miércoles, 27 de diciembre de 2017

27 DE DICIEMBRE: PARLA EL FOGÓN - FOLIOS DE LA UTOPÍA: VOLVER POR LOS CAMINOS - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN


 

Construcción y forja de la utopía andina
 
2017 AÑO
DE LA IDENTIDAD Y DEL PATRIMONIO
INALIENABLE DE NUESTROS PUEBLOS
 
DICIEMBRE, MES DE LAS MONTAÑAS,
DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES;
DE LOS MIGRANTES, Y DEL NACIMIENTO
DEL DIOS NIÑO EN LA NAVIDAD
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO


 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL


 
*****
HOMENAJE MUNDIAL
PROMOVIDO DESDE CHILE
POR EL POETA ALFRED ASÍS
 
CON SUS TEXTOS HA LOGRADO CREAR
UN SANTIAGO DE CHUCO INMORTAL



Danilo Sánchez Lihón, santiaguino de origen y vocación es, sin duda, el intelectual que, con sus textos de prosa evocativa, que van desde la descripción de leyendas y narraciones populares hasta los propios recuerdos biográficos y familiares, ha logrado crear un Santiago de Chuco inmortal, porque la palabra que es poesía vence al tiempo.
Su poesía no es de continentes, sino de contenidos, vale decir que más importancia le otorga al desarrollo de sus significaciones o sentidos, que a la delicada elaboración de los recursos expresivos o retóricos. Es una poesía rápida, fuerte y con impacto, que más denuncia, que enuncia.
A él reitero mi cálida felicitación y a su tierra natal, Santiago de Chuco, que registra el esplendor de sus voces poéticas: que han nacido de los puquiales cristalinos, han crecido con los majestuosos cerros, y se han esparcido por los vientos del mundo como palabra eterna, mi fervor, mi adhesión y mi gratitud emocionada.
MANUEL VELÁSQUEZ ROJAS


*****
PRÓXIMA ACTIVIDAD
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
ÁGAPE CAPULÍ
“DÍA ETERNO ES ESTE, DÍA INGENUO
INFANTE, CORAL, ORACIONAL;
SE CORONA EL TIEMPO DE PALOMAS”
VIERNES 29 DE DICIEMBRE. 12:30 m
PROGRAMA
– PALABRAS DE BIENVENIDA
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
– EL CALENDARIO ANDINO
RAMÓN NORIEGA TORERO
– MITIN POÉTICO Y MUSICAL
(TRIBUNA LIBRE)
– CELEBRACIÓN
DE LOS CUMPLEAÑOS DEL MES
– CANCIONERO CAPULÍ
– GRAN ALMUERZO
DE CONFRATERNIDAD
VIERNES 29 DE DICIEMBRE
12:30 m.
INVITACIÓN ABIERTA A TODOS
LOS AMIGOS DE CAPULÍ
LOCAL: CLUB ANCASH
Horacio Urteaga 660. Jesús María
COMISIÓN ORGANIZADORA
FLORENCIA ROLDÁN Y
AMELIA MELGAR
 
*****
27 DE DICIEMBRE
 
PARLA
EL
FOGÓN


 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA


VOLVER
POR LOS
CAMINOS


Danilo Sánchez Lihón
 
 
¡Hasta cuando seamos ciegos!
¡Hasta
que lloremos de tánto volver!
César Vallejo
 
 
1. Dardos
del arcano
 
Quienes hemos nacido en algún arrecife del mundo andino nos hemos quedado hechizados por un misterio indescifrable que nos mantiene despiertos, fascinados y transidos.
Quienes hemos abierto los ojos al abrigo de algún tejado de los andes en un corredor vetusto y desguarnecido, es imposible que no permanezcamos febriles, desvelados y ateridos por aquel enigma.
Quienes cogimos el pulso y el aliento de la vida en el sitio más empinado de la tierra, colindante al techo de nubes y a las estrellas, estamos atravesados por los dardos de lo que es arcano, enigma e incógnita indescifrable.
Por eso, zumban en nuestros oídos los moscardones nómades de lo incognoscible y secreto, que rozan sus alas en nuestras sienes y corazones desvalidos y azorados.
Y por eso retornamos cada tarde vivos o muertos, en cuerpo o espíritu, hoy y siempre, eternamente, hacia esa región translúcida y aureolada de misterio.
 
2. Y que tú
vuelvas
 
¡Y por eso volvemos! Incluso, es posible que quizá jamás nos hayamos ido del sitio de donde partimos.
Es probable que permanezcamos quietos y mudos bajo algún dintel en aquel lugar donde se erigía nuestra casa nativa.
Es probable que si nos fuimos la vida verdadera se haya quedado temblando mimetizada en una piedra del patio o del dintel de la puerta. Y sea eso lo que padezcamos y tanto nos conturbe el alma, y nos hiera en la fuente de la sangre tanto que pareciera que estamos hechizados.
Es probable que quien se fue, salió y se despidió haya sido otro: un aventurero, trashumante y andariego. Pero el núcleo y la raíz de lo que somos se ha quedado al centro de lo que nos conforma, y permanece aquí inconmovible.
Y es probable que la periferia de lo que somos también esté intentando volver siglo tras siglo sin poder hacer el viaje definitivo para que más nos duela lo que es extrañar y querer tanto. Sin encontrar el camino de regreso.
 
3. Zumba
en el aire
 
Es probable que nuestro corazón se haya quedado inmerso en lo más pequeño e inerme, talvez en una brizna de hierba, en una piedra pulida en el fondo de una gotera.
Tal vez en un grumo de adobe, en un rayo de luz de una lágrima que se resiste a secarse y a morir.
O en una gota de lluvia extasiada cuyo rastro ni se evapora ni se olvida.
Y vivamos en un universo latente que tiembla y se estremece. Incrustado el espíritu en un pedazo de teja o de puerta caída.
En una gotera de la pared, en una arista de la cumbrera en un balaustre del balcón, desde donde observamos entristecidos la casa. Y que tú aún no vuelvas.
Pero ya emprendimos el retorno.
Volvemos porque para eso nos fuimos. ¡Para un día retornar con tantos pasos andados, y caminos enrollados bajo nuestros pies!
De lo contrario la vida no sería ni arco, ni flecha, ni el impulso que vibra y zumba bajo el disparo de la saeta en el aire.
 
4. Un día
propicio
 
Volvemos por tener que recoger nuestros pasos a fin de construir un sendero en la morada que se nos asigne. ¿Porque acaso podremos ignorar lo vivido por los siglos de los siglos?
Acaso, ¿es en vano haber cavilado tanto para seguir una senda, asegurándonos a fin de que no se pierda el rastro de ella, ni solo sirva para el instante en que se vive?
Volvemos por la cruz que hace la casa con el cuadrante. O por la aureola que la corona.
Pese a los caminos inciertos para regresar, pese a los peligros infalibles de quedarnos para siempre deambulando en una curva o en una explanada. O pendiendo hacia el abismo.
Volvemos por los caminos. Volvemos porque nos hemos quedado eternamente subyugados por el aroma antiguo de nuestra casa soñada en el amanecer de un día propicio.
Volvemos a la casa que guarda de nosotros sumergido en su suelo el anagrama de nuestro destino siempre inconcluso.
 
5. Los balaustres
pasmados
 
Y la casa que abrimos en un retorno maravillado porque permanecimos sin irnos jamás de ella. Y, sin embargo, volvemos, solo por la emoción del retorno, sin irnos. Y volvemos no importa a retazos. No importa hecho brizna, poña o jirones rotos y desvencijados.
Volvemos desde la playa donde acampamos, esperando con ojos humedecidos la nave que nos conduzca hacia la tierra del origen, que no olvidamos jamás ni de noche ni cuando el día despunta y amanece.
¡Desato entonces mis sandalias y quiebro la punta de las flechas y desarmo mi aljaba siendo este el día del regreso! Regreso porque siento que tú me estás esperando en algún recodo para ir juntos a la matriz, a lo más hondo de la geografía de mi alma y de tu alma.
Para entrar juntos a la pacarina y por ella al epicentro de las montañas. Al fulgor de los bajíos y nevados; de tus ojos y los míos, de tu mirada en mi mirada; de tus olvidos y cariños junto a los míos.
Regreso también a lo más recóndito de los muros de piedra y en ellos al nido diminuto de una golondrina. A lo vetusto de las paredes y de los balaustres pasmados donde siempre hay una mariposa posada.
 
6. No
te remontes
 
A quienes alcanzan a volver o regresar yo los he visto: bailar en la plaza, a veces sin música, poseídos de su propia cadencia y ritmo de lo que es volver al lugar de donde partimos. Y dan vueltas en torno a un eje invisible, casi siempre inclinados a su propio corazón; oculto el rostro, en un rito atávico; y además porque están llorando.
Hay otros que regresan a su tierra y suben a la colina más alta desde donde están largas horas sólo mirando la hondonada y el rebaño de casas en la ladera, como si quisieran cazar o pescar algo inhallable.
Allí empiezan a cantar un triste, un huayno o una marinera. Incluso han acuñado un nombre para este rito del retorno. Y lo llaman echar una pechada.
Porque es el corazón el que se agita y danza. Y es cuando el pecho se desgarra, se rompe o resquebraja. Y la manera de sanarlo es dejar que aflore todo lo que lleva como carga, y dejar salir todo lo que está dentro.
Es decir, hay que dejar aflorar lo que está muy al fondo del alma. Y se canta y se baila con los castillos que estallan y las bandas de músicos que atruenan el aire: Paloma blanca, / piquito de oro, / alas de plata. / No te remontes, / por esos montes, / porque yo lloro.
 
7. Quebradas
y puquiales
 
Porque somos tú y yo las junturas de las claraboyas ya no afuera sino adentro del ser y de lo creado.
Y de la casa que se reconstruye y vuelve a cobrar vida, en este tiempo en que todo comienza de nuevo
Y somos la argamasa del adobe en nuestras manos y en nuestros corazones.
Porque en los aleros y en las cumbreras de los techos como si nunca nos hubiéramos ido y sobreviviéramos, porque a estas piedras estamos intrínsecamente unidos.
Somos el aire impalpable de que está hecha la escalera. El misterio que roza y vibra en el campanario y en la asta de la bandera.
Como también en la mirada y en su sombra que se ha quedado quieta en el espejo raído, en la repisa, en el albañal y la grada que no acaba.
Como en el trino que el zorzal lanza a la hondonada juntando a la casa por cuyas tejas ya se cuela el humo del fogón que arde, los ríos, quebradas y puquiales.
 
*****
 
CONVOCATORIA


XIX ENCUENTRO
INTERNACIONAL ITINERANTE
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2018
LIMA:
VIERNES 25
TRUJILLO:
SÁBADO 26
GUADALUPE
DOMINGO 27
CHEPÉN
DOMINGO 27
CAJAMARCA
LUNES 28
CAJABAMBA
MARTES 29
HUAMACHUCO
MIÉRCOLES 30
QUIRUVILCA
JUEVES 31
SANTIAGO DE CHUCO
JUEVES 31
VIERNES 1 (JUNIO)
CALIPUY
SÁBADO 2
SANTIAGO DE CHUCO
SÁBADO 2 (JUNIO)
DOMINGO 3 (JUNIO)
EL XIX CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
ABARCA DEL 25 DE MAYO AL 3 DE JUNIO
DEL AÑO 2018
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
  *****
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber. 


 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián