martes, 30 de agosto de 2016

III FESTIVAL INTERNACIONAL POÉTICO, POR LOS CAMINOS DE SIPÁN EN HOMENAJE A “GUSTAVO ARMIJOS”, CONCLUYÓ EXITOSAMENTE - POR SAMUEL CAVERO GALIMIDI, PRESIDENTE DE AEADO

 .
III FESTIVAL INTERNACIONAL POÉTICO, POR LOS CAMINOS DE SIPÁN 

EN HOMENAJE A “GUSTAVO ARMIJOS”, 

CONCLUYÓ EXITOSAMENTE

Por: Samuel Cavero Galimidi

    Como tenía que ser uniendo pasiones, sueños, fraternidades y hermandades, lo mejor de la creación y la literatura nacional e internacional, con la afluencia de gran público estudiantil de diversas Instituciones Educativas, y escritores, cerró este notable evento cultural. 

     El Festival, desarrollado en Lambayeque, Perú, fue organizado los días 26, 27 y 28 de agosto 2016 por Conglomerado Cultural que dirige el destacado escritor y educador Nicolás Hidrogo, que ya cumplió 400 semanas de intensa labor, fue el eje de la cultura en el Norte del Perú. Allí se dieron cita importantes personalidades de la cultura nacional, entre ellos escritores, poetas, declamadores, historiadores, profesores y estudiantes. Hubieron 30 charlas magistrales, con ponentes de prestigio como:  Destacaron de manera muy especial la presencia de la poeta mexicana, residente en los Estados Unidos Soledad Tovar Sáenz, los escritores ecuatorianos Santos Miranda Rojas, de Manta, y la escritora Romna Moreira, de Guayaquil, Ecuador , pero también estuvo presente la escritora Ana De la Cruz, de las República Dominicana. 

       Los dos principales homenajeados fueron los escritores Gustavo Armijos y Rully Falla Failoc, notable literato de gran arraigo y pasión, autor de muchos libros. El moderno Auditorio de la Municipalidad provincial de Lambayeque lleva desde ahora su nombre y se le rindió un homenaje público muy hermoso y especial imponiéndole las más altas distinciones. El otro gran homenajeado: el poeta Nicolás Hidrogo, artífice de la revista LA TORTUGA ECUESTRE que vio inaugurada su última edición, Nro 355, edición especial, gracias a Conglomerado Cultural, resaltando en esta edición la creación de los más destacados poetas de esa región. 

      Fueron 3 días de interesantes ponencias, conferencias magistrales, presentaciones de libros, recitales de poesía, visitas a Centros Educativos, así a los Museos y sitios arqueológicos más importantes de esa zona, entre ellos el Museo de Sipán,  las pirámides de Tucumé, la Huaca Chotuna, la visita al Museo Afro peruano de Zaña, entre otros atractivos culturales, como fue el Almuerzo de Confraternidad de los escritores nacionales y extranjeros que visitaron este último pueblo con motivo de V Festival del Chancho de Zaña, donde degustaron los más exquisitos potajes y dulces norteños.

     Entre los escritores nacionales que se dieron cita a este Magno Evento destacan además Juan Félix Cortez, Juan Benavente, que por primera vez en 25 años desarrolló su programa de los Viernes Culturales nada menos que en la Cámara Peruana de Comercio de Chiclayo, donde presentó la Revista de los Viernes Literarios.  También destacaron en múltiples oportunidades y por su gran talento como declamador Juan Flores Arrascue y Raúl Ramírez Soto. Estuvieron igualmente presentes con Charlas Magistrales: Elmer Llanos Diaz, Santos Miranda Rojas,  Samuel Cavero Galimidi, Juan Félix Cortez Espinoza,  Nicolás Hidrogo, Elmer Caicedo,  Ángel Centurión Larrea,  Bertha Iris Tello Esquén, Deisy Yomona,  Joaquín Huamán Rinza, Enrique Elías Jiménez, César Gastelo Guevara, Tolomeo Aliaga Quispe, Miro Quiroz Ramírez, René Montenegro, Dandy Berru Cubas, William Piscoya, Maritza Cabrera Arteaga, entre otros.  

    Se debe destacar además, y felicitar, la participación de la I.E. Emprendedores GAJEL de Chiclayo y la Institución Educativa Sara Antonieta Bullón de Lambayeque, que fueron además lugares donde los escritores fueron muy bien recibidos, ellos motivaron a los escolares con charlas magistrales y ponencias literario-educativas, así declamaciones, que fue respondida con vivo interés, igualmente, por los niños talentos de estos centros educativos.

    Las tres grandes anécdotas dignas de contarse de este gran Festival, son:

1)    Cuando llegué al aeropuerto de Chiclayo me enteré que una excéntrica y famosa escritora acababa de arribar, camino al Festival, en su lujoso Jet privado. Se trataba de Soledad Tovar Saénz. Lo hizo desde los Estados Unidos para participar en este Festival. ¡Si hasta mariachis había contratado para que la recibieran como reciben los mariachis, cantando y alegrando! 

2)    En una de las cenas al que asistí, más llevado por el influjo magnético del querido poeta Gustavo Armijos, pasó algo digno igualmente de una humorada. Nuestra gran delegación volvía de la Cámara de Comercio de Chiclayo y hambrienta aterrizó en una Pollería al que nos dijo fuésemos y lo esperásemos don Nicolás Hidrogo. Nicolás Hidrogo se comunicaba permanentemente con una de las responsables del Festival, quien felizmente nos acompañaba y Nicolás nunca apareció. Cuando conté era algo menos que la mitad de la delegación la que faltaba, que después supe cenaron en Lambayeque. Los mozos armaron una larga mesa como para recibir por lo menos a 30 personas y sirvieron varios pollos deliciosos y provocativos, acompañados de fuentes de papas fritas y ensaladas, cada cierto tramo entre las mesas. ¡Éramos algo de 10! Como no aparecía Nicolás Hidrogo alguien comenzó a comer y todos lo siguieron a toda prisa. Yo, con mucho miedo anticipándome a lo que vendría comí apenas un cuarto de pollo y unas cuantas papas, con mucho miedo y recelo. Yo vi que cada uno de mis acompañantes comía entre medio pollo y un pollo…devorándolo. Quien se comió un pollo enterito, de eso puedo dar fe, aunque no soy Notario Público, fue Nicolás Hidrogo, lo que además puedo dar fe de su gran apetito y afición por el pollo a la brasa peruano. ¡Me habían dicho estaba delicadito! ¿Delicadito? ¡Ja! ¡El delicado y zonzo era yo! Luego, uno a uno comenzaron a desaparecer los escritores, después de haber devorado todos los pollos y manjares que allí había. Yo le hice notar, apenadísimo, con tanta zozobra, de este hecho a Nicolás Hidrogo, quien me respondió riéndose: “¡Así somos los peruanos, Cavero!”. Cuando me aprestaba a sacar la billetera apareció nuevamente la vocera de Nicolás Hidrogo y nos dijo: “No se preocupen, todo, absolutamente todo, está pagado”. Recién el alma me volvió al cuerpo. Yo que me aprestaba a hacer de lavaplatos y a hipotecar mi terno, felizmente no sucedió. 

3)    La tercera gran anécdota, digna de contarse, sucedió en nuestro último día. Viajamos al Festival del Chancho en Zaña.  Allí me tocó conocer mejor a los escritores extranjeros, como Ana De La Cruz, de República Dominicana, gran rumbera, y a la ecuatoriana Romna Moreira, que bailaron hasta cansarse al compás de una banda-orquesta, en la pérgola de Zaña su abarrotada placita donde se instalaron las carpas del arte culinario. Pero quien, una vez más, se robó el Show fue la escritora mexicana Soledad Tovar Saénz, vestida de Princesa Azteca, llevaba en cada dedo anillos (que se dice fueron usados por las majestades aztecas en tiempos de Matusalén) y en el cuello le brillaba una gargantilla de piedras preciosas con motivos aztecas que le debió costar: Una Eternidad. Fue ella, Soledad Tovar Saénz, en un acto de solemnidad del que no me arrepiento haberlo escuchado, quien nos contó que era muy amiga de Juan Gabriel, el gran divo mexicano, y ahondó en detalles acerca de su último viaje hasta Europa, a París, donde visitó la tumba de César Vallejo. Como si esto fuese poco, en un acto supremo de Milagro de Dios, nos contó, se le apareció César Vallejo en el Cementerio de Montaparnasse, tal cual lo conocemos en fotografías, de luto, con sombrero y todo, y le señaló dónde estaba realmente su tumba, pues ella, ni Nicolás Hidrogo no la encontraban. Después del exquisito almuerzo, como si esto fuese poco quien también se hizo humo, desapareció de estos pobres mortales, fue la mismísima Soledad Tovar. Nos cansamos de buscarla en todo el pueblo de Zaña y nunca pudimos ubicarla. Entonces al partir de vuelta prendimos la radio del bus transportador. Anunciaban que acaba de fallecer Juan Gabriel, amiguísimo suyo. Yo sentí como una doble pérdida, una estocada (casi-casi al corazón) y un acto supremo irrepetible de magia que también desaparecerá nuestra querida escritora mexicana-americana Soledad Tovar. ¡Hay quienes creen, entre ellos yo, que su Jet privado (cual platillo volador) aterrizó muy cerca de Zaña, detrás de los arenales, espantando a los gallinazos y perros raquíticos que allí abundan, y ¡diablos!... ¡Se la llevó hasta las nubes! ¡Las malas lenguas dicen que no se fue sola: Raptó con ella, a un apuesto moreno zañero!










Fuente:

Escritor Samuel Cavero Galimidi, Presidente de AEADO

cavero2012@hotmail.com

 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián