de Santiago de Chuco tiene la obligación de cumplir la ley. Y sobre las competencias de las municipalidades en materia de educación y cultura, la Ley de Municipalidades establece que éstas, tienen entre otras, la obligación de promover actividades culturales diversas, promover la protección y difusión del patrimonio cultural de la nación, etc. Sin embargo, en una actitud contraria, esta autoridad mediante el Oficio N° 166-2013-MPSCH-A y comunicados escritos y entrevistas, con una mezquindad que linda con el insulto, se ha negado a concedernos los ambientes del pueblo para la realización de las conferencias, ponencias, presentación de libros, el Festival del Pallo Tradicional y otras, que han estado dirigidas a la población del campo y la ciudad de Santiago de Chuco, así como a las delegaciones visitantes. Pero frente a la mediocridad, incultura y egoísmo, el pueblo sabiamente se volcó masivamente a las calles y ha participado con alegría y jolgorio en todas las actividades del XIV Capulí, de tal manera que podemos decir, con humildad pero con firmeza, que este año el éxito ha sido rotundo y la razón ha vencido a la sinrazón, el optimismo al pesimismo, la alegría a la tristeza y la sabiduría a la ignorancia. Por todo ello, nuestro agradecimiento al Párroco, a los Directores de las instituciones educativas, al Gobernador, al SUTEP, comunidades campesinas y la población en general por brindarnos las facilidades y su participación activa.
 
6. Además de lo anterior, el Alcalde en una campaña de desinformación y malintencionada, dirigida a la población de nuestra tierra, particularmente a la de la zona rural, ataca al movimiento cultural Capulí, Vallejo y su Tierra, de manera especial a su presidente, Dr. Danilo Sánchez Linón, manifestando que se oponen al desarrollo de Santiago de Chuco, hecho que es absolutamente falso, pues el desarrollo de un pueblo es integral y busca alcanzar altos niveles de bienestar de su gente, no destruyendo su legado histórico como pretende este señor. No nos oponemos a las construcciones de las diversas obras y particularmente sobre el nuevo hospital, al contrario aplaudimos que se materialice, lo que no debe hacerse es destruyendo el existente, debe edificarse en otro lugar, con todos los requerimientos técnicos que una obra de salud necesita y con visión de largo plazo; asimismo, en su ejecución el manejo económico debe hacerse con participación del pueblo con transparencia y honestidad.
 
7. Finalmente, el movimiento Capulí, Vallejo y su Tierra, como torrente que hunde sus raíces e iza su bandera en el mundo andino, traslúcido y fulgurante, que tiene a César Vallejo como la luz que ilumina la construcción y la forja de la utopía andina, rescata de nuestro pueblo sus más prístinos valores y se compromete a seguir en el camino de hacer del desarrollo de Santiago de Chuco su norte a seguir y de su gente fuente de inspiración. Además todos y cada uno de sus integrantes en cualquier lugar del país y del mundo que nos encontremos, desde el obrero más humilde hasta el más encumbrado académico o empresario, nos adherimos a esta propuesta y concluimos con Vallejo, diciendo: ¡hombres humanos, hay, hermanos, muchísimo que hacer.
 
¡VIVA CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA!
¡VIVA SANTIAGO DE CHUCO Y SU CULTURA ANCESTRAL!
Santiago de Chuco, mayo - junio 2013
 
BASE SANTIAGO DE CHUCO:
 
JAMILO PAREDES: PRESIDENTE
SANTOS TRUJILLO IRAITA: SECRETARIO DE ACTAS
JAIR SALINAS GAMARRA: SECRETARIO DE ECONOMÍA
ROSA FLORIANO ENRÍQUEZ: SECRETARIO DE MARKETING
MAURO VÁSQUEZ VALENCIA: VOCAL
 
BASE TRUJILLO:
 
CARLOS CABALLERO ALAYO: PRESIDENTE
ORLANDO LUJÁN CORRO: SECRETARIO DE ACTAS
FRANCISCO BENITES LUIS: SECRETARIO DE ECONOMÍA
WILLIAMS ZÁRATE AGUILAR: SECRETARIO DE MARKETING
LEYLA TOLEDO VÁSQUEZ Y RUFINO CUSTODIO DÍAS: VOCALES
 
BASE ESPAÑA:
 
CARLOS BENITES SÁNCHEZ
PRESIDENTE
 
 
 
Texto que puede ser reproducido
citando autores y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 420-3860
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián