lunes, 30 de septiembre de 2013

SÁBADO 5 DE OCTUBRE: ADHESIÓN Y PARTICIPACIÓN DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA - MARATÓN DE LECTURA "LIMA LEE": LECTURA DE FASCINACIÓN, INTENSIDAD Y ÉXTASIS - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2013 AÑO
EVANGELIO VALLEJO DE LA SOLIDARIDAD
Y UNIVERSALIDAD DEL MUNDO ANDINO
 
SEPTIEMBRE, MES DE LA PRIMAVERA,
DE LOS DERECHOS CÍVICOS
DE LA MUJER, EL NIÑO Y LA FAMILIA
 
*****
 
PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
VALLEJO
EN EL ALMA
 
CARTOGRAFÌA
DE UN VIAJE COSMOCÉNTRICO
A LA TIERRA DE CÉSAR VALLEJO
RÓGER RUMRRILL
 
RECITAL
DE FREDERIK
SOTOMAYOR CARRANZA
 
MIÉRCOLES 2 DE OCTUBRE
6.30 PM.
CASA DE LA LITERATURA PERUANA
ANTIGUA ESTACIÓN
DESAMPARADOS
 
*****
 
ADHESIÓN Y PARTICIPACIÓN:
 
TERCERA  MARATON
DE LECTURA LIMA LEE
 
5 DE OCTUBRE
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
EN EL PARQUE DE LA EXPOSICIÓN
DE 14 HORAS A 17 HORAS
 
OTRAS SEDES PARALELAS:
 
– PARQUE DE LA EXPOSICIÓN
– PARQUE CAPAC YUPANQUI
– PARQUE WIRACOCHA
– PARQUE HUÁSCAR
– PARQUE SINCHI ROCA
– CASA DE LA LITERATURA PERUANA
– SALA DE LECTURA INFANTIL
DEL MUSEO METROPOLITANO DE LIMA
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 420-3860
99773-9575
 
capulivallejoysutierra@gmail.com
dsanchezlihon@aol.com
 
 
*****
 
SÁBADO 5 DE OCTUBRE
 
ADHESIÓN Y PARTICIPACIÓN
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
 
MARATÓN
DE LECTURA
LIMA LEE
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
LECTURA DE
FASCINACIÓN,
INTENSIDAD
Y ÉXTASIS
 
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
Leer
es la forma más absoluta
de la libertad
 
 
1. Misterio
y pasión
 
No se lee única, ni exclusivamente, ni siquiera de manera principal ni prioritaria, para comprender. La mejor lectura es de fascinación, intensidad y éxtasis, así como se juega, se danza o se ama.
 
Resultan entonces limitantes y a la postre nefastas todas aquellas propuestas de lectura comprensiva que se la puede clasificar como lectura rentista en función de la compraventa o del producto. 
 
También hay el afán de hacerla lectura funcional, convirtiendo así la sublime lectura en un mecanismo de ganancia y hasta mejor diríamos de ganadería.
 
La comprensión lectora vale sólo para un tipo o clase de textos, cuales son los de naturaleza argumentativa, en donde se presenta o exponen ideas o proposiciones; pero un vasto universo, el más pródigo y fecundo, no son textos expositivos sino recreativos, de exaltación, de misterio y pasión.
 
2. Más
al fondo
 
Mucho de lo mejor escrito es extraordinariamente pasional que queda más al fondo, más allá, más adentro, y también más cerca de lo que es nuestro centro y totalidad, de lo que se puede comprender. 
 
O sencillamente es otro universo, es conjuro sublime, como en realidad es un poema, un mito o un cuento. ¿Cabe someterlo a un proceso de comprensión, como empieza a imponerse que el niño siga? ¿O simplemente hay que vivirlo?
 
Si todo lo reducimos a comprensión ¿dónde queda la lectura por gusto, por ganas y por el hechizo de perderse para encontrarse, de reprobar para redimirse, de extraviarse para descubrirse por mundos ignotos? La lectura por aventura, y la más poderosa aún: por rebelión, o la otra de salvación. ¿Cómo, pues, quedarían? 
 
Lectura para salir de todo, por contravenir lo que dice el libro o el texto escrito, por liberarse, por indagar más allá de toda norma y de todo canon, ¡esa es la que importa!, hechos que están mucho más al fondo de lo que puede abarcarse con la comprensión lectora.
 
3. Mejor
así
 
No sometamos la lectura ni a técnicas, ni a esquemas. Ella ha sobrevivido porque es libre, impredecible y hasta chiflada. Ella misma no sabe adónde va, o si se queda o si se vuelve, si se encuentra o se pierde. 
 
Lectura desprovista de razón, casi siempre con una moral por conquistar o construir. Esa sí importa porque está llena de coraje, de impulso y de pasión. La lectura tiene que ser de subversión siempre. No tratemos de hacer del águila o el albatros un ave de corral.
 
La lectura que quizá no comprende nada sino que lo mejor lo asume por instinto para cambiarlo y trastocarlo todo, ¡esa es la lectura de fascinación, intensidad y éxtasis! Pero alguien podría argüir, contraponer y retrucar, diciendo que: si la lectura no es para comprenderla ¿entonces para qué es? 
 
La respuesta es simple: para vivirla. ¿No es mejor así? Porque se vive maravillado, la mayoría de veces sin comprender la vida, ni intentar conocerla, que si la conociéramos ya no interesaría vivirla.
 
4. Encumbra
la vida
 
Usted, acaso, ¿cuándo mayor plenitud e intensidad de vida alcanza? ¿Cuándo comprende algo? ¡No! Entonces, ¿por qué reducir la lectura a procesos de comprensión?
 
 No es necesario comprender la lectura para gozarla plenamente como tampoco es necesario comprender la vida para vivirla intensamente. 
 
Incluso, la vive mejor quien no hace esa racionalidad, como ocurre en el caso de un niño. Él no se detiene a comprender la vida, pero no deja de vivirla y hasta de gozarla hasta su néctar más íntimo. 
 
Es más, mientras menos la comprenda mejor, mientras menos la elucubre y racionalice mejor, porque así vivirá de manera más natural y encantada. 
 
Y ahí está la clave para una feliz relación con la lectura. ¡Tanto o más que lectura comprensiva, abogamos entonces aquí por la lectura de encanto, de fascinación y aquella que encumbra la vida!
 
5. Es
para liberar
 
La lectura, como la vida, señor, señora, se da para arroparse, cubrirse o desnudarse con ella. Para compartir confidencias: callar si todo es hondo, vasto y solemne. Se da para realizarse plenamente en su entraña alucinada.
 
Para embriagarse de ella. Para ser buenos. Para admirar la belleza. Para extasiarse ante el misterio. Para embelesarse en un paisaje que existe en el fondo de su textura deslumbrante. 
 
Lectura para admirar, para adorar, para reverenciar. Que se eleva sobre todo lo ordinario y pedestre como es toda lección, principalmente aquellas categorías del mundo de las elucubraciones, de las conciencias atosigadas por la culpa y de las tecnologías avasallantes, que tratan de imponernos fórmulas y esquemas de cómo hay que leer.
 
O algo peor aún: aquella lectura dictaminada por miedos, pavores o simplemente por acaparar intereses mezquinos, como es cualquier tipo de poder, cuando la lectura es para liberar a hombres y pueblos.
 
6. Sus mejores
capullos
 
De allí que será desalentador, para niños y jóvenes, someterlos en este o en cualquier momento a ensayos y ejercicios continuos, rígidos y hasta agresivos sobre prácticas de comprensión lectora. 
 
Como trabajo formal han de lograr hacerlo bien y hasta dominar ese proceso rutinario para salir de las vigilancias y los controles ominosos. 
 
Quizá les resulte interesante acertar en señalar cuál es la idea principal y cuál la secundaria, las proposiciones uno, dos, tres; o la tesis implícita en el texto; o los conectores aditivos, concesivos o conclusivos, pero siempre será un juego o un deporte superfluo, banal y claudicante en relación al prodigio que es la lectura.
 
Lo que sí es seguro es que los ahuyentará como lectores frecuentes, comprometidos y gozosos para toda la vida, y tan pronto termine la vigilancia escaparán hacia los lugares abiertos y pródigos de la vida en donde esta nos ofrezca sus mejores capullos de flores recientes y verdaderas.
 
7. Y,
a la vez
 
Como se la viene proponiendo, la lectura comprensiva se la rotula lectura funcional, lectura crítica, o lo que mejor convenga e impacte a fin de vender y venderse mejor. En lo que terminará es en convertir a la inocente y virginal lectura, a este ser espléndido, en un acto mecánico y operativo, sometido al imperio y predominio absoluto y omnímodo de la razón.
 
Lejos quedará la lectura como una manera de hacerle honor a la vida, como un estado de gracia y el compromiso de hacer de la existencia una epopeya; de cambiar el mundo para que se parezca más a los sueños que toda legítima lectura alberga. 
 
No nos detengamos en la lectura de alcance medio, porque mientras más lejos se proyecte el acto de leer la lectura será más fecunda. 
 
No nos detengamos en la lectura instrumental, al servicio de nociones o proposiciones, sino asumámosla como un reino de promisión en donde la vida entona su canción más bella, audaz, invicta y, a la vez, inmarcesible.
 
8. Por eso
creo
 
Por eso, mientras más hacia lo incógnito e incognoscible se proyecte, mejor. Mientras más deje de ser funcional y rentista será más luminosa. Mientras menos la aprisionemos en jaulas a estas aves canoras será más luminosos su plumaje y más bello su canto.
 
Ella tiene que estar henchida de significados, encontrando la maravilla, el encanto y la fascinación de vivir, motivados y extasiados ante todo lo que existe. Y, es más, en el espacio de la escritura y la lectura se tiene que crear todo lo que no existe y que hace falta por develar. 
 
Esa es su función trascendente: complementar el mundo creado con aquello que incluso lo puede sustituir. Por eso, creo que los eruditos no leen sino ostentan.
 
Por eso creo que los funcionarios que desde sus gabinetes alzan los puños amenazando que los niños tienen que comprender no leen en absoluto, ni siquiera su conciencia y tampoco saben de gustos y sabores. Y en realidad no aman la lectura ni aman a los niños.
 
9. Hacia
el infinito
 
Creo que los que esgrimen razones, muy seguros de sí mismos, no leen porque la lectura es turbación, perplejidad y asombro.
 
Los que dictan cánones no leen sino someten. Ni siquiera gobiernan ni ordenan bien sino que dictaminan y coaccionan.
 
Porque, con la lectura hay quienes pretenden dominar sobre los cuerpos a través de los sentidos, ideas y pensamientos, para apoderarse de nuestras almas.
 
Porque: ¿qué son las letras alineadas en renglones sino barrotes, fierros tendidos y prisiones? 
 
En todo caso, apenas manchas trazadas linealmente y en ringleras sobre el papel para ser encarcelarlos. 
 
De allí que la mejor lectura se realice sobre la página en blanco o mirando hacia el infinito por la ventana.
 
10. Bueno
es leer
 
Lo prodigioso es que de aquella sequedad de las letras alineadas –más pavorosa que la celda de un condenado– entresaquemos historias, ideas, circunstancias, fuegos fatuos, fiestas prohibidas, arrobamientos y maravillosas utopías. Es decir: todo.
 
Bueno es leer, porque al leer se rasgan los cielos para que la lluvia caiga, broten las flores y maduren los frutos.
 
Bueno es leer, porque es un prodigio tratar de cambiar el mundo con la lectura como arma y campo de batalla.
 
Bueno es leer para abrir las puertas aún cerradas de lo ignoto,  para saber quiénes somos y qué misión hemos venido a cumplir sobre la faz de la tierra.
 
Bueno es leer para dejar la inmediatez, ir a la acción y hacernos eternos.
 
Bueno es leer para luchar, redimir el mundo y crear un mundo mejor, como lo consideró César Vallejo, quien en España, aparta de mí este cáliz, consigna:
 
11. El ombligo
a cuestas
 
PEQUEÑO RESPONSO
A UN HÉROE
DE LA REPÚBLICA
 
Un libro quedó al borde de su cintura muerta,
un libro retoñaba de su cadáver muerto.
Se llevaron al héroe,
y corpórea y aciaga entro su boca en nuestro aliento;
sudamos todos, el ombligo a cuestas;
caminantes las lunas nos seguían;
también sudaba de tristeza el muerto.
Y un libro, en la batalla de Toledo,
un libro, atrás un libro, arriba un libro, retoñaba del cadáver.
Poesía del pómulo morado, entre el decirlo
Y el callarlo,
Poesía en la carta moral que acompañara
a su corazón.
Quedóse el libro y nada más, que no hay
insectos en la tumba,
y quedó al borde de su manga el aire remojándose
y haciéndose gaseoso, infinito.
Todos sudamos, el ombligo a cuestas,
también sudaba de tristeza el muerto
y un libro, yo lo vi sentidamente,
un libro, atrás un libro, arriba un libro
retoñó del cadáver ex abrupto.
 
   
Texto que puede ser reproducido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 420-3860
 
dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 

FELIZ CUMPLEAÑOS MAESTRO PERUANO SEGUNDO VARA BALCAZAR - NOTAS DEL RECUERDO

.

L.U.R.Í.N

SEGUNDO VARA BALCAZAR,


AMOR A LA POESIA DE VALLEJO CON PERSEVERANCIA Y FERVOR

Por Luis Albitres Mendo

Con gran éxito se llevó a cabo el IV FESTIVAL VALLEJO en el Colegio Nacional José Faustino Sánchez Carrión de Lurín, bajo la dirección de Segundo Vara Balcázar, profesor de Literatura y arte, eximio declamador y actor sobresaliente. Somos testigos de cómo el profesor Vara se transforma y nos transporta a espacios de un impacto emocional fuera de lo común cuando declama los poemas de ESPAÑA APARTA DE MI ESTE CALIZ , de POEMAS HUMANOS y de TRILCE.

Con mucho sacrificio y entrega el profesor Vara, ayudado por los alumnos que reciben sus enseñanzas en diferentes secciones de educación secundaria y se identifican con los ideales vallejianos, ha logrado impregnar en los padres de familia la importancia del festival de Platos Típicos de Santiago de Chuco, tierra de César Vallejo.

Segundo Vara Balcázar, conocido por su transparencia e integridad ha contagiado su admiración y fervor hacia Vallejo, el amor a su poesía, la que exalta en el valioso Concurso de Declamación de la Obra Vallejiana.

FASCINACION POR VALLEJO

Mención aparte merecen los cuatro cartelones donde se exhibían plurales muestras de afiches. Todos referidos a Vallejo y sus poemarios. Las imágenes publicadas en los cartelones que estaban a la vista para ser observadas por todos, proclaman a los cuatro vientos la fascinación por la poesía de Vallejo que este predestinado profesor va sembrando en el alma de sus alumnos.

Se dictaron talleres para alumnos interesados en arte y literatura. En danzas animaron los sentidos las poetas Anatolia Aldave y Verónica Solórzano, copando la atención de los presentes. Sonoros aplausos y entusiastas vivas no se hicieron esperar. Siguió luego el Concurso de Declamación con una competencia de barras que fue un duelo paralelo entre las secciones participantes.

Debido a la excelente calidad de los concursantes de Platos Típicos los profesores y poetas integrantes del Jurado tuvieron serios problemas para declarar a los ganadores. Finalmente optaron por un primer, segundo y tercer puesto, pero en realidad todos merecieron los premios. La patasca o el shambar, el cuy shactado o la gallina guisada estuvieron sumamente sabrosas, lo mismo los riquísimos postres en base a mazamorra de calabaza, lo que en Cajamarca y Trujillo llamamos chiclayo, también los alfajores de manjar blanco.

Fue muy agradable la gentileza con que las madres de familia del concurso y sus hijos estudiantes ofrecían sus potajes. Una prueba que la bondad humana sí existe. El secreto está en saber estimularla. Y aquí interviene el papel de Vallejo: "la poesía y el arte humanizan al hombre".

Todas las actividades culturales que se llevaron a cabo el 30 de abril último, coadyuvaron para recordar a Vallejo, exaltar su nombre, y por supuesto realzaron su grandeza poética.

Asistieron personalidades del arte y la literatura:

- Movimiento Cultural CAPULI, VALLEJO Y SU TIERRA: César Vallejo Infantes, Ramón Noriega Torero y esposa, Elsa Morales, Raúl Chávez, Lidia Vásquez Ruiz, Vicky Chamorro, José Cruzado y su señora madre.

- Sociedad Universal de Artistas y Literatos (SUAL): Angel Edgardo Chirinos Lavander, Luis Idelso Albitres Mendo y Armando Azcuña Niño de Guzmán.

- Asociación de Escritores y Poetas Ancashinos (AEPA): Anatolia Aldave, Verónica Solórzano y Áureo Sotelo.

Fueron premiados los afiches más artísticos y los que poseían mejor proporción, armonía y estética, tanto en las letras, imágenes y fondos, amén del mensaje de los textos escogidos. Por supuesto también se evaluó el color y el diseño.

Por lo visto y oído, este año el evento cultural FESTIVAL DE VALLEJO, ha superado todas las expectativas, tanto en creatividad como en formato y presentación. Como nunca los pequeños quioscos, llamados también tambos o pascanas, estuvieron adornados de diferentes maneras. Cada cual inventó sus propios atavíos, a cual más llamativo, creativo o colorido. Retratos de Vallejo, bayetas peruanísimas, tapices con diseños andinos etc. Todo se llevó a cabo con gran suceso y los niños y jóvenes al final del acto con mucha disciplina y escuchando la voz del maestro Segundo Vara, se esforzaron en dejar todo limpio y ordenado. Como debe ser.

En suma, una auténtica fiesta de camaradería, amor a la poesía de Vallejo y al arte. Valoramos en el liderazgo de Segundo Vara Balcázar, su espíritu emprendedor, la sublimación de su trabajo y su entrega incondicional en bien de la juventud.

Mis congratulaciones más sinceras a todos los participantes, con la seguridad de que el próximo año esta fiesta del espíritu seguirá floreciendo

IV FESTIVAL "VALLEJO EN LOS PATIOS Y LAS AULAS" EN LURÍN

INSTITUCIÓN EDUCATIVA "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN"

IMÁGENES: LIDIA VÁSQUEZ RUIZ



.

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina

SÁBADO 30 DE ABRIL, 2011
MAGNO EVENTO EN LURÍN. 9 AM

IV FESTIVAL VALLEJOEN EL PATIO Y LAS AULAS

.

.
EN LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN
.
PLAN LECTOR, PLIEGOS DE LECTURA

UN FESTIVAL ÚNICO EN EL MUNDO


Por Danilo Sánchez Lihón

1. Este festival abarca

Segundo Vara Balcázar es miembro pleno e integrante nato del movimiento Capulí, Vallejo y su Tierra, declamador insigne de los poemas de César Vallejo, hombre de teatro, profesor de Educación Secundaria, amante de Chuco, tierra natal del poeta autor de Trilce y quien bajo el estandarte de Capulí, Vallejo y su Tierra organiza desde hace cuatro años consecutivos el Festival Vallejo en Lurín, que se presenta este año, 2011, en su cuarta versión.

Este festival abarca:

a. Talleres Culturales.
b. Conferencias Generales.
c. Concurso de Declamación de Poemas de César Vallejo.
c. Festival de Platos Típicos del pueblo Chuco, tierra natal de César Vallejo.
d. Concurso de Tambos sobre la Cultura Chuco, sus costumbres y tradiciones.
e. Presentación de Canto y Danza. Exposición de Cuadernos de Arte. Exposición de Dibujos.


2. La cultura popular

Este Festival es único en el mundo en relación a un poeta como César Vallejo, y solo alcanza a tener explicación su extraordinaria hermosura si buscamos asidero en la grandiosa riqueza cultural de un ancestro mítico como es el mundo andino del cual somos directos herederos.

Sin dejar de lado ni desestimar las actividades y dinámicas académicas, el centro es la comida del pueblo Chuco: la degustación sin costo alguno de sus potajes, sus bebidas, sus dulces y manjares, sus panes, bizcochos y frutas y todo ello reproduciendo los ritos culinarios de aquella cultura ancestral.

¿En qué parte del mundo se puede ver algo así? Y digo el centro es la comida porque no dejan de haber otras manifestaciones culturales como las ya enunciadas, aparte de una copiosa interacción humana en un marco y ambiente educativo, pedagógico y cultural.

Y es que Capulí, Vallejo y su Tierra no solo cultiva el nivel académico en el desarrollo de sus actividades sino lo mejor de las expresiones de la cultura popular, como esta actividad que ya forma parte de toda la programación de la Institución Educativa José Faustino Sánchez Carrión de Lurín.


3. Cómo enseñar a Vallejo

Todo ello gracias también al apoyo que ha sabido brindar la dirección del plantel y la plana docente y administrativa de ese enorme Colegio Secundario de nuestro país. Este año se juramentará como siempre a un nuevo contingente de jóvenes de esa institución que militarán bajo el nombre de Voluntarios de Vallejo a fin de formarlos como líderes en la organización de diversas actividades.

Para Capulí, Vallejo y su Tierra este certamen es la concreción de una inquietud y un anhelo largamente abrigado, cual es: ¿Cómo trabajar con Vallejo en los centros educativos? O más concretamente: ¿Cómo enseñar a Vallejo en las aulas, que no sea el encasillamiento académico? Ahora, después de cuatro años de la realización del Festival Vallejo en Lurín, la respuesta, que se sintetiza así:

Compartiendo, sintiéndose unidos, solidarios, prometiéndonos amarnos, probando los frutos de la tierra y conectando con nuestras tradiciones, desenvolviendo una cultura de fiesta del alma o del espíritu en base a la fraternidad humana, y dentro de todo ello la dimensión intelectual, cognitiva y técnica que en la programación de este evento lo ofrecen las conferencias y talleres.


4. El tamal serrano

Para que se aprecie la magnitud de este certamen, el año pasado no fueron menos de 50 Tambos de la Cultura Chuco, ubicados en los diversos patios de aquel gigantesco plantel escolar.

¿No es esto inmenso si consideramos que allí nada se vende sino que todo se ofrece fraternalmente?

En cada tambo se presenta comida, expresiones artísticas, dibujos, poemas de Vallejo, ceramios de la cultura Chuco. Y decimos Chuco porque a esta tierra linda que se llama Santiago de Chuco durante siglos se la ha llamado Santiago y ya es tiempo de reconvertir la colonia en liberación y de volver a llamarla con su nombre originario: Chuco.

Allí encontraremos el cashallurto, el picante de cuy, el pato con arroz, la patasca con ají amarillo, el shambar, el quesheste, la chochoca. De bebidas, la infaltable chicha de jora, la aloja, los mates de panisara, limoncillo y toronjil. El tamal serrano, las humitas, las mazamorras de trigo. El pan de yema, los bizcochos, las semitas. Frutas como el puru-puru, las guayabas y el infaltable capulí.


5. Se reúnen desde antes

Es hermosa la imagen de ver en los tambos que se muestran las ollas en donde los potajes han hervido, los manteles típicos, los utensilios del lugar.

Y ahí los niños para dar explicación a los visitantes del tambo, con sus uniformes, sus distintivos, sus atuendos típicos, cada uno con una lección aprendida sobre César Vallejo y la cultura Chuco. Y detrás las madres y los padres en grupo y en conjunto esperando a los visitantes con orgullo, con amabilidad, con encanto.

Hay madres que han viajado a conocer cómo se preparan los platos en la tierra de origen. En otros casos han contratado para que venga de allá una o más señoras a enseñarles a hacer la comida.

En otros casos se han averiguado en los mercados o entre el vecindario quién es de Chuco y a ellas han pedido las recetas, y es más: las han contratado para que aquel mismo día del festival vengan de madrugada a preparar este y el otro potaje respectivo. Para hacer posible esto los grupos de padres se reúnen desde antes, debaten, conversan, acuerdan.


6. Lo sienten suyo

Segundo Vara Balcázar pasa del asombro a la reflexión, diciendo:

“La verdad no me explico el éxito alcanzado por el festival, que concita una participación entusiasta y generosa de todos los padres con sus hijos. Porque esta es una actividad voluntaria, en donde yo les digo, desde el principio a los jóvenes y a sus padres, que no es obligatorio hacerla, que si no la hacen no afecta en disfavor en la calificación o en la nota del niño o del joven, para nada. Pero aún, puntualizándoles eso, todos quieren hacerlo. ¿Por qué? Solo encuentro una explicación: el amor a Vallejo".

Y estoy de acuerdo con la explicación que él da, porque cada peruano siente a César Vallejo como suyo, como propio, como un ser de su casa. Como un poeta que se identifica con su dolor.

Le explico, y el asiente, que además de esta explicación, con la cual estoy completamente de acuerdo, hay otras:

Sienten que ellos son él, Vallejo, en los momentos más sinceros, descarnados y dramáticos. No es al amor a alguien ajeno, sino así mismos.


7. Llama votiva

Sienten que él está purificado por el sufrimiento, que no es un gringo, que no se valió de falsedades para escalar, que su celebridad es auténtica, que fue escrupuloso y no cedió a la seducción de la fama ni del dinero y que rechazó el relumbre falso y traidor del éxito.

Además de aquella identificación con César Vallejo creo que el éxito de este Festival Vallejo en Lurín, es la comida que es una de las grandes creaciones de nuestro Perú profundo.

Y en torno a ello todo lo que se da cuando de comida se trata en nuestro pueblo, desde la llama votiva del fogón hasta la ocasión que se celebra, cual es la de juntarse y compartir.

Y en ello la solidaridad, que en este caso se trama en razón de un lazo muy tenue, y que la sabiduría de un pueblo milenario lo hace fuerte, cual es: la unión de familias enteras de padres que tienen sus hijos en un centro educativo y que saben que es una ocasión fugaz que no pueden desperdiciar para conocerse, ser amigos y compartir.


8. Erigen la casa

El lazo no es una familia de sangre en una casa materna o paterna, que se da como una relación impuesta e ineludible. Tampoco es de personas unidas por una situación laboral, sindical, social o de cualquier otro tipo. No. Es de familias de alumnos y alumnas de un colegio nacional.

Es en razón de ese vínculo que las personas lo aprecian, porque es débil y que ven como una posibilidad de vencer lo fugaz y contingente con la vida fraterna.

Siendo el otro anclaje el reunirse para cocinar, para preparar los alimentos, y en torno a ello se tejen los demás hilos prodigiosos de una relación que no se resigna a ser fugaz y que nos ofrece la vida.

En donde los varones o papás tienen su rol, cual es preparar todo aquello que la comida o el fogón comunitario convoca, como es erigir la casa, el quiosco, la tienda donde aquello ha de exponerse y presentarse. Y velar el tambo.


9. Desayunados todos

Entonces levantan los fierros, los maderos, tienden la carpa, los telones y hacen la choza. ¿De dónde consiguen los materiales? Los prestan de uno y otro lado, trazan una idea, le dan forma y erigen la casa animada con lo único que nos salva: la generosidad.

Porque allí nada se vende, no circula dinero, pese a que cuesta mucho preparar todo ello. Todo se sirve gratuitamente por la alegría suprema de compartir, nada es comercial, todo se ofrece, obsequia y se regala. Y esto es esencialmente Vallejo, cuando dice:

Ya nos hemos sentado
mucho a la mesa, con la amargura de un niño
que a media noche, llora de hambre, desvelado...
Y cuándo nos veremos con los demás, al borde
de una mañana eterna, desayunados todos!

Con este festival y otras actividades realizadas en los últimos días como nuestra presencia y adhesión a la magna actividad realizada por la Universidad Alas Peruanas en el auditorio de Petroperú, el viernes 15 de abril y el Recital de Poesía del Pómulo Morado que tuviera lugar el día sábado 23 de abril al pie del monumento a Vallejo en la cuadra tres del Jr. Huancavelica.


10. La diáspora Capulí

Con ello se hace evidente otra característica de Capulí, Vallejo y su Tierra, cual es: que es un crisol, una diáspora, un poliedro de voluntades.

En él cada participante tiene capacidad de iniciativa, desarrolla una faceta y hace aquello que su intuición de la realidad le dictamina a poner en ejecución, como en este caso lo ha alcanzado a concretar Segundo Vara Balcázar.

Amigos, paisanos, profesores, ciudadanos en general: integremos la presencia de Capulí, Vallejo y su Tierra ese día, involucrémonos en esta manifestación de lo mejor de nuestra cultura.

Llamemos a Segundo Vara, al teléfono 994836801 e inscribámonos para desarrollar algún taller y solicitar mediante él los materiales que deben traer los niños y jóvenes.

Participemos como jurado de los platos típicos de la tierra donde nació César Vallejo, de los tambos que se levantarán el día sábado 29 de abril en el Colegio José Faustino Sánchez Carrión de Lurín.


11. Utopía hermosa

Seamos ordenados en todo esto. En años pasados muchos grupos de padres, niños y jóvenes quedaron defraudados porque el jurado no alcanzamos a pasar por todos ellos. ¡Eran tantos!

Nuestro abrazo emocionado y nuestra gratitud a Segundo Vara Balcázar. Y que este festival se consolide para siempre en el tiempo y en el corazón de todos los peruanos, porque concreta en parte la utopía hermosa que César Vallejo nos dejara en Telúrica y magnética, y que Capulí, Vallejo y su Tierra ha levantado en alto, cuando dice:

¡Papales, cebadales, alfalfares, cosa buena!
¡Cultivos que integra una asombrosa jerarquía de útiles
y que integran con viento los mujidos,
las aguas con su sorda antigüedad!
¡Cuaternarios maíces, de opuestos natalicios,
los oigo por los pies cómo se alejan,
los huelo retomar cuando la tierra
tropieza con la técnica del cielo!
¡Molécula exabrupto! ¡Átomo terso!
¡Oh campos humanos!


RECUERDOS DEL III FESTIVAL
.
.

LOS NIÑOS DE LURÍN
.
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo).
.
Una de las actividades culturales que marcó mi vida para bien, fue el TERCER FESTIVAL EN HOMENAJE A CÉSAR VALLEJO, realizado el 24 de abril del 2010 en la institución educativa "José Faustino Sánchez Carrión" de Lurín / LIMA.
.
Allí pude constatar lo que viene logrando el trabajo tesonero del MAESTRO, POETA Y DECLAMADOR NACIONAL SEGUNDO VARA BALCÁZAR, integrante del Movimiento Cultural "CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA".

Segundo Vara Balcázar.

A las 7 de la noche del sábado 10 de abril del 2010, estando en el AULA CAPULÍ (Jr. Tacna Nº 118 - Miraflores), fui invitado por el escritor Danilo Sánchez Lihón para participar de un taller de narrativa en dicho festival. La cita fue programada para estar a las 9 de la mañana del 24 de abril en el colegio José Faustino Sánchez Carrión (Cuadra 5 del Jr. Castilla - Lurín)..
.
Aula Capulí - 7 P.M. del 10 ABR 2010.

El día programado llegué al Aula Capulí a las 7 de la mañana, y junto a los escritores: Florencia Jesús Roldán Liñán y Javier Cotillo Caballero, viajamos a Lurín, arribando al colegio antes de las 8, encontrando a los alumnos, padres de familia y al maestro Segundo Vara Balcázar dando los últimos toques al escenario del festival, después de una noche en vela.


Fue gratificante apreciar los hermosos afiches confeccionados a mano por los maestros, alumnos y padres de familia, ídem los potajes nativos de Santiago de Chuco, tierra de César Vallejo.

Maestros, padres y niños sabios, porque sabios no son aquellos que indican el lugar de exhibición de las mejores obras manuales e intelectuales o el sitio donde se saborean los mejores potajes, sino los que crean o los preparan con los mejores ingredientes del mundo: el sentimiento, el intelecto y la dedicación, sin esperar muchas veces nada a cambio.
.
No sé si los funcionarios del Ministerio de Educación habrán visitado esta fuente inagotable de enseñanza / aprendizaje, ubicada a unos cuantos kilómetros de la Capital de la República; si no es así, una visita será de gran valor para su labor de planeamiento educativo.

Colegio humilde en su estructura material, pero con una gran fortaleza espiritual. Sus instalaciones me recordaron a los modestos colegios de las altas cumbres donde el Estado tarda siglos en llenar.

Ojalá que alguna ONG, de las miles que apoyan estos esfuerzos ejemplares, acudan a este centro del saber y les extiendan sus manos generosas a los niños de Lurín, que son un bello ejemplo para el mundo.


.
4 imágenes de los últimos preparativos para el inicio del festival
.
De 9 de la mañana a las 2 de la tarde se desarrollaron talleres culturales, conferencias, concurso de declamación de poemas de César Vallejo, exposición de platos típicos de Santiago de Chuco, concurso de tambos sobre la Cultura Chuco, sus costumbres y tradiciones, presentación de canto, teatro y danza, exposición de cuadernos de arte y de dibujos.

También participaron activamente de la jornada cultural: Lucy Martínez, Emy Gamboa, Elizabeth Muñoz, Gilmer Rodríguez, Javier Cotillo, Armando Azcuña, Luis Albitres, Raúl Chávez, entre otros integrantes de Capulí Vallejo y su Tierra.
.
Durante el taller de narrativa que tuve el privilegio de compartir, me agradó sobremanera la buena disposición de los alumnos, pero sobre todo enterarme del inmenso amor que le profesan a César Vallejo, a quien rindieron emotivo homenaje, y a José Faustino Sánchez Carrión, nombre que con orgullo lleva el colegio.
.

José Faustino Sánchez Carrión y César Vallejo


El alumno Carlos dijo que ambos personajes ilustres nacieron en el departamento de la Libertad y vivieron su niñez y adolescencia en los Andes a 3200 metros sobre el nivel del Mar, cuando Santiago de Chuco formaba parte de Huamachuco, tierra de grandes hombres que contribuyeron al desarrollo del Perú, como Ciro Alegría Bazán, Abelardo Manuel Gamarra Rondó "El Tunante", Felipe y Abraham Arias Larreta, Carlos Miñano Mendocilla, Artemio Zavala, Luis Felipe de la Puente Uceda, Santiago y Julio Pereda Hidalgo. Inclusive recordaron que en Huamachuco, el coronel huanuqueño Leoncio Prado escribió la página más sublime de amor al Perú.
.

De nuestro Vate Universal César Vallejo cada quien evocó parte de su obra literaria: Paco Yunque, El Tungsteno, La Piedra Cansada, Fabla Salvaje, Hora del Hombre, Los Heraldos Negros, Poemas Humanos, Nómina de Huesos, Hacia el reino de los Sciris, Sermón de la Barbarie, España aparta de mí este Cáliz, entre otros.
.
Manuel comentó que José Faustino Sánchez Carrión nació en Huamachuco en febrero de 1787, quedando huérfano de madre a los 7 años, de ahí que su infancia fue triste y dura. Estudió en el Seminario de Trujillo y luego leyes en el Convictorio San Carlos de Lima, donde también fue maestro. .
Pedro, otro alumno del grupo agregó que José Faustino era conocido como el SOLITARIO DE SAYAN y que en su calidad de diputado redactó el proyecto de la primera Constitución Política del Perú en 1823, creó la universidad nacional de Trujillo y la Corte Suprema de Justicia. .
Carlitos, el alumno más pequeño, dijo que José Faustino Sánchez Carrión, fue el asesor principal de Simón Bolívar, ministro de relaciones exteriores y jefe civil del Ejército Libertador. Que muy enfermo dejó la ciudad de Lima para recuperarse en Lurín, donde murió el 2 de junio de 1825 a la edad de 38 años.

José Faustino Sánchez Carrión
.Conocí gran parte de la vida y obra de José Faustino Sánchez Carrión durante mi visita en abril último a la universidad de Huacho, que lleva el nombre del Prócer, mas la intensidad del sentimiento de los niños de Lurín, me hizo recapacitar acerca de la enorme riqueza espiritual que subyace en la hoja de vida de cada uno de los grandes hombres del Perú, ejemplos sagrados que debemos emular en todos los actos cotidianos..
.
Ya cuando salíamos del aula para participar del recital, un alumno me preguntó: . - ¿Verdad que la dulce Rita de junco y capulí, del poema Idilio Muerto, es la mamá del gran revolucionario Luis de la Puente Uceda?.
- ¿Y cómo se ha enterado?, inquirí con cierta sorpresa.

- En un relato del escritor Danilo Sánchez Lihón donde narra la vida del sobrino más querido de César Vallejo, que lleva su mismo nombre, es hijo de su hermano NESTOR. Está en el blog CHIQUIÁN QUERIDO, la dirección electrónica nos ha proporcionado el maestro Segundo Vara -muy emocionado al escuchar el nombre de mi pequeño espacio virtual, le dije: .
- El 20 de mayo viajaré a Santiago de Chuco y averiguaré un poco más sobre la fuente de inspiración de Idilio Muerto, que fue el primer poema que leí de adolescente. Por favor, deme su correo y le escribiré -el niño me dio un fuerte abrazo, bello regalo que recibí en Lurín aquel mediodía del 24 de abril. .
Al pie, imágenes recientes de dicho ofrecimiento:

Casa de Rita Uceda en Santiago de Chuco - Foto: 23 MAY 2010

Puerta de la casa de César Vallejo en Santiago de Chuco - Foto: 22 MAY 2010

Casa de César Vallejo en Santiago de Chuco - Foto: 23 MAY 2010


GALERÍA FOTOGRÁFICA

.
TERCER FESTIVAL EN HOMENAJE A CÉSAR VALLEJO


EDUCACIÓN EDUCATIVA "JOSÉ FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN"


LURÍN - 24 ABR 2010

Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)



TALLERES


RECITAL POÉTICO Y CANTO



CEREMONIA DE JURAMENTACIÓN
.
A CARGO DEL ESCRITOR JAVIER COTILLO CABALLERO (JACO)
.


TEATRO



DANZA: LOS PALLOS DE SANTIAGO DE CHUCO



POTAJES TÍPICOS DE SÁNTIAGO DE CHUCO




.
.

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

WET - ADAMO - QUIERO

WET - DÓNDE ESTARÁ MI PRIMAVERA

NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

APAGA LA LUZ

ESPÉRAME - LOS DOLTONS

Chiquián - Oswaldo Pardo Loarte

NIEVES ALVARADO

ESTRELLITA DE POMABAMBA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

WAYAYAY

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Chiquián