miércoles, 30 de abril de 2014

ASOLAPO INTERNACIONAL OTORGARÁ EL DIPLOMA DE HONOR "CÉSAR VALLEJO", A DISTINGUIDOS POETAS DE AMÉRICA.






 




 






 

 

 




AMIGO (DEDICADO AL ESCRITOR GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ) - POR RODOLFO ASCENCIO BARILLAS, DIRECTOR DE RELACIONES INTERNACIONALES DE ASOLAPO




AMIGO

Dedicado al gran escritor Gabriel García Márquez

Por Rodolfo Ascencio Barillas

Amigo, célebre, insigne, ínclito escritor,
mira el rocío que cubre las hojas de las montañas,
y las caídas de las aguas que deslumbran tus pupilas,
ahí se escucha el sórdido eco de tus suspiros,
y el polen que destellan las blancas margaritas,
derramando lloviznas de estrellas,
y el cielo se une con el mar en el ocaso de tus sienes,
y en la excelencia de tus manos cabalga amaneceres. 
.
Amigo:  ¡Cuánto extraño tus hermosas expresiones!
y el dulce recuerdo de tu imperecedera sonrisa
mira, los sauces que bañan las mieles de la luna
y el cosmos que danza en los trigales
y tus rojizas mejillas que emergen de tu amable boca;
 así se va la tarde como se fue tu vida
dejando la chispa divina de tus versos;
¿Sabes?, el viento viajero lleva tu nostalgia,
y los  umbrales del mundo enjugan tu llanto,
y fenece el pesar ausente con el  recuerdo de tu soledad.
¡Oh Gabriel!, hombre de la ilustre mirada,
y  la gloriosa frente enhiesta de bondad;
mira amigo, cómo se aleja la muerte,
y cómo nos abandona la suerte;
y también como renace la vida,
y la majestuosa belleza de exuberantes prados. 
.
Yo te recuerdo en los manantiales de tu delirio
y en los alegres albores de bellos amaneceres.
Tu voz es el canto de las radiantes flores,
en los solitarios arcoíris de las altas colinas,
y en los frondosos valles que pintan las estrellas
y que acarician los cercos de la luz al beso,
y las cristalinas aguas  que reflejan los piélagos salados,
y la agonía incandescente de tu pecho,
que reviven en las azules playas de escondidos mares,
allí, te buscaré en los arrecifes de tus manos,
y en la polinesia que expelen los suspiros de tu aliento,
y que despierta en el plectro de tus ojos.
.
Mira amigo mío, cómo ha pasado el tiempo,
y cómo se acerca la noche de tus lejanos ocasos.
Yo te digo en el aquilón de mis tristezas,
y en  el regocijo de tus fríos inviernos,
cual paraíso  que duerme en los rubores de tu viento,
y en el crisol que purifica tu triste lamento,
y que yo, viviré con tus pletóricas travesías.
 Amigo que despiertas en las delicias del Señor,
y que dejas todo con la herencia de tu amor…
 



A RODOLFO ASCENCIO BARILLAS
 .
Por Luz Samanez Paz

RODOLFO, Poeta de El Salvador,
que vuelcas tu alma en tu pluma,
para ti le pido al cielo
las bendiciones de DIOS.

Eres en ser especial,
que nació para cantar
los versos más bellos,
que arrullan nuestro soñar.

Con pasión i con ternura,
con la más honda emoción,
das al mundo tus poemas
que siente tu corazón.

I por eso has alcanzado
la cumbre de tu ideal,
que es entregar tu alma
por la PAZ UNIVERSAL.



.
Rodolfo Ascencio Barillas

Poeta Salvadoreño

Embajador de ASOLAPO, El Salvador

Director de Prensa Internacional de ASOLAPO, con sede en el Cusco, PERÚ

Director de Imagen de la Organización de Prensa Latinoamericana

Miembro de la Asociación Nacional de Escritores del Perú y América

“NUESTROS PUEBLOS HERMANOS UNIDOS EN EL ARTE Y LA POESIA”



El 7 de Julio de 1958 nace en la Ciudad de San Salvador, El Salvador, Rodolfo Ascencio Barillas, hijo amado de don Cosme Ascencio Luna y Doña María Hortensia Barillas de Ascencio. Rodolfo Ascencio, reconocido poeta a nivel internacional, es amante de los demás géneros literarios y de la Filosofía.






ORACIÓN DE UN NIÑO CAMPESINO - POR ELISEO LEÓN PRETELL (CONTUMAZÁ, CAJAMARCA)

  
 
 ORACIÓN DE UN NIÑO CAMPESINO
 
Autor: Eliseo León Pretell
*poeta peruano
“Ciudad Satelital
Houston Texas, EE. UU.

Desde el polvo en mi campo sufrido
en mis horas de angustia y solaz,
que me escuches mi Dios te lo pido
aunque tan... ocupado estarás.

&&& 

De rodillas mirando a la luna
escondida en las nubes de abril,
tan distante... de alguna fortuna
que ilumine mi vida pueril.

&&& 

Me da pena a mi madre cansada
atizando afanosa el fogón,
o en la vieja batea doblada
sin la luz de ninguna ilusión.

&&& 

Va mi padre insistente y callado
ocultando en su poncho un mal día,
tras su yunta prendido al arado
desafiando otra vez la sequía.

&&& 

Ya el escaso granero no alcanza
hasta el agua del pozo se ha ido,
se diluye la fe y la esperanza...
frente al riesgo de otro año perdido.

&&& 

Soy un niño que quiere y anhela
lápiz, libros y un buen profesor,
si hace tiempo no voy a1 la escuela
¿Cual será mi futuro... Señor?

&&& 

Haz posible mi Dios te lo ruego
el milagro de darme instrucción,
a mi tierra concédele el riego
a mis padres la fe y la razón.

&&& 

Si me ayudas Señor... te prometo
una Iglesia en mi estancia rural
donde reine el amor, el respeto
y el calor de mi tierra natal.
Derechos reservados

Un padre le dijo a su hijo: Fíjate bien por donde caminas,
 y el hijo le contesto: Fíjate bien tú, que yo sigo tus pasos

Si eres un amante de la poesía clásica inmortal
 y “El canto del zorzal ha tocado tus sentimientos,
visítame en las siguientes páginas:

http://eliseoleonpretell.wordpress.com
www.cajamarca-sucesos.com
eliseo.leonpretell.3@facebook.com
Google: Eliseo León Pretell
 
 

JOSÉ ANTONIO AGUILÓ DIES: EL AMIGO Y HERMANO QUE SIEMPRE QUISE TENER - POR CARLOS GARRIDO CHALÉN, PREMIO MUNDIAL DE POESÍA



Por Carlos Garrido Chalén

Mi último viaje a Puerto Rico, estuvo signado por mil bendiciones que agradezco a mi Dios Todopoderoso: la UNESCO me otorgó una preciosa distinción; la Academia de Artes y Ciencias me concedió el honor de incorporarme como Miembro Correspondiente de tan importante Institución de prestigio Continental; y el Alcalde de Mayagüez, Honorable José Guillermo Rodríguez, quien tuvo  la enorme deferencia de invitarme a la Tercera Feria Internacional del Libro  "Eugenio María de Hostos", dedicada al ilustre historiador Fernando Bayrón Toro, aceptó  celebrar con la Unión Hispanomundial de Escritores (UHE) el Congreso Mundial  de Escritores en el 2015 en Mayagüez, en el que participarán los más grande poetas y escritores de los cinco Continentes, coincidiendo con la celebración del nombramiento de Mayagüez como Capital de la Cultura de Amèrica.

Me sentí realmente condecorado por gestos fraternos de infinita grandeza espiritual y por la acogida del hermoso pueblo puertorriqueño que me extendió sin mezquindades su abrazo generoso. Palabras especiales merecen las poetas Carmen Amaralis Vega Olivencia, Gloria Marini, Doris Machado y Luz López. Mas no debo omitir expresar, que conocer en Mayagüez al Dr. José Antonio Aguiló Dies, quien además de médico, es extraordinario chef con dos hermosos libros publicados – que en la cena que generosamente  ofreció en mi honor en su hermosa residencia en la Urbanización Ramírez de Arellano,   acreditó su gran talento culinario – fue una de mis más grandes satisfacciones.

Hombre sereno y sabio, capaz de ver con sus ojos de águila lo que acuna el alma y el corazón del que mira, estuvo presente en la Conferencia Magistral que ofrecí, en torno a mi ensayo “Si esa es la paz, devuélvannos la guerra” y al final se acercó a mí y me dijo: “lo felicito, porque usted habla a través de sus palabras, pero también de las que habitan detrás de sus palabras; lo que en verdad, nos ha permitido a todos reconocer y aceptar como nuestro su alegato de una imprescindible paz con justicia social”.

Supe allí mismo que estaba tratando con un ser humano de luz, absolutamente diferente, hombre sensible y espiritual, lleno de paz; que era capaz de emocionarse y decir lo suyo, con esa lucidez extraordinaria y fraterna, que sólo caracteriza a los grandes espíritus; que no lo asfixiaba la mezquindad ni tampoco la arrogancia, y que me hablaba, desde su perspectiva profesional, pero más que todo de amigo y hermano, para hacerme sentir complacido y como si estuviera en mi propia tierra.

Por el Dr. José Antonio Aguiló Dies, - “Tony” para sus amigos - , pude darme cuenta que pertenecemos a una humanidad, que no inventó los estancos territoriales para delimitar países o para matar impunemente a la gente que en busca de mejores condiciones de vida, se cruza un Estado para encontrar la dicha en otro lado y no puede alcanzar sus sueños porque balas cainitas le quiebran el alma, que era precisamente en donde esos sueños se mecían. Que no importa de dónde seamos, porque somos hijos de un mismo Dios, que no es religión ni fanatismo, y al que tenemos que corresponder – no obstante nuestra naturaleza imperfecta – siendo hombres cabales y dignos, solidarios y buenos.

Dueño de una gran sensibilidad para rastrear de dónde viene el viento poderoso de la amistad, él, durante mi permanencia en la Isla del Encanto, supo darme el dato moral que necesitaba, desde la dignidad y coherencia de la razón fraterna, - la pieza del rompecabezas que estaba buscando - para hacerme entender definitivamente, que somos parte de un gran legado: del humanitarismo verdadero, que no crea clichés para justificar las guerras, ni esa paz hipócrita y roñosa que sostienen los pacifistas de la incoherencia,  o del armamentismo de los criminales políticos que tienen ya un sitio en el infierno; sino de ese otro que se entiende en el destino de los demás, que se duele y conduele en los sufrimientos del prójimo más desvalido.

José Antonio Aguiló Dies, con sus palabras cadenciosas y esa autoridad moral que todo lo discierne, vino a mí con sus redobles y campanas del alma, para decirme que me sienta como en casa. Y yo que aveces suelo mirar más allá de lo evidente, - no por mí, sino porque el Hacedor así me lo concede – claro que me sentí como en mi tierra; pero además pude ver en su mirada que no pestañea, que resiste tumultos, que conforme más lo conoces se vuelve más tierna, el ojo avizor de mi padre fallecido en el 2010 sin mi consentimiento, instándome a no caer jamás en la batalla; a mirar la vida como un compromiso de fe por el que hay que luchar, aunque nos falten ganas. Porque más allá de todas las palabras, de todas las consecuencias, de los retos más inmarcesibles, hay una eternidad, por la que tenemos que entrenar para vivir con esperanza en el mañana.

Por eso, puedo decir, que en el Dr. José Antonio Aguiló Dies, “Tony” encontré al amigo y al hermano que siempre quise tener. Gracias Dios mío.

Carlos Garrido Chalén
Premio Mundial de Literatura "Andrés Bello"
      Version Poesía 2009, de Venezuela
     Presidente Ejecutivo Fundador de la
  Unión Hispanomundial de Escritores. UHE

Fuente:


 

martes, 29 de abril de 2014

29 DE ABRIL: DÍA MUNDIAL DE LA DANZA - FOLIOS DE LA UTOPÍA: DANZA DE LA TIERRA CHUCO - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2014 AÑO
DE LA BATALLA DE LA LECTURA Y
ESCRITURA POR LA CONSTRUCCIÓN
DE UN MUNDO MEJOR
 
ABRIL, MES DE LA PALABRA,
LA CREATIVIDAD LITERARIA E
INMORTALIDAD DE CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
FESTIVAL
DE DANZAS FOLCLÓRICAS
EN EL XV ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
 
 
ORGANIZADO EN EL MARCO DEL XV ENCUENTRO
INTERNACIONAL ITINERANTE DE CAPULÍ, VALLEJO
Y SU TIERRA A FIN DE CONSERVAR Y DIFUNDIR
EL PATRIMONIO DE DANZAS FOLCLÓRICAS
DE NUESTROS PUEBLOS.
 
 
ESTA MUESTRA QUE SE REALIZA
A ESPACIO ABIERTO Y DE CONCURRENCIA LIBRE,
EN LA PLAZA DE ARMAS DE SANTIAGO DE CHUCO
QUE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA HA ABIERTO
PARA LA PARTICIPACIÓN ENTUSIASTA
DEL PÚBLICO PRESENTE.
 
 
ESTÁN INVITADOS TODOS LOS PUEBLOS
QUE DESEEN CONCURRIR CON SUS DANZAS
TRADICIONALES EN DONDE ALTERNARÁN PALLOS,
KIYAYAS, TURCOS, CANASTEROS, QUISHPE CÓNDOR
Y TODA LA VARIEDAD DE DANZAS DE SANTIAGO
DE CHUCO Y PUEBLOS ALEDAÑOS Y QUE
EN ESTA OPORTUNIDAD SE HARÁN PRESENTES.
 
 
 *****
 
29 DE ABRIL
 
 
 
 
DÍA
MUNDIAL
DE LA DANZA
 
 
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
 
DANZA
DE LA TIERRA
CHUCO
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
 “Mientras los blancos proclamaban que los indios eran bestias, los segundos se contentaban con sospechar que los primeros eran dioses. A ignorancia igual, el segundo procedimiento era más digno de hombres ciertamente”.
Claude Lévi-Strauss
“Tristes Tropiques”
 
1. El sol
hecho iris
 
La danza del Quishpi Cóndor de mi tierra nos conecta con la savia nutricia de lo que esencialmente somos; con esa raíz prístina, con ese arroyo de aguas claras y con ese rayo fulgurante que es nuestra identidad que, aunque herida, se mantiene palpitante e intacta en sus valores retenidos y conservados en su entraña. 
 
Que será esencia y conciencia en la reconstrucción y forja de la utopía andina que pugnamos porque arraigue, se plasme, se expanda y consolide.
 
Danza que en su extensión tiene su raíz en la nación chuco, en la lengua culli y en el culto al dios Catequil o Catequilla, cuyo asiento está en San José de Porcón en Santiago de Chuco, volcán que ruge, de cuya lava estamos hechos, como de tierra trémula. 
 
Ahora bien, sería bueno el intento de sondear en el origen del nombre de la danza del Quishpi Cóndor. 
 
He aquí algunos elementos: Quishpi en quechua es: “piedra que descompone los colores del arco iris”. Es el sol hecho iris, transfigurado y embellecido por acción del agua hecha lluvia. Es connubio y acto de amor entre cielo y tierra.
 
2. Un dios
tutelar
 
La danza del Quishpi Cóndor se relaciona con el lucero del alba y con el arco iris. Es el abrir los caminos, es el enseñar al hijo a batir las alas para el vuelo. 
 
Se vincula con la lucha en el mundo, confrontación con los caminos de tierra y piedra, representados en la boleadora que porta uno de los danzantes.
 
Es esta un arma indígena hecha de piedra que utilizaban para enredar los pies del enemigo en una pelea, como ahora para abrir el camino.
 
Es el lucero del alba que antecede, haciéndose visible en el firmamento, a la presencia del dios sol. 
 
Quishpi es ser luminoso y translúcido. Padre de los indios caciques y príncipes; protector de los sembríos. 
 
Antiguamente se le adoraba ofrendándole polvo de concha de mullu.
 
El lucero del alba es un dios tutelar, un guardián, un enviado. Es un ser de altura, superior, puesto allí para preservar el orden, la protección ante el acoso del mal y garantizar la sobrevivencia.
 
3. Soplido
que acaricia
 
Es el paje del sol, su servidor y acompañante; quien lo anuncia, lo resguarda y le vela. Es su representante y mensajero. 
 
En algún momento el sol se vale de él, se vuelca en él. Es su sustituto. Es la alborada andina, que es de fuego y viento, contenida esta vez en las alas del cóndor. 
 
Es la primera luz hacia el trabajo, la primera visión del día, el primer símbolo y el primer amor.
 
En el amanecer también encontramos la presencia de la brisa que es tenue, como un niño que está naciendo.
 
Soplido que acaricia las siembras en lo alto de un espacio y en lo profundo de una cañada.
Viento dormido en las plumas del cóndor que se aquieta en pleno vuelo y de aduerme al centro y al final de sus alas tendidas.
 
Por eso, qué ingrato que ahora, por lo menos en la danza del Quishpi Cóndor, todo esto sea ocultamiento ante una realidad cruel y despiadada. 
 
Aunque implícita en su rito esté la idea de libertad, del ser intocado. La estrella que algún día renacerá y seremos.
 
4. Fuerza
y poderío
 
En Santiago de Chuco se cuenta que Quishpi era el apellido de un cacique, quien pretendiendo el amor de una mujer se hizo cóndor. 
 
Ahora, en la danza, es posible que se oculte también, como la deidad antigua, milenaria y anterior al imperio de los incas, aquella historia terrena de un amor imposible.
 
La danza remite al cóndor, a su vuelo circular. El personaje que da vueltas, se alisa las plumas, salta en zigzag, bate sus alas. 
 
Quien hace de Quishpi, lleva un cóndor disecado en la cabeza, pañuelos en las manos que sacude al aire para significar el viento.
 
El cóndor, mimetizado en la danza del Quishpi, es un símbolo del mundo andino, escogido y seleccionado por nuestra cultura, en este caso de la danza, para ocultar en ella a un dios. 
 
Los antiguos peruanos no escogieron como alegoría que nos represente, ni a la paloma, ni al águila. Ni el oso ni al puma. Seleccionaron al cóndor; símbolo de grandeza, de fuerza y poderío.
 
5. Sin
un solo ruido
 
¿Por qué? En primer lugar, porque su vuelo es de altura, sidéreo y astral. Se eleva hacia regiones que ninguna otra ave puede llegar jamás. Conoce las elipsis del viento y se vale de ellas.
 
Sigue los cauces y las corrientes que abren las turbulencias y las tempestades. Es el más próximo a los dioses y a la eternidad.
 
Sus alas dan y recogen la energía de la gélida atmósfera; absorbe las partículas de calor y no las de frío que ella contiene. 
 
Vuela a ratos en círculos elípticos para alcanzar grandes alturas a las cuales no llegan otros seres vivientes. Y se lanza en plano inclinado por las quebradas, en vuelo o caída vertiginosa. 
 
A veces, pliega sus alas y se deja caer en descenso vertical, para recién abrirlas a pocos metros de tierra.
 
Alas inmensas que bate en una especie de rito divino, para posarse suavemente sin un solo ruido a ras de suelo. 
 
Es aerodinámico en toda su contextura.
 
6. Alza
el vuelo
 
El cóndor es de todos los climas y de todos los aires. Duerme en los andes, desayuna a la orilla del mar, almuerza en la Amazonía y cena en la zona yunga antes de recogerse a dormir en los picachos nevados. 
 
Domina el espacio, domina el mundo. Es el rey. No conoce fronteras geográficas ni límites telúricos. Trasmonta todos los climas: abarca los bosques y los desiertos, los roquedales y los sembríos; las nieves, los pajonales y los mares.
 
Vive en las cordilleras escarpadas, cerca de las nieves eternas, en las rocas y en los farallones alzados a pico sobre el pavor y el miedo, y los escoge por su altura y abruptuosidad. No comparte su hábitat. 
 
Es solitario como especie, austero y gélido, tiene alma de roca y de piedra. Pero a la vez de cielo cristalino, tal y cómo es el Perú.
 
La mirada del cóndor es vasta y profunda. Atalaya las cumbres, se eleva sobre otras miradas, abarca amplios horizontes y luego agudiza sus ojos en el lugar en que quiere fijarlos, casi siempre para atacar. Tiene amplitud, profundidad y praxis. 
 
Jamás el cóndor es domesticado. Puede permanecer cautivo pero no acepta la condición de ave de corral. Si se lo dejo libre inmediatamente alza el vuelo.
 
7. El dios
doliente
 
El cóndor no comparte sus días al lado de otras aves. Su relación es distante con las otras especies. Mira melancólicamente las casas de los hombres, que constituyen para él, un profundo misterio. Observa a la mujer, al anciano y al niño desde su atalaya, quizá sin poder comprenderlos. Pero se abstrae en ello, silencioso y gélido. Se ha acostumbrado a respetar a esos seres que ve celebrando fiestas o sumidos en los más grandes pesares.
 
Por eso, esta danza conmueve y estremece, tanto por el dios como por el cóndor, que ellos dos se involucren y se oculten en un baile enmascarado. El primero mimetizado en el cóndor y el segundo ya no aéreo sino como un ser de tierra. que acompaña en las procesiones a los santos cristianos; como en el caso de Santiago de Chuco a Santiago Apóstol, el obrero. 
 
Y que va limpiando el camino con su “bola” u ovillo para que pase el anda de aquel, al compás de la banda de músicos donde van lisiados, tullidos y deformes gemebundos. ¿Qué contradicción brutal es esta? ¿El cóndor barriendo el sendero, hecho de tierra, cascajo y polvo, del dios doliente y pesaroso? ¿No hay aquí una estrategia cultural del mundo andino, insumiso e irredento?
 
8. Piedra
que inaugura
 
Por lo menos, se pone de manifiesto una sabiduría, una compasión, un acto piadoso, el de un dios ayudando al otro dios, sufrido y padeciente. 
 
Aquel dios feliz ayudando a encontrar su camino al representante cristiano, que es una divinidad del dolor; sin dejarse engañar, aparentando ser ignaro, salvaje y sucio; esclavo a la vez, pero en el fondo ayudándole a alcanzar, al otro dios su sitial, a encontrar su camino, a resolver el problema de cómo afrontar el mundo y la vida.
 
La supervivencia del Quishpi Cóndor nos da un mensaje grande para el Perú actual, necesario para su esperanza y utopía. Cuál es que perviven, están vigentes, apenas camufladas, pero translúcidas, nuestras raíces y más caras esencias. 
 
Es esta danza una expresión heroica de la resistencia cultural en la vía de nuestra liberación. Dentro de esta perspectiva, el hecho de que perviva es, de por sí, asombroso: es una montaña que se convirtió en una piedra mimetizada en el camino.
 
9. cauta
y silenciosa
 
Es, a su vez, el pedrusco o el terrón de polvo hecho fuego, que puede convertirse, en cualquier momento, en promontorio, en roca que funda y en piedra que inaugura otra vez una cordillera señera.
 
Debemos reconocer no solo el heroísmo que se da en los campos de batalla sino en nuestros hechos culturales, porque mantener vivo a un dios no es simple ni fácil. 
 
El Quishpi Cóndor es la presencia de una fuerza ancestral para no perder el hilo de nuestra identidad, pendiente de construirla y hacerla vigente aquí y ahora. 
 
Es heroísmo no protagónico sino oculto, de quien se mimetiza, se sumerge en un sueño, en una visión y en una adoración, cauta y silenciosa.
 
10. Nuestra
esperanza
 
El Quishpi Cóndor es lo que está más allá de lo que se ve, oculta y aparenta. Es el laberinto en nuestras almas que esconden un tesoro. Es un conjuro, un sortilegio y una adivinanza. Vale por lo que representa. No es y sí es. 
 
Es el recipiente de una cosmogonía, de un cuerpo de creencias y de visiones del mundo. Y de fe en la vida, simbolizada no en un tótem: el cóndor, sino en un rito: la presencia delante de algo y detrás de todo.
 
Sentimos con ella que deben de haber herencias, legados, puentes, tan hondos y atroces como este. Que debemos estar atentos y conscientes de nuestras raíces. Y estar fuertemente sujetos y enlazados para mirar los abismos.
 
Y ahí sostenernos y hasta extasiarnos, para saber quiénes somos. Y a admirarnos en el hondo legado y ancestro que cada uno de nosotros representa. Al final, nos muestra que en el fondo de cada uno de nosotros habita palpitante una esperanza.
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
 
CONVOCATORIA
 
XV ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2014
 
LIMA:
MARTES 20
Y MIÉRCOLES 21
 
TRUJILLO:
JUEVES 22
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 23
SÁBADO 24
Y DOMINGO 25
DEL MES DE MAYO
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
http://spanport.byu.edu/faculty/GarciaM/new/CapuliXV.htm
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
dsanchezlihon@aol.com
 
 

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián