martes, 31 de mayo de 2016

31 DE MAYO: OCURRE EL SISMO DE HUARAZ - FOLIOS DE LA UTOPÍA: DE LA TIERRA SOMOS - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN



CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MAYO: MES DE LOS TRABAJADORES,
DEL LEGADO DE LA PAPA DEL PERÚ
AL MUNDO, Y DEL MAESTRO ENCINAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 

SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 

*****
 
Y SEGUIMOS SEMBRANDO
EL BIEN, LA VERDAD Y LA BELLEZA

Hola hermano, ejemplo de la solidaridad universal, espero hayas llegado bien a tu destino. Se pudo apreciar en este XVII Capulí, el compromiso del pueblo y sus autoridades que nos entregaron sus almas en manifestaciones de amor y calidez propio de los auténticos pueblos que saben agradecer el esfuerzo de cada poeta que viene de tierras lejanas a declarar su solidaridad al pueblo peruano y a su gran poeta universal César Vallejo, amado en todo el mundo.
Desde ya esperamos estar en el próximo XVIII Encuentro de capulí en el año 2017, peregrinando en esa tierra bendita con la hermandad, responsabilidad y fidelidad que hace a los seres humanos “Grandes del mundo”, con nuestros equipajes llenos de sueños y libros en los cuales los peruanos son los protagonistas. Para ello desde ahora continuamos trabajando en el libro “La identidad de los pueblos” en el cual todos los poetas y alumnos del mundo pueden participar. Igualmente en el “III semillero vallejiano”, libro para dar oportunidades sólo a poetas emergentes y alumnos del Perú.
Así, y de ese modo, yo le canto a las sierras peruanas, las que sintieron mis pasos en el ande, en gélidas noches de luna y acalorados días de pleno sol pasados en este XVII Capulí, con termas calientes de Cachicadán y los aplausos del pueblo de Santiago de Chuco con César Vallejo, Huamachuco con Ciro Alegría y la Virgen de la Puerta de Otuzco, resultando mágico como los pueblos a través de Capulí se unen y cada vez con mayor protagonismo de las escuelas del Perú con las cuales hemos firmado un acuerdo eterno y muy responsable para que sean parte de nuestras obras mundiales.
Así Capulí no es sólo un nombre, no es sólo una persona, no es solo una institución, es mucho más que ello. Es una fe en donde priman la hermandad y la unión de los pueblos tras las letras y la cultura, con el espíritu fiel de César Vallejo y los vallejianos del mundo como guía, en donde se da nacimiento a nuevos escritores, poetas y artistas que encuentran las oportunidades más claras y necesarias para cumplir sus sueños participando en nuestras obras que recorren el mundo entero.
Es así como en este viaje hemos comprometido a escuelas de Huamachuco y Cachicadán para que sean parte de los libros, “Identidad de los pueblos” y del III Semillero vallejiano”, obras que llevaremos en el próximo XVIII Capulí del 2017. También, se han comprometido a los escritores y artistas del nuevo Grupo Literario “KATEQUIL” que ha nacido en Santiago de Chuco y aglutina a Escritores y Artistas del pueblo insigne de César Vallejo.
Vamos avanzando hermano, pero es necesario que los partícipes que representan a sus pueblos contribuyan como coordinadores para entregar estas herramientas a los alumnos del Perú, solidariamente usando parte de su tiempo. Unidos lograremos cumplir los sueños de tantos emergentes y alumnos que esperan nuestras manos tendidas para asirlas y sentir el calor de la hermandad e igualdad en la cultura y las letras. Y siendo así, seguimos sembrando el bien, la verdad y la belleza sobre la faz de la tierra.

ALFRED ASÍS
Isla Negra. Chile.
 
*****
 
31 DE MAYO
 
 
OCURRE
EL SISMO
DE HUARAZ
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
DE
LA TIERRA
SOMOS
 
 

Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Los pocos
sobrevivientes
 
Aquella tarde fatídica habían asistido a una actuación en la Escuela de Santa Elena donde tenían que participar sus hijos era domingo y marcaba el día 31 de mayo del año 1970.
Cuando de repente se produjo el terremoto que en unos instantes convirtió la escuela, el barrio, la ciudad y casi todo el norte del Perú en derrumbes y despojos, en quejumbres y gemidos lastimeros y miradas estupefactas.
Minutos antes nada podía hacer presentir que en el patio alumbrado por el sol radiante y luminoso a esa hora pronto todo quedaría sumido en sombras y tinieblas, entenebrecido por el polvo y los gritos desgarradores de los pocos sobrevivientes de aquella catástrofe.
Donde el sol momentos antes apacible y esplendente se oscureció con el humo y el polvo de la tierra removida y sepultada. Junto con Marco Yauri Montero quedaron enterrados sus hijos Ramón Boris y Carlota Walewska.
La última vez que él recuerda haber visto vivos a sus hijos fue segundos antes que se produjera el sismo y quedaran sumidos y aprisionados entre adobes y techumbres derrumbadas. Y él también.
Solo su esposa inexplicablemente resultó encima de todo el estropicio de tierra y polvo. Y no se movió de allí en donde habían desaparecido junto con decenas de otros niños y personas mayores.
 
2. Pasada
la medianoche
 
Por eso decimos que el escritor Marcos Yauri Montero es un resucitado, puesto que en el terremoto en Huaraz del año 1970 quedó enterrado varios metros bajo tierra entre piedras, magueyes, carrizos y tejas rotas. Su esposa que era profesora se quedó allí donde vio que él y sus hijos se esfumaban en el centro del patio bajo los montículos de escombros, diciendo:
– Aquí he visto que desaparecían. Aquí todavía deben estar mi esposo y mis hijos.
30 mil personas murieron en unos segundos en Huaraz y entre 80 a 120 mil personas sumando uno y otro lugar, mientras la tierra fue sacudida por el movimiento sísmico.
De noche pasaron unos jóvenes que saludaron a la señora de Marcos Yauri, en quienes ella reconoció a dos que eran alumnos de su esposo. Y les rogó que la ayudaran a escarbar para encontrar los cuerpos de aquellos miembros de su familia.
Le prometieron volver porque ellos buscaban a sus madres y a otros seres queridos, seguramente enterrados en lo que antes eran sus casas. Y que ahora apenas mostraban rumas de desmonte que manoteaban porque todo era oscuro y el polvo los enceguecía.
Pasada la medianoche y tal como lo prometieron ellos volvieron y escarbaron junto con la señora hasta el amanecer. Y así extrajeron el cuerpo de Marco Yauri abrazado al cadáver de su hijo Ramón Boris.
 
3. En el aire
enrarecido
 
Pero él aún tenía débiles latidos y pulsaciones. Y ahí lo dejaron ya rescatado encima de los deshechos, porque no había sitio llano ni lugar alguno adonde poder llevarlo.
De aquella noche Marco tiene vagos recuerdos de alaridos de algunos pocos sobrevivientes que aún quedaban. De personas deambulando que no encontraban a nadie conocido. Y ni siquiera sabían quiénes eran ellos mismos ni dónde habían quedado antes sus casas. Sin orientación ni noción del espacio y del tiempo vagaban en una locura inexpresiva.
Recuerda Marco que hacia el amanecer ardían cerca y lejos fogatas que él contemplaba apenas pestañando sin poder moverse ni articular músculo alguno. No olvida que la tierra seguía temblando sacudones tras sacudones. Y que seguían cayendo restos de vigas y techumbres que habían quedado oscilando, de magueyes que se rompían con algún chasquido, de piedras y cascajo que parecía que aún flotaban en el aire enrarecido.
Y yo cuento todo esto porque tiene relación con el trabajo que más admiro de Marco, aparte de sus célebres novelas como son: 2La sal amarga de la tierra”, “En otoño después de mil años”, “María Colón”, “Mañana volveré”, “Así pasen los años”, y “No preguntes quién ha muerto”, que han merecido premios nacionales e internacionales.
 
4. Así
el maíz
 
Decía que contaba los hechos que he referido porque se vinculan a la obra que es trascendental dentro de la cosmovisión andina y que tiene su clave en el hecho de resucitar y volver a nacer habiendo estado dentro de la tierra.
La obra donde Marco expone tal concepción se titula Plantas alimenticias y literatura oral andina, en donde sostiene, basado en la mitología andina, que las plantas que nos sustentan son hombres o dioses que han descendido a tierra y que han vuelto en forma de alimentos en el proceso de creación del mundo y de la vida.
Marco Yauri basa principalmente su trabajo en el Mito de Pachacámac, recogido por el cronista Antonio de la Calancha en su Crónica Moralizada; y en el Mito de Mama Raiguana, ubicado en el Archivo Arzobispal de Lima de los años 1656 y 1662.
Pero en realidad son muchísimas y abundantes las alusiones en el folclore oral de que las plantas tienen origen divino y en ellas hay una humanidad escondida.
Así el maíz tiene los dientes y los cabellos de un niño; las papas tienen forma de vientre femenino; las yucas son piernas, tobillos y pantorrillas; y las frutas son distintas partes del cuerpo humano como costillas, brazos, manos y pies; de seres que sufrieron aquel rito de ser enterrados vivos donde se reconoce en las plantas un carácter divino y humano basado en los mitos andinos.
 
5. La Biblia
de esa región
 
Pero lo curioso es que en la vida de Marco Yauri Montero se produce esa misma acción legendaria de haber sido enterrado para luego ser desenterrado y venir a sostener lo que nos afirma.
Igual que los hijos de los dioses que cayeron a tierra y se convirtieron en plantas, tanto las de clima frío como las del temple o de clima cálido. Y más aún las plantas curativas.
Pero además, otro valioso trabajo de Marco Yauri es su labor de recolección de la literatura oral de su región de origen, en su libro: “Leyendas ancashinas”, que abarca mitos, leyendas, cuentos populares y apólogos de aquella región dulce y estremecida.
La colección de relatos orales, recogidos y llevados a la literatura en código de palabra escrita con exactitud y belleza relatan la creación del mundo, del ser humano, y de la fundación de las sociedades andinas a las cuales pertenecen.
Los relatos dan una amplia visión sobre la fantasía popular, además de acercarnos a la sensibilidad del hombre andino.
Tenemos así en esta obra la Biblia de esa región, el termómetro anímico y vivencial del inconsciente colectivo, y en esto Marco cumple con una misión providencial y, es más, sacrosanta.
 
6. Nuestra
identidad
 
Porque como lo dice y reconoce en el prólogo de esta obra, estos relatos cumplen con una labor importante, cuál es la de mantener la cohesión social y de la comunidad. Cuanto más ante lo implacable de la naturaleza y el medio ambiente, y más aún si es que esos textos orales se los vierte al código de la escritura.
Marcos Yauri Montero dedica parte importante de su obra a la valoración de la tradición oral andina, reconociendo que estas expresiones artísticas y culturales están en íntimo contacto con la formación de la conciencia de la persona humana.
Y que guardan directa relación con la fascinación del mundo que ellas descubren, perfilando la sensibilidad del niño y del joven por el bien, la verdad y la belleza, quienes a través de ellas concretan un constante aprendizaje de su sociedad y de su entorno.
Pero este aprendizaje no es enciclopédico o informativo sino sobre todo anímico y vivencial. A través de estos relatos el niño y el joven se acercan al alma y los valores de sus antecesores andinos.
Los mismos que no han caducado con el acoso y asedio que ejerce el mundo moderno sino que son más vigentes y necesarios ahora para la configuración de nuestra identidad, la cual tiende a difuminarse con el fenómeno de la globalización.
 
7. Nuevas
esperanzas
 
Eso piensa y cree, quien nació el 3 de julio del año 1930 en un paraje rural del departamento de Ancash denominado Tukupayok, cerca de Huaraz.
Es Licenciado en Historia, Profesor de la Universidad Ricardo Palma y profesor honorario de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo en el Perú. Quien ha escrito narración, poesía y ensayo, así como es compilador de relatos orales quechuas. Ha recibido el Premio Nacional de Novela del Instituto Nacional de Cultura el año 1968. 
En 1969, obtiene el Premio de Fomento a la Cultura Peruana Ricardo Palma. También gana el premio Casa de las Américas de Cuba el año 1975. En 1977 le es otorgado el Premio José Gálvez Barrenechea de Poesía y en 1983, el Premio Extraordinario Gaviota Roja.
Marco Yauri así ha hundido sus raíces en el mundo andino, se ha subsumido al fondo de la tierra: en su humus, su roca, su greda. Ha hincado su rodilla en aquella tierra que le ha quitado todo lo que tenía, que lo dejó sin nada, deambulando sin casa, sin hijos y sin tierra prometida.
Desde donde él ha sido devuelto a este mundo para alumbrarlo con la luz que rescata de las profundidades a las cuales pudo llegar y salir a darnos nuevas esperanzas como han hecho y hacen cada día las frutas y las plantas.
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 

 
 
 

 

       

lunes, 30 de mayo de 2016

30 DE MAYO: DÍA NACIONAL DE LA PAPA - FOLIOS DE LA UTOPÍA: LA PAPA, NIÑA Y MADRE - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN




CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MAYO: MES DE LOS TRABAJADORES,
DEL LEGADO DE LA PAPA DEL PERÚ
AL MUNDO, Y DEL MAESTRO ENCINAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO

 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL

 
*****
 
¡EL BRILLO DE LA MIRADA QUE SURGE
CUANDO EL FUEGO SE ELEVA!

Ahora se presiona un botón y se enciende la luz de una habitación, la hornilla de una cocina o todo un complejo industrial.
¿Qué hubiera sido de mi vida –me pregunto yo– si no hubiera tenido la experiencia de encender la candela de un fogón?
Era a partir de armar una mínima choza de hojas secas y astillas desgajadas. Y con un solo fósforo, sin dudar, ni temblarnos la mano, desde una llama mínima y acercando leños cada vez más gruesos, poder no solo mantenerla viva sino hacerla crecer hasta que se prendan en los leños collares de rubíes de infinitas chispas.
Y con el abanico y el soplador de fierro darle todo el pulso y el aliento de nuestras bocas alzándose una hoguera estallante donde se hierve la leche, se fríen las ñuñas, como igual los chorizos y salchichas para servirnos en el desayuno. ¿No hemos de hacer lo mismo para cambiar este sistema de oprobio? ¡Lo importante es que no nos tiemble el pulso ni falte el aliento en nuestras bocas.
O si ha quedado un rescoldo aún vivo del día anterior, como hacía mi madre al decirme:
– Busca entre las cenizas un carbón encendido y a partir de ahí enciende el fuego.
¿Qué sería de mí –me digo– si la modernidad me hubiera cortado de un tajo las manos y los brazos y solo me hubiera dejado un muñón para presionar un botón? O peor: ¡quitado el pulso para sostener la llama o el aliento para soplar en la leña! ¡Y el brillo de la mirada que surge cuando el fuego se eleva!

DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
*****
 
30 DE MAYO
 
 
DÍA
NACIONAL
DE LA PAPA
 
 

FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 

LA PAPA,
NIÑA
Y MADRE
 
 

Danilo Sánchez Lihón
 
 
¡Papales, cebadales,
alfalfares, cosa buena!
César Vallejo
 
LIBRO
PRIMERO
 
 
1.
 
Es ella
la más excelsa de las doncellas,
quien
ha querido, antes que consagrarse
al volcán
de la montaña, agitado y rugiente,
aunarse
al destino de todos los hombres.
Antes
no conoció lo frívolo ni mundano.
No aspirando a
tenderse entre la gleba y la lluvia.
Sin perder
ni su castidad ni su inocencia. Y
así nació cual
designio divino y con una historia
sagrada:
¡La papa!, diosa tutelar de nuestra
cultura.
¡Canto rodado y don de la tierra,
que llega
honda y lejana, transportada por
el río de la historia!
 
2.
 
Es flor y
luz núbil de las altas serranías.
Hija
del apu que consintió extasiado
que se hiciera
madre del universo y protectora
de todos
los hombres. sin perder limpidez
ni pureza.
Es virgen siempre. Nos valemos
de ella,
pero sin mancillarla, en comunión
con el agua,
la tierra sacrificada y las fúlgidas
estrellas.
Ella ofrece pudorosa y arrobada.
su corazón,
¡donde habita el volcán, el viento
y la primavera!
Es el vínculo entre los hombres
y los dioses.
 
3.
 
Es
la niña que la grava hirviente
anhela tener
en su vórtice, fauces y dientes
sangrantes.
Es la flor de los incas veraces
y justos.
Quien prefirió ser pródiga con
la raza
humana; dechado e iniciación
de virtudes.
Sencilla, sabia y transparente.
Nada
hay en ella de sofisticado. Su
velo
es suave, ¡toda comedida! No
tiene ni pizca
de más, ni un grumo de menos.
Todo
en ella es verdad, honradez y
vida
auténticas. Gracias a la papa
sobrevivimos,
no estamos muertos ni yertos
ni exhaustos.
 
 
4.
 
¡Niña preciosa!
Alrededor tuyo se engarzan
otras
papas pequeñas que son tus
primeros
vástagos. Así naces prolífica,
rodeada
de seres afables que buscan
tu entraña
y abrazo. Eres madre humilde
que vela, que
cría a los hijos y los defiende,
porque
el marido se fue a las minas y
de allí jamás
se vuelve. Eres fuerte y sufrida
a quien
la amargura hizo dulce y el dolor
tornó
suave. Por las desventuras eres
honda,
¡oh niña adorable y excelsa del
alma!
 
5.
 
En ti está
la armonía del sol con la luna,
de la tierra,
con el agua, del arco iris y las
estrellas.
En ti se unifican los astros y
los caminos.
¡Las nebulosas con las espigas!
En tu savia
conversan la lluvia y los tejados;
el alto aliso
con el maíz tierno y la cascada
del río. En ti
se refunda todo; la vida vuelve
a ser buena.
Residen en ti las nieves eternas,
el lucero,
del alba, la flor y el relámpago
cautivo.
En tu puerta la noche y aurora.
¡La matriz
y los senos de la Pachamama!
Contigo
nos amamantamos, cogidos a
su ubre y
pezones. ¡Vientre donde nacer
de nuevo!
 
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 
 

 
 
 

 

       

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián