miércoles, 31 de agosto de 2016

HOMENAJE A SANTA ROSA DE LIMA - POR JUAN RODRÍGUEZ JARA

.            
HOMENAJE A SANTA ROSA DE LIMA

Por Juan Rodríguez Jara
 
            Martes 30 de agosto del 2016, la plaza de armas de la ciudad de Lima se vistió de gala religiosa de gran envergadura, al ser escenario de una gran concentración de autoridades y población en general, en la realización de una solemne Misa dedicada a nuestra Santa Rosa de Lima, por el inicio del año jubilar en honor a los 400 años de su fallecimiento.
.
            El acto se escenificó en el atrio de la Catedral de Lima, con la concurrencia de diferentes unidades de la Policía Nacional de Lima en traje de gala, y la banda de músicos de la cita Institución. Se hicieron presente organizaciones de enfermeras por su Día Institucional. También concurrieron grupos de oración que llenaron la plaza. En el atrio acondicionaron un altar, con la Imagen de Santa Rosa traída de su Monasterio, en una andas el cráneo de la Santa y el Divino Niño. Además un bosque de 24 banderas que representan a igual número de países donde Santa  Rosa es venerada como su Patrona.


            Al acto concurrieron el Sr. Presidente de la República, Ministro del Interior, congresistas, delegaciones diversas y miembros del Cuerpo Diplomático. La Liturgia estuvo a cargo del Arzobispo y Primado del Perú su eminencia Juan Luis Cipriani, acompañado de los obispos y delegaciones religiosas. En su alocución hizo conocer que Su Santidad el Papa Francisco, había concedido al Perú se declare el año Jubilar a partir de agosto en conmemoración a los 400 años del fallecimiento de la Santa Limeña, y su mensaje tuvo un contenido conciliador y un homenaje a la Policía y a la mujer por contribuir al progreso del Perú.

            La Misa estuvo acompañada de una ligera garúa que daba la sensación de llegar agua bendita derramada de los cielos por intercesión de Santa Rosa de Lima. Igualmente durante la misa sobre la Catedral de Lima, volaban gallinazos y bandadas de palomas.

            Concluida la Misa se retiró el señor Presidente de la República, seguido de las autoridades que se dieron cita. Luego las andas recorrieron en procesión el frontis de Palacio de Gobierno y de la Municipalidad, donde ofrecieron presentes y alfombras de flores.


             Con este acto litúrgico la población renovó su fe católica sin importar el tiempo lluvioso y la incomodidad por la carencia de asientos para el público asistente y la celebración del día de la Policía Nacional tuvo un marco de solemnidad.
.

RIBOTROIDES DE MI VIDA: SONETOS SALVADOREÑOS - POR CARLOS RODOLFO ASCENCIO BARILLAS





martes, 30 de agosto de 2016

III FESTIVAL INTERNACIONAL POÉTICO, POR LOS CAMINOS DE SIPÁN EN HOMENAJE A “GUSTAVO ARMIJOS”, CONCLUYÓ EXITOSAMENTE - POR SAMUEL CAVERO GALIMIDI, PRESIDENTE DE AEADO

 .
III FESTIVAL INTERNACIONAL POÉTICO, POR LOS CAMINOS DE SIPÁN 

EN HOMENAJE A “GUSTAVO ARMIJOS”, 

CONCLUYÓ EXITOSAMENTE

Por: Samuel Cavero Galimidi

    Como tenía que ser uniendo pasiones, sueños, fraternidades y hermandades, lo mejor de la creación y la literatura nacional e internacional, con la afluencia de gran público estudiantil de diversas Instituciones Educativas, y escritores, cerró este notable evento cultural. 

     El Festival, desarrollado en Lambayeque, Perú, fue organizado los días 26, 27 y 28 de agosto 2016 por Conglomerado Cultural que dirige el destacado escritor y educador Nicolás Hidrogo, que ya cumplió 400 semanas de intensa labor, fue el eje de la cultura en el Norte del Perú. Allí se dieron cita importantes personalidades de la cultura nacional, entre ellos escritores, poetas, declamadores, historiadores, profesores y estudiantes. Hubieron 30 charlas magistrales, con ponentes de prestigio como:  Destacaron de manera muy especial la presencia de la poeta mexicana, residente en los Estados Unidos Soledad Tovar Sáenz, los escritores ecuatorianos Santos Miranda Rojas, de Manta, y la escritora Romna Moreira, de Guayaquil, Ecuador , pero también estuvo presente la escritora Ana De la Cruz, de las República Dominicana. 

       Los dos principales homenajeados fueron los escritores Gustavo Armijos y Rully Falla Failoc, notable literato de gran arraigo y pasión, autor de muchos libros. El moderno Auditorio de la Municipalidad provincial de Lambayeque lleva desde ahora su nombre y se le rindió un homenaje público muy hermoso y especial imponiéndole las más altas distinciones. El otro gran homenajeado: el poeta Nicolás Hidrogo, artífice de la revista LA TORTUGA ECUESTRE que vio inaugurada su última edición, Nro 355, edición especial, gracias a Conglomerado Cultural, resaltando en esta edición la creación de los más destacados poetas de esa región. 

      Fueron 3 días de interesantes ponencias, conferencias magistrales, presentaciones de libros, recitales de poesía, visitas a Centros Educativos, así a los Museos y sitios arqueológicos más importantes de esa zona, entre ellos el Museo de Sipán,  las pirámides de Tucumé, la Huaca Chotuna, la visita al Museo Afro peruano de Zaña, entre otros atractivos culturales, como fue el Almuerzo de Confraternidad de los escritores nacionales y extranjeros que visitaron este último pueblo con motivo de V Festival del Chancho de Zaña, donde degustaron los más exquisitos potajes y dulces norteños.

     Entre los escritores nacionales que se dieron cita a este Magno Evento destacan además Juan Félix Cortez, Juan Benavente, que por primera vez en 25 años desarrolló su programa de los Viernes Culturales nada menos que en la Cámara Peruana de Comercio de Chiclayo, donde presentó la Revista de los Viernes Literarios.  También destacaron en múltiples oportunidades y por su gran talento como declamador Juan Flores Arrascue y Raúl Ramírez Soto. Estuvieron igualmente presentes con Charlas Magistrales: Elmer Llanos Diaz, Santos Miranda Rojas,  Samuel Cavero Galimidi, Juan Félix Cortez Espinoza,  Nicolás Hidrogo, Elmer Caicedo,  Ángel Centurión Larrea,  Bertha Iris Tello Esquén, Deisy Yomona,  Joaquín Huamán Rinza, Enrique Elías Jiménez, César Gastelo Guevara, Tolomeo Aliaga Quispe, Miro Quiroz Ramírez, René Montenegro, Dandy Berru Cubas, William Piscoya, Maritza Cabrera Arteaga, entre otros.  

    Se debe destacar además, y felicitar, la participación de la I.E. Emprendedores GAJEL de Chiclayo y la Institución Educativa Sara Antonieta Bullón de Lambayeque, que fueron además lugares donde los escritores fueron muy bien recibidos, ellos motivaron a los escolares con charlas magistrales y ponencias literario-educativas, así declamaciones, que fue respondida con vivo interés, igualmente, por los niños talentos de estos centros educativos.

    Las tres grandes anécdotas dignas de contarse de este gran Festival, son:

1)    Cuando llegué al aeropuerto de Chiclayo me enteré que una excéntrica y famosa escritora acababa de arribar, camino al Festival, en su lujoso Jet privado. Se trataba de Soledad Tovar Saénz. Lo hizo desde los Estados Unidos para participar en este Festival. ¡Si hasta mariachis había contratado para que la recibieran como reciben los mariachis, cantando y alegrando! 

2)    En una de las cenas al que asistí, más llevado por el influjo magnético del querido poeta Gustavo Armijos, pasó algo digno igualmente de una humorada. Nuestra gran delegación volvía de la Cámara de Comercio de Chiclayo y hambrienta aterrizó en una Pollería al que nos dijo fuésemos y lo esperásemos don Nicolás Hidrogo. Nicolás Hidrogo se comunicaba permanentemente con una de las responsables del Festival, quien felizmente nos acompañaba y Nicolás nunca apareció. Cuando conté era algo menos que la mitad de la delegación la que faltaba, que después supe cenaron en Lambayeque. Los mozos armaron una larga mesa como para recibir por lo menos a 30 personas y sirvieron varios pollos deliciosos y provocativos, acompañados de fuentes de papas fritas y ensaladas, cada cierto tramo entre las mesas. ¡Éramos algo de 10! Como no aparecía Nicolás Hidrogo alguien comenzó a comer y todos lo siguieron a toda prisa. Yo, con mucho miedo anticipándome a lo que vendría comí apenas un cuarto de pollo y unas cuantas papas, con mucho miedo y recelo. Yo vi que cada uno de mis acompañantes comía entre medio pollo y un pollo…devorándolo. Quien se comió un pollo enterito, de eso puedo dar fe, aunque no soy Notario Público, fue Nicolás Hidrogo, lo que además puedo dar fe de su gran apetito y afición por el pollo a la brasa peruano. ¡Me habían dicho estaba delicadito! ¿Delicadito? ¡Ja! ¡El delicado y zonzo era yo! Luego, uno a uno comenzaron a desaparecer los escritores, después de haber devorado todos los pollos y manjares que allí había. Yo le hice notar, apenadísimo, con tanta zozobra, de este hecho a Nicolás Hidrogo, quien me respondió riéndose: “¡Así somos los peruanos, Cavero!”. Cuando me aprestaba a sacar la billetera apareció nuevamente la vocera de Nicolás Hidrogo y nos dijo: “No se preocupen, todo, absolutamente todo, está pagado”. Recién el alma me volvió al cuerpo. Yo que me aprestaba a hacer de lavaplatos y a hipotecar mi terno, felizmente no sucedió. 

3)    La tercera gran anécdota, digna de contarse, sucedió en nuestro último día. Viajamos al Festival del Chancho en Zaña.  Allí me tocó conocer mejor a los escritores extranjeros, como Ana De La Cruz, de República Dominicana, gran rumbera, y a la ecuatoriana Romna Moreira, que bailaron hasta cansarse al compás de una banda-orquesta, en la pérgola de Zaña su abarrotada placita donde se instalaron las carpas del arte culinario. Pero quien, una vez más, se robó el Show fue la escritora mexicana Soledad Tovar Saénz, vestida de Princesa Azteca, llevaba en cada dedo anillos (que se dice fueron usados por las majestades aztecas en tiempos de Matusalén) y en el cuello le brillaba una gargantilla de piedras preciosas con motivos aztecas que le debió costar: Una Eternidad. Fue ella, Soledad Tovar Saénz, en un acto de solemnidad del que no me arrepiento haberlo escuchado, quien nos contó que era muy amiga de Juan Gabriel, el gran divo mexicano, y ahondó en detalles acerca de su último viaje hasta Europa, a París, donde visitó la tumba de César Vallejo. Como si esto fuese poco, en un acto supremo de Milagro de Dios, nos contó, se le apareció César Vallejo en el Cementerio de Montaparnasse, tal cual lo conocemos en fotografías, de luto, con sombrero y todo, y le señaló dónde estaba realmente su tumba, pues ella, ni Nicolás Hidrogo no la encontraban. Después del exquisito almuerzo, como si esto fuese poco quien también se hizo humo, desapareció de estos pobres mortales, fue la mismísima Soledad Tovar. Nos cansamos de buscarla en todo el pueblo de Zaña y nunca pudimos ubicarla. Entonces al partir de vuelta prendimos la radio del bus transportador. Anunciaban que acaba de fallecer Juan Gabriel, amiguísimo suyo. Yo sentí como una doble pérdida, una estocada (casi-casi al corazón) y un acto supremo irrepetible de magia que también desaparecerá nuestra querida escritora mexicana-americana Soledad Tovar. ¡Hay quienes creen, entre ellos yo, que su Jet privado (cual platillo volador) aterrizó muy cerca de Zaña, detrás de los arenales, espantando a los gallinazos y perros raquíticos que allí abundan, y ¡diablos!... ¡Se la llevó hasta las nubes! ¡Las malas lenguas dicen que no se fue sola: Raptó con ella, a un apuesto moreno zañero!










Fuente:

Escritor Samuel Cavero Galimidi, Presidente de AEADO

cavero2012@hotmail.com

 

30 DE AGOSTO: SANTA ROSA DE LIMA Y LA POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ - POR JUAN RODRÍGUEZ JARA (AEPA - PISCOBAMBA)

 

30 DE AGOSTO:

SANTA ROSA DE LIMA Y LA POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ

Juan Rodríguez Jara 
 
Santa Rosa es Patrona de las Filipinas, Patrona de las Armas de Argentina y del Paraguay. Además muchas instituciones tienen a Santa Rosa de Lima como especial protectora, entre ellas podemos nombrar a la Policía Nacional del Perú, a las Enfermeras del Perú, Cáritas de Lima y a los Mineros del Perú.

Su fiesta se celebra en el Perú el 30 de agosto, pero en el resto del mundo católico el 23 de agosto. Desde 1671, cada 30 de agosto los peruanos, y en particular los limeños se visten de fiesta para rendirle homenaje a la Patrona de la ciudad: Santa Rosa de Lima. Rosa de Santa María, como era conocida antes de su canonización, según sus seguidores ha concedido numerosos milagros que le han ganado devotos no sólo en el Perú sino también en otros lugares del mundo, hasta el punto de convertirse en patrona del Perú, América y las Filipinas.

Fue beatificada por el Papa Clemente IX en 1671 y declarada "Patrona de Lima". También se le declaró a Santa Rosa de Lima como Patrona Principal de América, de las Islas Filipinas, de las Indias Orientales y de la Iglesia Hispanoamericana. En nuestra ciudad, muchos colegios, provincias y ciudades tienen por patrona a nuestra Santa Limeña.

Por Decreto Supremo del 21 de marzo de 1928, se establece: “El Día de la Policía el 30 de agosto de cada año, en el cual se entregarán los premios anuales acordados a los Cuerpos de la Guardia Civil, Seguridad, Investigaciones y Gendarmería y se revistarán las Fuerzas de Policía”. El establecimiento de tal fecha fue con el objetivo de presentar, en parada militar, a las autoridades del gobierno y al país, a las fuerzas de la Guardia Civil y del Cuerpo de Seguridad. Asimismo, celebrar una misa de campaña por los miembros de los Cuerpos Policiales caídos en el cumplimiento del deber y de realizar exhibiciones acrobáticas de habilidad ecuestre, en motocicleta, bicicleta y automóvil, así como demostraciones de destreza en el manejo de las armas y de otros elementos de poder utilizados por los Cuerpos policiales para la captura de delincuentes y para la ejecución de otras tareas propias de la función policial. A su vez, el Presidente de la República impondría condecoraciones y entregaría premios a los jefes, oficiales y personal subalterno que se habían distinguido en el cumplimiento del deber durante el año. La primera fecha del "Día de la Policía" se llevó a cabo en el campo del hipódromo de Santa Beatriz con la asistencia del presidente Leguía. Luego de la parada y desfile de los Cuerpos Policiales, el presidente de la República entregó los premios correspondientes.

Este año la Guardia Civil del Perú cumple 139º años de su creación, puesto que fue creada el 31 de diciembre de 1873 por el Presidente Manuel Pardo y Lavalle, posteriormente viene la reorganización en 1922 dispuesto por el presidente Augusto B. Leguía, con la intervención de la Misión Española.

El 8 de septiembre de 1965, mediante Ley Nº 15605, el Presidente de la República, Arquitecto Fernando Belaunde Terry, otorgó a la Guardia Civil del Perú el título de Benemérita, como gratitud y estímulo por los servicios prestados a la Nación.

El 23 de diciembre de 1969, el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas dictó los Decretos Leyes Nos. 18069, 18070, 18071 y 18072, Leyes Orgánicas de la Guardia Civil, Guardia Republicana del Perú, Policía de Investigaciones del Perú y Servicio de Sanidad de las Fuerzas Policiales, en las cuales se precisaban la Misión, Funciones, situación del Personal, Jerarquía, Régimen disciplinario y las relaciones de cada institución policial con los organismos públicos y privados.

La Resolución Directoral Nº 3222-77-GC del 28 de noviembre de 1977 autoriza el funcionamiento de la Escuela de Policía Femenina de la Guardia Civil del Perú, fijando su sede en el balneario de San Bartolo, la cual se inauguró el 21 de abril de 1978, habiendo egresado, hasta 1985, ocho promociones de Guardias PF-GC.

El presidente Alan García Pérez, en su primer gobierno, Las Fuerzas Policiales entran en un proceso de reorganización que inició el 14 de septiembre de 1985, al amparo de la ley 24294 aprobada por el Congreso de la República.

El 4 de febrero de 1986, continuando con el proyecto emprendido, se expidieron los Decretos Legislativos Nos. 370, 371, 372 y 373 referentes a la Ley Orgánica del Ministerio del Interior, la Ley de Bases de las Fuerzas Policiales, Leyes Orgánicas de la Guardia Civil, Policía de Investigaciones y de la Guardia Republicana.

El Decreto Legislativo Nº 371 "Ley de Bases de las Fuerzas Policiales" sentó los pilares para la creación definitiva de la Policía Nacional del Perú.

El 7 de diciembre de 1988 fue promulgada la Ley 24949 del 6 de diciembre de 1988 que modificando los artículos pertinentes de la Constitución Política del Perú de 1979 crea definitivamente la Policía Nacional del Perú.

A pesar de todos los cambios  en la trayectoria de la Policía que se ha enumerado, Santa Rosa de Lima sigue siendo la Patrona de todos en el Perú, sacaran en procesión a la sagrada imagen de la Santa  este jueves 30 y, recibirá el homenaje de sus fieles y recorrerá calles y plazas en hombros de los uniformados en todos los lugares donde exista una comisaría o un puesto de la Policía, los apus recibirán la bendición y se vestirán de gala nuestra policía, muchos elegidos recibirán sus condecoraciones, ascensos, felicitaciones  por el deber cumplido.

Cabe destacar las festividades patronales en los pueblos de Ancash, en este caso Chiquián “Espejito del cielo” donde la fiesta comienza con quince días de anticipación con la concurrencia de turistas e hijos de la provincia en diferentes lugares del mundo, que vienen por la devoción a la Virgen y los milagros recibidos. Se desarrollaran actividades verdaderamente inolvidables con el derroche de la gastronomía, espectáculos, banquetes, caminatas, corridas y  las avellanas conversaran con los nevados de nuestra cordillera blanca, elevando la oración de gratitud por haber recorrido en paz  los caminos del Perú.

 
Santa Rosa de Lima - Óleo de Murillo
 
.
A SANTA ROSA DE LIMA

Por Juan Rodríguez Jara

Santa Limeña, patrona nuestra,
hoy en tu día, vengo a tu altar a rezar
con el rosario de mi misión cumplida
porque soy tu hijo ancashino de alma.

En vez de un ramillete en flor
te traigo mi cansada alma en agonía,
mis innumerables lágrimas de dolor,
por tanta injusticia a tu alrededor.

Desde la cumbre nevada andina,
hasta el valle del calor devorador,
he caminado en busca de esperanza,
llevando tus bendiciones con amor.

Rosa Santa, ayúdame a no dudar,
dame valor y decisión Santa Limeña,
sé que mi uniforme señal de justicia,
espera tener en mí, un signo de amor.

¡Hágase tu voluntad en mi existencia,
porque soy hijo tuyo de corazón! 

 

PLEGARIA A SANTA ROSA DE LIMA

Por Juan Rodríguez Jara


Santa Rosa, Patrona bien peruana
has que tu voluntad pueda cumplir
en este extenso valle de mi largo trajinar,
con sus horizontes de continuo luchar.


Si estoy en una esquina solitaria
guardando en la noche el dulce soñar
de quienes la paz quieren disfrutar,
ayúdame, dándome paz y  calma.


No dejes que mi alegría llegue morir
y mi corazón se vista de luto y dolor,
no quiero que en las rocas resuenen
el odio y la venganza del traidor.


Hoy te pido Santa Limeña Patrona
que el mundo siempre comprenda
los pasos que doy de noche y día,
son firmes en busca de paz y calma


Ante la sed y el hambre no me rindo.
soy hijo tuyo, me hiciste guardián eterno
porque siempre el Honor es mi Divisa,
que tú  me entregaste  para honrarla.


El  frío con su crueldad me da valor
y la lluvia con su rabia la fuerza,
virtudes  para  cumplir mi deber
para el Perú, me hiciste guardia civil


Tengo la frente bañada por el sudor
mis ojos guiados por el cansancio,
no puedo mas digo un día de duda:
pero la sociedad no puede esperar.


Mis andares no pueden llegar a su calma,
Como Guardia Civil, jamás me rendiría
seguiré caminando entre el frío y calor,
llevando la ley de pan, para el peruano.


Soy  aliento para el huérfano que desfallece
una brújula  para el extraño perdido.
para hacer una misión ejemplar, guíame,
valor y decisión Santa Limeña, entrégame.


Sé que este uniforme señal de consigna
espera tener en mí, un signo de amor
para los hombres de  voluntad buena
y orden para aquellos el de mal vivir.

1988.



PLEGARIA A SANTA ROSA DE LIMA
.
Juan Rodriguez Jara
                     
                 
Santa Rosa, milagrosa Santa limeña
Naciste y fuiste esculpida entre rosas
en los jardines del Perú para el cielo.
Cuando Dios decidió llevarte al paraíso
dejaste tu milagrosa estela en el mundo.


Amparaste las Américas y Filipinas.
Madre eterna para la Policía nacional,
que te guardan en todos los confines
y hoy irán en oraciones a tus altares,
para que mantengas viva los corazones.


Santa Rosa este día recibe peticiones
de tus hijos que van en mares altos,
en cumplimiento de deberes universales;
llevando el escudo de la ley y la razón
para llenar de paz y sosiego el corazón.


Guardia Civil del Perú ahora legionarios,
dejaste posta de tus caminos y horizontes
a la gran policía nacional en centinelas.
Rogamos que la policía nacional en marchas
lleguen a reiterar deberes que son amores.


El policía al viajar no encuentra sombra,
sus enseñanzas parece nadie escuchar.
Pero el frío con su crueldad inyecta valor
y la lluvia con su rabia entrega la fuerza,
porque en su mochila lleva mucho amor.


Saludo a los policías en lejanas misiones
y que la Virgen santísima los ilumine,
En el horizonte de tu gran labor que tejes
todos los días en confines patrios
para que la sociedad no tenga reparos


Siempre tu frente reseca en sudor y polvo,
tus ojos guiados en penumbra del cansancio,
te hace dudar y al corazón da desconsuelo
pero tu misión es vital para el descanso,
sin dejar que se escape del alma un suspiro.


Policía Nacional llega al 30 agosto su día
donde se confunden sentimientos mutuos
y la gloria llega a los altares en oraciones.
Santa Limeña, tiende su manto en rosas,
con bendiciones para nuestros custodios.
.
 

PORQUE SOY GUARDIA CIVIL

Juan Rodríguez Jara

A mi partida, en el abrazo último,
si brotan lágrimas de tus lindos ojos,
en ella verás el verdor de mi uniforme
y  el bronce de mis botones, cual arrullos.

Si ayer toqué la puerta de tu corazón
y hoy debo partir a un puesto policial.
no te olvides, que te dejo mi recuerdo:
mi pregunta: ¿por qué soy Guardia Civil?

Si no vuelves a verme en muchas lunas,
y cuando están marchitando nuestras vidas,
una tarde triste a mi espera, comprenderás,
y sabrás: Por qué soy Guardia Civil.

Donde vayas, será tu guardián mi recuerdo,
por donde mires, hallarás un Guardia Civil.
Tus labios pronunciarán mi nombre en silencio,
entonces sabrás por qué soy Guardia Civil.

En un amanecer lluvioso del invierno
En tu esquina, estará un Guardia Civil,
y cuando ya se  haya apagado mi corazón,
entonces sabrás por qué fui Guardia Civil.

Si en mi tumba hallarás, sólo un lirio blanco,
esa flor será mi recuerdo, por mi fugaz paso;
pero dentro de los pétalos estarán escritas,
las  dos letras eternas de la Guardia Civil.


QUERIDO PATRULLERO

Juan Rodríguez Jara

Mar de esperanzas llevas en las noches,
Al  rodar por los jirones silenciosos,
y guardas el sueño de muchos cansados.
¡Oh benefactor de tantas multitudes!

Jirones y avenidas son cortos giros;
una llamada al 05 de la central te conduce,
no en vano, vas a un auxilio solicitado
y a tu llegada, está la vida o la muerte;
orgulloso te sientes al salvar muchas vidas.

¡VAYA CON DIOS PATRULLERO!

1975
 
 


MI PARTIDA

Gracias a todos vosotros por este instante,
un nudo triste ahoga mi aliento postrero
al realizar el brindis último en la partida;
recuerdos inolvidables llevo en el alma
de todo ustedes y la Institución digna.

Me perderé cada día de vuestro recuerdo
al caer la sombra en cada atardecer.

Correrá el tiempo y más os recordaré
imaginándome los 13,950 días gratos,
vividos con todos ustedes ¡amigos míos!
impoluta como la nieve es mi Adiós,
leal y eterna es mi ¡hasta luego!

Sgto. 1ro. GC. Juan Rodríguez Jara

Retiro en Lima, 1 de marzo de 1988.
.
Fuente:
Juan Rodríguez Jara
Poeta y narrador ancashino

 
http://4.bp.blogspot.com/-8JstXg5nLEc/TffaVPFmMVI/AAAAAAAAlPg/bsY2B5PlnCY/s1600/NALO%2BALVARADO%2BBALAREZO%2B089.jpg
Poeta Juan Rodríguez Jara, en círculo

lunes, 29 de agosto de 2016

FRANCISCO IZQUIERDO RÍOS - EN EL ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO EN SAPOSOA EL 29 DE AGOSTO DE 1910 - POR ROBERTO ROSARIO VIDAL, PRESIENTE DE APLIJ


HOMENAJE A FRANCISCO IZQUIERDO RÍOS

Por Roberto Rosario Vidal

“Un viejo bagre, de barbas muy largas, decía con su voz ronca en el penumbroso remanso del riachuelito: «Yo conozco el mar. Cuando joven he viajado a él, y he vuelto».

Y en el fondo de las aguas se movía de un lado a otro contoneándose orgullosamente. Los peces niños y jóvenes le miraban y escuchaban con admiración: «¡Ese viejo conoce el mar!».

Tanto oírlo, nos acercábamos los jóvenes para escucharlo, para conversar con ese viejo bonachón y sabio que había publicado el año 1965 El bagrecico, el cuarto y último cuento que conforma el libro El colibrí con cola de pavo real: Nos acercábamos a él como diciendo: «Maestro, yo también quiero ser escritor».

Viene a mi memoria la imagen sonriente de Francisco Izquierdo Ríos, autor de los cuentos El bagrecico, Ladislao el Flautista, Zenón el pescador, entre otros que a través de los tiempos ha deleitado a millones de lectores de nuestro continente y de países muy lejanos e idiomas diversos. Conocí a Francisco Izquierdo a inicios de la década del setenta, viejo bagre recorrido, quien luego de trajinar por las escuelas más humildes y lejanas del país, había recalado en la ciudad de las mil vueltas (mismo río de selva, torrentoso, turbio y misterioso). El laboraba entonces en el Instituto Nacional de Cultura ubicado en el Jirón Ancash 390, frente a la iglesia de San Francisco. Pancho Izquierdo, como lo llamábamos afectuosamente, siempre tenía la puerta de su oficina abierta, principalmente a los jóvenes, que lo visitábamos con nuestras primeras publicaciones, en busca de afirmación o consejo, seguros de encontrar respuesta sincera. No satisfechos con las horas que se podía departir en tan solemne mansión, solíamos reunirnos en el local de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas (ANEA), en la cuadra cuatro del jirón Puno, cerca de la librería de don Juan Mejía Baca. Este viejo bonachón, con cara de bagre sonriente, me refiero a Francisco Izquierdo, había recorrido peligrosos caminos, salvando duras pruebas, riesgos, pesares, injusticia, prisión por razón de sus ideas y todos los sinsabores con los que la vida, nos recuerda que sólo somos transeúntes. Pero su alma indomable jamás se doblegó.

Como el bagre de su cuento más difundido, Francisco Izquierdo nació en Saposoa - San Martin, el 29 de agosto de 1910. Saposoa es un pueblito olvidado, apenas un punto en el mapa, rodeado de exuberante vegetación, fauna salvaje y en la época de su infancia, con grandes extensiones de tierra virgen, que invitaba a explorar. Cursó los primeros grados de su formación básica en su tierra natal abriendo los ojos a la naturaleza maravillosamente salvaje, misteriosa, incitadora a descubrir, preguntar, y en algún momento a indagar ¿cómo es el mundo más allá de esta maraña de vegetación con vocación de alverjita mágica, que si uno se descuida, está flotando entre las nubes en la copa de un huambo, una palmera o tal vez enredado en un matapalo. Como todo provinciano, las locas ilusiones lo sacaron de su mágico universo y llegó a Lima a estudiar educación en el Instituto Pedagógico Nacional. Se graduó el año 1930 y comenzó su peregrinar de aldea en aldehuela, salvado por su curiosidad innata y su vocación de artista, de intérprete del pueblo. Quien mejor que èl podría hablar del hombre de la selva, quien mejor que él, para describir la realidad del Perú andino, de su gente sencilla, sincera capaz de compartir lo que no tiene. Allí están sus cuentos, sus novelas que fluyen frescos como agua de manantial, identificando en su mundo al hombre que no interesa a nadie más que a los de su clase.

Profesional inquieto, fue defensor de las causas justas y en un país doblegado por las tiranías militares y el desgobierno de los políticos, casta indecente, optó por militar opciones que propugnaban justicia e igualdad. El escritor Danilo Sánchez dice que FIR fue apresado el año 1932 por razón de su militancia socialista y enviado a la colonia penal del Sepa, el centro de reclusión de extrema seguridad ubicada en medio de la selva, a donde los reos no tenían ninguna opción de visita, menos de fuga. Al poco tiempo de su liberación el año 1934 contrae matrimonio con la señora Olga López, con quien tiene dos hijos: Francisco, pintor y Vladimiro, médico.

Reingresa al magisterio y viaja por diversos poblados de la sierra y selva, impedido de retornar a las ciudades, período en el que vive el Perú olvidado, sumergido en la miseria y la ignorancia, sin carreteras, medios de comunicación, locales escolares adecuados, postas médicas, profesionales de la salud. Lugares donde el maestro era todo: médico, curandero, partero, amanuense, juez y todo por el mismo sueldo. Pero tampoco podemos dejar de mencionar que el maestro era realmente maestro. Con su escasa economía tenía que vestir adecuadamente y prepararse para compartir con sus alumnos sus conocimientos. Y Francisco Izquierdo Ríos era además de un maestro a plenitud un artista sensible, perceptivo. Al voltear la media centuria del siglo pasado comienza a publicar sus primeras obras: Cuentos del tío Doroteo (1950), Papagayo, el amigo de los niños (1952), El árbol blanco (1962, por el que obtuvo el Premio Nacional de Fomento a la Cultura “Ricardo Palma” en 1963) y El colibrí con cola de pavo real (1965), libro en el que publica el famoso El bagrecico.

El año 1965, el cuento Gavincho es premiado y publicado por la editorial Doncel, de España. Luego publica novelas para niños: Gregorillo (1957) y En la tierra de los árboles (1979).

Es autor de Mi aldea: pequeñas prosas (1963) y del ensayo: La literatura infantil en el Perú (1969), libro en el que su posición sobre el verdadero rol de la literatura infantil, vigente hasta la fecha, es que la literatura es en primer lugar arte. Su objeto no es didáctico, sino que busca la satisfacción emocional de los lectores. La literatura es una y su objeto, como él dice, es lograr goce estético del niño, del joven, del adulto.

“Después de una tormenta, que perturbó la selva y el riachuelo, oscureciéndolos, el viajero ingresó en un inmenso claro lleno de sol; a través de las aguas ligeramente turbias distinguió un puente de madera, por donde pasaban hombres y mujeres con paraguas. Pensó: «Estoy en la ciudad que el riachuelo de las mil vueltas divide en dos partes, como me indicó el abuelo». «¡Ah, mucho cuidado!»

El año 1942 el Ministerio de Educación lo convoca para dirigir el Departamento de Información, posteriormente crea la sección de folklore y artes populares del Ministerio de Educación Pública, cuando publica Mitos, leyendas y cuentos peruanos (1947), en coautoría con José María Arguedas, posteriormente Pueblo y bosque: folklore amazónico (1975).

Activo, con ideas y proyectos bajo el brazo, siempre entusiasta, nos recibía y aconsejaba, relatando sus inicios literarios, su amistad con su compadre Ciro Alegría, de quien guardaba la tablilla que usó para escribir sus novelas, y sobre su relación con José María Arguedas. Allí confluían los escritores principalmente jóvenes, con quienes hablaban de los libros publicados por el INC, bajo su dirección y de literatura infantil, tema sobre el que, tuvo, ya dijimos, una visión clara de la importancia de esta categoría literaria. Sus obras en verso y en prosa, concuerdan con su concepción de la literatura como expresión de la belleza a través de la palabra, totalmente ajena al concepto utilitario con fines pedagógicos o meramente instructivos o moralizantes.

Francisco Izquierdo, cada vez que alguien le comentaba que había leído El bagrecico y le había gustado, decía con su sonrisa pícara, siempre a flor de labios: “Ese soy yo”. Ahora que recuerdo ese maravilloso cuento, recuerdo su rostro cetrino, sonrisa expresiva en sus ojos rasgados, casi una raya chispeante, con su terno gris y su gastado maletín de cuero, donde cargaba más que sus nuevos libros, los borradores de las obras que venía trabajando.

Con su apoyo, un grupo de jóvenes organizamos en la ANEA el festival Ancash 31 conmemorando el primer y segundo aniversario del sismo que destruyó el Callejón de Huaylas en mayo del 1970. Allí estaban los pintores Julio León, Franklin Guillén, animados por el genial Víctor Humareda, infaltable en las tertulias; los escritores Carlos Toledo, Jesús Cabel y yo, haciendo tiempo en la biblioteca y conversando con Pancho izquierdo, quien después nos acompañaba en el Ciclo de Poesía que todos los viernes reunía a la poetada de la época.

No recuerdo en qué momento comenzamos a publicar para niños. Lo que si estoy seguro es que fue después de su muerte. Ausentes Pancho Izquierdo y Carlota Carvallo, como que quedó un vacío creador, pero una llama enorme. Teníamos la motivación, ingente información, habíamos hablado tanto sobre el tema y leído también cuanto título nos sugirió, que comenzaron a brotar pequeñas plantas literarias en diversos lugares del país. Sólo quedaba cosechar. Desde la desaparición de Francisco Izquierdo, cada cual se dispersó por diversos lugares. Yo me marché a Puquio-Lucanas, espacio que ocupó Arguedas en su infancia, donde dicho sea de paso, sus obras se conocían poco (y me temo que todavía es un desconocido). En Puquio, en la década del setenta a falta de libros para niños, con el aporte de los maestros de las provincias de Lucanas y Parinacochas logramos publicar una selección de poemas, cuentos, mitos y leyendas recopilados en la zona, que ante la carencia de libros para niños tuvieron gran aceptación. Diez años después, ya habíamos publicado algunos trabajos, y comenzamos a sentir la necesidad de retomar la semilla dejada por Pancho Izquierdo. Es cuando con el apoyo de la doctora Matilde Pérez Palacio, Presidenta del INABIF y de la escritora Magda Portal, amiga de José Carlos Mariátegui, a quien en sus 7 Ensayos lama “la primera poetisa del Perú”, con quien nos unía gran amistad desde la ANEA con Pancho Izquierdo y Mario Florián entre otros, convocamos al Primer Encuentro Nacional de Escritores de Literatura Infantil el año 1982, evento que nos permitió integrar al más selecto plantel de escritores, que estaban publicando obras que los niños hacían suyas: Manuel Ibáñez Rosaza, Jesús Cabel, Danilo Sánchez, Milciades Hidalgo, Lilia Meza, Carlota Flores, Magdalena Espinoza García, Iván Tello, Francisco Gonzales, Román Obregón, Eduardo de la Cruz. Es una larga lista.

Francisco Izquierdo Ríos no fue propiamente el pionero de la literatura infantil, tampoco Carlota Carvallo de Núñez, es preciso recordarlo, pero ambos fueron quienes lideraron el proceso de consolidación de la literatura infantil en el Perú. En esta etapa (1940-1950), los escritores inician contactos con otros colegas y se integran en asociaciones existentes. Escriben ensayos y artículos que cimientan la literatura infantil. Aquí encontramos en primera línea Francisco Izquierdo Ríos, a Carlota Carvallo de Núñez, a Catalina Recavarren de Zizold y al educador y poeta chancayano Jorge Ortiz Dueñas. Dentro de este proceso, Francisco Izquierdo Ríos, brega en la llanura y Carlota Carvallo en el acantilado, por el desarrollo de la literatura infantil. Difícil decir quien hizo más o menos: Ambos trabajaron la poesía, la narración y dejaron claros testimonios de su pensamiento sobre el rol de esta categoría literaria, todavía tomada a menos, por algunos críticos que no tienen capacidad de avizorar el futuro. Se asfixian en obvios debates sobre literatura andina, dudan en ocuparse de la literatura infantil, ignoran la narrativa minera, en un país minero. Porque se puso de moda, retroceden en el tiempo hasta la saciedad para referirse a la literatura de la violencia de los noventa y se auto amordazan frente a la violencia del sistema actual, cosa que jamás hizo Pancho Izquierdo. Gran maestro, excelente escritor, valiente luchador, trochero de rutas que no acabamos de admirar.

Cuando decimos que Pancho y Carlota Carvallo, no fueron propiamente pioneros, es porque, aunque perdidos en la memoria o en la historia de la literatura infantil, una década antes la escritora limeña Alida Elguera Mc Parlin, publicó el libro de cuentos “Juguetes” (1929); el poeta Luis Valle Goicochea, publicó en 1933, “Las canciones de Rinono y papagil” y en 1939 el poeta y educador Abraham Arias Larreta, “Rayuelo”. Son sin duda los pioneros de la literatura infantil, cuya obra fue precisamente difundida posteriormente por Pancho Izquierdo, quien no fue sólo creador, sino también magnífico promotor de la cultura e infatigable investigador de la literatura infantil.

“Mucho tiempo viajó por el río más grande del planeta, pasando frente a puertos, pueblos, haciendas, ciudades, hasta que una noche, con luna llena enorme, redonda, llegó a la desembocadura. El río era allí extraordinariamente ancho y penetraba retumbando más de cien leguas al mar. «¡El mar!», se dijo el bagrecito, profundamente emocionado. «¡El mar!». Lo vio esa noche de luna llena como un transparente abismo verde”.

Y nosotros lo recordamos con el paso de los años, como si lo estuviéramos viendo, escuchando: Es el mar, al que también hemos llegado y ahora contamos a los bagres pequeños, que el camino es largo, poblado de peligros, de riesgos, pro les decimos también que el mar es la vida, que Pancho Izquierdo Ríos nos enseñó a no temer.

Para concluir, transcribo un poema de Mario Florián, leído el año 1983 en un homenaje a FIR, que organizamos conjuntamente con su viuda Olga:
 

A LA ETERNIDAD DE FRANCISCO IZQUIERDO RIOS

Desde tu silencio concluyente,e
el mítico jaguar de la espesura,
ha empezado con épica bravura,
a repetir tu voz de combatiente.

En el pasar del tiempo, como un ente
rasonable, con música de dura
piedra, los andes –vértigo de altura-
tu mensaje social harán presente.

En la costa, en la selva, en la montaña,
en la pluma, en el nido, en la cabaña,
en la figuración del educando,

Y en la masa peruana del presente
y del alba, tu espíritu potente
estará, Pancho Izquierdo, retumbando.
.
Roberto Rosario Vidal



Presidente de la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil.

(En el Coloquio internacional por el centenario del nacimiento de Francisco Izquierdo Ríos, organizado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, el 26 agosto del 2010).

Fuente:

ACADEMIA PERUANA DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

http://academiaperuanalij.blogspot.com/2010/09/homenaje-francisco-izquierdo-rios.html

IMÁGENES DEL RECUERDO - LIMA Y HUARI

Álbum: Nalo Alvarado Balarezo (2009 / 2010)

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián